Mayor administradora de activos en Europa planea aplicar políticas responsables a todas sus inversiones

EolicaWEB

Imagen referencial de un Parque Eólico en Chile. Foto: Agencia Uno.

Actualmente, Amundi cuenta con más de 1.3 trillones de euros en activos bajo administración, donde el 19% corresponden a inversiones responsables.




Las emisiones en el mercado de Bonos Verdes y Sociales de la Bolsa de Santiago alcanzó un total de US$ 560,1 millones desde la puesta en marcha del segmento, hace casi un año. Y sólo en 2019, este tipo de colocaciones suman los US$366 millones.

Sobre esta tendencia, que recién toma forma en el país, el Jefe Adjunto de Investigación Cuantitativa de Amundi, Takaya Sekine, afirma que Chile se encuentra en una situación "muy interesante" en el ámbito de inversiones ESG, pues será sede de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de este año (COP25).

"Chile nombró a la primera mujer en ocho años para liderar la cumbre y ya ha anunciado un plan para cerrar ocho centrales eléctricas de carbón en los próximos cinco años. El interés por ESG y el componente ambiental son visibles en Chile", dice Sekine.

En Europa, aplicar métricas ESG (Medioambiente, Social y Gobierno Corporativo, por sus siglas en inglés) corresponde a uno de los principales compromisos en las estrategias de inversión. Y un reflejo de esto es el ambicioso plan que Amundi puso en marcha en octubre del año pasado.

Para fines de 2021, el mayor administrador de activos en Europa, pretende extender el análisis ESG al 100% de su gestión de fondos. Actualmente, Amundi cuenta con más de 1,425 billones de euros (marzo 2019) en activos bajo administración, donde el 19% del total corresponden a inversiones responsables.

"El año pasado publicamos un estudio en el que identificamos que, después de 2014, ESG es útil para estrategias activas de gestores en América del Norte (…) En la zona euro, nuestros hallazgos son más concretos ya que ESG se puede usar como un nuevo beta para alcanzar mayor diversificación", explica el Jefe Adjunto de Investigación Cuantitativa de Amundi, Takaya Sekine.

Según cuenta Sekine, Amundi también fortalecerá las iniciativas relacionadas con el medio ambiente y con un fuerte impacto social, incrementando la oferta de fondos temáticos.

"El objetivo de esto es duplicar los montos invertidos en estas iniciativas, aumentando los activos en fondos temáticos a 20 mil millones de euros", agrega Sekine.

La estrategia de Amundi

Las inversiones responsables de Amundi se dividen en tres áreas. En primer lugar, se considera la aplicación de los criterios ESG en los análisis financieros tradicionales.

"Un equipo dedicado de Amundi otorga a más de 5.500 emisores una calificación ESG de A a G, siendo A la mejor, G la peor calificación. Esta calificación puede significar que ciertas acciones se sobreponderen o subponderen en las carteras, o se excluyan por completo, generando incentivos para que las empresas mejoren su impacto ambiental y social", explica Sekine.

Los activos bajo gestión que incorporan esta política alcanzan los 281 mil millones de euros.

En segundo lugar destacan las inversiones específicas, en particular, aquellas que buscan hacer frente al cambio climático o financiar la transición energética, incluyendo aquellos fondos con índices de bajo carbono y bonos verdes, que alcanzan los 10.000 millones de euros.

Por último, Amundi incluye en su oferta el apoyo a las empresas de economía social y solidaria, a través de 200 millones de euros.

"Hemos concluido que ESG se ha incorporado en la valorización de activos y es un candidato fuerte para ser el siguiente factor de riesgo. Los riesgos que observamos es que los participantes del mercado no anticipan correctamente los impactos en los precios de los activos de ESG y los componentes E, S o G.", dice Sekine.

Y en medio la incertidumbre que se respira en los mercados por el futuro de la guerra comercial y el impacto que pueda generar en la economía global, las inversiones ESG también se perfilan como un sólido candidato para que los inversionistas puedan cubrirse de los riesgos.

¿Cómo? Takaya explica que Amundi están trabajando en la modelación climática.

"Existe un estudio sobre el cambio ambiental global descrito por O'Neill et al. (2017) acerca del desarrollo de escenarios a largo plazo y la integración de cambios futuros en el clima y la sociedad. Una de las Vías Socioeconómicas Compartidas se centra en la rivalidad regional, que no está muy lejos de las guerras comerciales. Esta vía específica conlleva grandes desafíos para las emisiones de Gas de efecto invernadero. Una acción que los inversores pueden elegir es favorecer las iniciativas de transición energética", concluye Takaya Sekine.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.