Las acciones caen a medida que se extiende el retroceso de las tecnológicas

El índice Nasdaq, concentrado en tecnología, cayó en territorio de corrección, mientras las acciones de Tesla se hundieron más de 20%.




Las acciones de las grandes tecnológicas retrocedieron el martes por tercera sesión consecutiva, debido a la creciente preocupación de que algunas de las acciones consideradas como beneficiadas de la pandemia de coronavirus hayan subido demasiado y muy rápido.

Entre los que más cayeron se encontraban las acciones de Apple, Amazon, Facebook y Zoom, todas las cuales bajaron más de 4%. A pesar de sus pérdidas recientes, las acciones siguen subiendo considerablemente durante el año, impulsadas por los pedidos para quedarse en casa destinados a frenar la propagación del virus.

Sus caídas pesaron sobre el índice compuesto Nasdaq, de grandes tecnológicas, que se desplomó más de 4%, entrando en territorio de corrección. El S&P 500 cayó 2,8% y el Dow Jones perdió 2,3%.

“Creo que deberíamos comenzar a anticipar una rotación; el impulso detrás de la tecnología se va a aliviar”, dijo Seema Shah, estratega jefe de Principal Global Investors. “A medida que estamos viendo cómo se alivian los bloqueos y la perspectiva de una vacuna, la gente está comenzando a volver a una forma de vida más normal y la dependencia de la tecnología está comenzando a desvanecerse desde el punto máximo en el que estaba en el punto álgido del bloqueo”.

Aun así, pocos inversionistas dicen que creen que la reciente caída señala el final de un repunte. El Nasdaq y el S&P 500 cerraron en récords el miércoles pasado.

Las acciones de energía recibieron una paliza cuando los precios del petróleo extendieron su caída, por preocupaciones de que la demanda se está desplomando en medio de una recuperación económica aún desigual. Arabia Saudita señaló una expectativa de recorte de la demanda durante el fin de semana mediante la reducción de precios.

El crudo Brent, el índice de referencia mundial del petróleo, cayó 5,3% a US$39,78 el barril, cayendo por debajo de los US$40 por primera vez desde junio. El crudo estadounidense cayó 7,6%.

Entre las acciones de peor desempeño en el S&P 500 se encuentran Apache y Devon Energy, que perdieron más de 8%.

Mientras tanto, las acciones de Tesla cayeron 21% después de que S&P Dow Jones Indices rechazara el viernes al fabricante de automóviles eléctricos para su inclusión en el S&P 500, que muchos inversionistas habían apostado que daría otro impulso a las acciones.

A medida que los trader regresaban del fin de semana festivo, que típicamente señala el final de la temporada de vacaciones de verano, dijeron que la economía y las elecciones estadounidenses estarán en foco, así como la pandemia continua.

“Por lo general, las burbujas se desenrollan cuando la Fed retira el licor. Obviamente, es muy poco probable que esto suceda pronto”, escribió el martes el estratega Chris Senyek de Wolfe Research. “¡Sin embargo, esta burbuja aún se puede deshacer por decepciones económicas sostenidas!”

Algunos inversionistas buscaron seguridad en los bonos del gobierno, reduciendo el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años de referencia a 0,680% desde 0,720% el viernes.

También pesó sobre los mercados un repunte de las tensiones económicas entre Estados Unidos y China.

El presidente Trump indicó en una conferencia de prensa el lunes que estaba considerando “desvincularse” de China y que no buscaba traer de vuelta los trabajos subcontratados a los EEUU. Los comentarios son el último giro en una disputa de varios años entre las dos economías más grandes del mundo, que se ha centrado en tecnología, seguridad y empleo.

“El desacoplamiento es un concepto económico, no un concepto político”, dijo Sebastien Galy, macroestrategia de Nordea Asset Management. “Estos tienen el potencial de ser movimientos muy significativos”.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, presentó el martes una iniciativa que busca establecer estándares globales en seguridad de datos, en respuesta a las acusaciones de Washington sobre lo que la administración Trump considera amenazas a la seguridad nacional por parte de empresas chinas como Huawei y Tencent.

El Índice Compuesto de Shanghai subió 0,7%, mientras que otros índices de referencia importantes en Asia también subieron.

En Europa, el Stoxx Europe 600 pancontinental cayó 1,1% debido a que el martes comenzará otra ronda de negociaciones comerciales del Brexit entre el Reino Unido y la Unión Europea. El primer ministro Boris Johnson fijó como fecha límite el 15 de octubre para llegar a un acuerdo y se espera que las tensiones aumenten a fuego lento en las últimas semanas antes de la fecha límite. La libra se debilitó 0,8% frente al euro.

“La libra esterlina está definitivamente bajo presión a corto plazo”, dijo Russell Silberston, estratega de inversiones de Ninety One. “Si la gama de posibles resultados sugiere que vamos a avanzar hacia un Brexit duro, no me sorprendería ver el repunte del euro y la caída de la libra esterlina”.

En contra de la tendencia a la baja, las acciones de General Motors saltaron 8,3% después de que formó una asociación estratégica con el fabricante de vehículos de hidrógeno y baterías Nikola para desarrollar conjuntamente un camión eléctrico. Las acciones de Nikola subieron más del 40%.

Entre otros movimientos de acciones individuales, Boeing cayó 5,9% después de que The Wall Street Journal informara que los reguladores de seguridad federales están revisando la producción de su 787 Dreamliner.

En tanto, la empresa de fitness Peloton Interactive aumentó 6,2% después de presentar nuevas bicicletas y precios más bajos, tratando de capitalizar más entrenamientos en casa.

Comenta