Los esfuerzos tecnológicos empresariales van más allá del modo de supervivencia

Casi el 70% de los directorios corporativos citan el impacto de Covid-19 para un aumento en el gasto en TI y capacidades digitales, según un análisis de Gartner. FOTO: SPENCER PLATT / GETTY IMAGES

Ya sin problemas con soluciones rápidas para abordar el trabajo remoto, más empresas están haciendo inversiones más profundas y estratégicas en tecnología, dicen los proveedores.




Las firmas de tecnología para empresa dicen que las compañías están saliendo del modo de supervivencia y están poniendo en marcha los esfuerzos anteriores a Covid-19 para revisar sus operaciones con herramientas digitales.

“Las empresas no pueden esperar”, dijo Alvina Antar, directora de información de la empresa de gestión e identidad en la nube Okta Inc.

Antar, quien asumió el cargo hace seis semanas, afirmó que las empresas que se apresuraron a instalar aplicaciones de trabajo remoto durante los bloqueos de Covid-19 ahora están duplicando los planes de larga data para expandir el uso de la computación en la nube, el análisis de datos, los softwares inteligentes y otras capacidades tecnológicas.

“Sí, lucharon por el lado de la fuerza laboral”, expresó. “Si no tuvieran eso, el negocio se derrumbaría”. Pero las empresas también deben prepararse para una competencia feroz en un mercado posterior a Covid, agregó.

Al igual que muchos proveedores de tecnología de la información, Okta se encuentra en una posición única para medir el ritmo de ese cambio de primera mano. La empresa de Silicon Valley, con sedes gemelas en San Francisco y San José, vende tecnología que vincula las aplicaciones comerciales de una empresa en un solo lugar, como una central de herramientas empresariales digitales.

Desde marzo, Okta ha registrado 1.000 nuevos clientes corporativos, lo que eleva el total de usuarios a 8.950. En el trimestre que finalizó el 31 de julio, los ingresos aumentaron a US$200,4 millones desde US$140,5 millones en el mismo trimestre del año anterior.

“Una vez que aprende que puede mover a todos sus usuarios al trabajo desde casa en días, en lugar de años, comienza a pensar en qué más pensó que era demasiado difícil de hacer”, señaló Orion Hindawi, cofundador de la empresa de ciberseguridad Tanium Inc.

Hindawi dijo que eso incluye migrar todas las aplicaciones críticas a la nube o descartar el software de seguridad heredado y reinventarlo, entre otros movimientos.

Don Schuerman, director de tecnología del fabricante de software Pegasystems Inc., afirmó que “ahora no se puede volver a meter al genio en la botella”.

También está viendo que la transformación digital se acelera en todos los ámbitos: “Los ejecutivos que lamentaron el ritmo más lento del cambio en la tecnología de la información ahora se sienten reivindicados”, expresó, citando la capacidad de las empresas digitalmente avanzadas para desarrollar rápidamente herramientas de continuidad empresarial de emergencia durante la crisis.

El auge de los modelos de negocios digitales es anterior a la pandemia, lo que se refleja en la rapidez con que las organizaciones pudieron pivotar hacia la telemedicina, el aprendizaje en línea y el trabajo remoto, según Kristin Moyer, vicepresidenta de investigación y analista distinguida de la firma de investigación tecnológica Gartner Inc.

Pero a su paso, casi el 70% de las juntas corporativas mencionan el impacto de Covid-19 para un aumento en el gasto en TI y capacidades digitales, según un análisis de Gartner de este mes.

Gartner pronostica que el gasto global en TI alcanzará poco menos de US$3,7 billones el próximo año, un 4,3% más que en 2020. Dentro del gasto total, se espera que la inversión en infraestructura de TI basada en la nube aumente un 27,6%, a US$64,3 mil millones en 2021, señaló Gartner.

El objetivo de las empresas, agrega Moyer, es mejorar la participación del cliente y generar ingresos impulsando “una mayor proporción de negocios a través de canales digitales”.

Según una encuesta reciente de la consultora McKinsey & Co., aproximadamente la mitad de los 800 ejecutivos de negocios globales dijeron que la pandemia ha llevado a sus empresas a acelerar la implementación de herramientas de comercio electrónico, aplicaciones móviles, chatbots y automatización.

La mayoría de las empresas que respondieron a la encuesta tenían más de mil millones de dólares en ingresos, afirmó McKinsey.

“Ha hecho que casi todos nuestros clientes reevalúen la infraestructura detrás de su negocio digital, haciéndolo más resistente y flexible para resistir los cambios futuros”, expresó Chris Sharp, director de tecnología de Digital Realty Inc., un operador de centros de datos con aproximadamente 4.000 clientes.

Esto incluye a Amazon Web Services de Amazon.com Inc., Google Cloud de Alphabet Inc., International Business Machines Corp. y otros grandes proveedores de servicios en la nube, así como bancos, minoristas y empresas fuera del sector tecnológico.

Sharp señaló que la pandemia ha acelerado los plazos de sus clientes para la expansión digital de dos a cinco años o más, desde entregas bajo demanda hasta compras sin contacto en la tienda.

Edward Hieatt, vicepresidente senior del fabricante de software en la nube VMware Inc., dijo que espera que muchas organizaciones aprovechen el impulso que ha generado Covid-19 para dar el siguiente paso en los planes de modernización: responder mejor a lo que venga después.

“Ya sea una pandemia, una recesión económica o un nuevo competidor”, precisó Hieatt.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.