Repunte de US$127.000 millones de Tencent impulsado por trabajo remoto

tencent okis

El coronavirus ha elevado la demanda de herramientas de oficina virtual y juegos móviles que ofrece Tencent.




El comercio del trabajo desde casa está trabajando a favor de Tencent Holdings Ltd.

El gigante tecnológico ha subido un 32% desde su mínimo de octubre, colocando US$127.000 millones en los bolsillos de los accionistas. Sus acciones se encuentran en un récord en relación con el índice Hang Seng, que el jueves recuperó brevemente todas sus pérdidas desde que los mercados reabrieron tras el receso del Año Nuevo Lunar ante la noticia de que el brote de coronavirus había empeorado. Tencent ha superado a su archirrival Alibaba Group Holding Ltd. en alrededor de 6 puntos porcentuales en Hong Kong este año.

Una mejora en la perspectiva de ganancias el mes pasado elevó las acciones de Tencent a más de 405 dólares hongkoneses (US$52), el precio al que su mayor accionista recortó su participación hace unos dos años. También ha influido positivamente el trabajo desde casa que se convirtió en uno de los principales temas de China en medio de la crisis sanitaria. Las noticias de que los inversionistas del continente no podrán comprar las acciones de Alibaba en Hong Kong en el corto plazo también han beneficiado a Tencent. Los inversionistas de China continental han comprado valores de Tencent todos los días mediante el enlace de Shanghái este mes y las acciones se encuentran entre las más negociadas.

El coronavirus ha elevado la demanda de herramientas de oficina virtual y juegos móviles que ofrece Tencent, mientras que un aumento en los pedidos de comestibles en línea ha beneficiado a los minoristas electrónicos respaldados por el gigante de internet.

Tencent se encuentra entre las acciones más apreciadas en Hong Kong —ya que ninguna de las calificaciones de analistas rastreadas por Bloomberg recomienda venderlas— que cerraron un 1,3% al alza el jueves.

Esto a pesar de los recientes contratiempos. Las ganancias de la compañía se desplomaron un 13% en el tercer trimestre, sin alcanzar el pronóstico más pesimista de los analistas, cuando una recesión económica perjudicó la publicidad y generó gastos dentro de su enorme cartera de inversiones. La compañía tiene previsto informar las ganancias de todo el año el próximo mes.

Comenta