A 10 años de la portabilidad: precios caen 54% y 27 millones se cambian de compañía

Friends having addicted fun using mobile smart phone at home - Close up of people hands sharing photos on social media network with smartphone - Technology concept with milenials online with cellphone

Desde 2011, los usuario de telefonía son dueños de sus números, política pública que remeció el mercado de las telecomunicaciones. No sólo elevó la competencia, empujando a la baja los precios, si no que impulsó la transición del prepagó al postpagó. Ahora, el 5G le daría un impulso adicional.




El 5 de diciembre de 2011 comenzó a operar la ley de más rápida tramitación legislativa del mundo de las telecomunicaciones: la portabilidad numérica. A partir de ese momento, los usuarios pasaron a ser dueños de su número, pudiendo cambiarse de compañía sin necesidad de modificar su teléfono. Se partió con la telefonía fija, y ya en enero de 2012 debutó la medida en los celulares. Las filas en las afueras de las compañías móviles se repitieron. Y hoy, una década después, las cifras refuerzan tales escenas iniciales. En total, se han portado 27.457.738 números en diez años, más que todo el parque móvil nacional. De ellos, 26.173.128 han sido celulares, y los 1.284.609 restantes, fijos.

“A través de esta política pública los usuarios se transformaron en dueños de sus números. Y ese elemento renovó el mercado de los servicios de telecomunicaciones por el efecto que generó en la competencia entre las distintas empresas”, explica el subsecretario de Telecomunicaciones, Francisco Moreno.

En un comienzo, los cambios bordearon los 900.000 al año. Sin embargo, en 2017 se alcanzó un peak superior a las 4 millones de portaciones, para luego estabilizarse en torno a las 3,5 millones (ver infografías). Tal movimiento impactó directamente en los precios. “Desde 2012 a la fecha, los planes promedio en nuestro país han descendido un 54%. Además se ha visto una reducción de un 70% en el valor del gigabit”, revela Moreno. Hoy, el gigabit alcanza US$1,87, el menor precio de Latinoamérica. En el año, no obstante, el valor de los servicios de telefonía móvil no ha presentado variación, según datos del INE.

La autoridad explica que la baja en valores sumado a una mejora en lo que incluye cada plan generó asimismo una transición hacia el postpago. Hace diez años, el 71% de los abonados era de prepago. En agosto de 2019, fue la primera vez, que estos fueron superados por los planes con contrato. Hoy, a noviembre de 2021, de los 25.701.000 usuarios móviles, un 64% (16.439.000) son postpago, y sólo un 36%(9.262.000) es prepago. “Sin lugar a dudas, el hecho de que hayan disminuido considerablemente los precios de los planes a raíz de la portabilidad numérica, significó en la práctica que los usuarios prefirieran tener planes postpago antes de prepago”, explica la autoridad. Transición que debiera seguir: “Nuestras proyecciones apuntan a que la baja de abonados de prepago continúe”.

Hoy, de cada 100 habitante ya hay 130 abonados de servicios de comunicación móvil. En 2012, existían prácticamente tres grandes actores en el sector: Movistar con un 37,5% de los usuarios; Entel, con un 37,2%, y Claro, que alcanzaba un 24% de participación. El resto se distribuía en seis compañías que tenían menos del 0,5% cada una.

La portabilidad -señala el subsecretario- activó fuertes movimientos en esa estructura. Los incumbentes perdieron mercado, y surgió un nuevo actor: WOM. A junio de 2021, según datos de Subtel, esta última compañía tiene el 19,9% de la telefonía móvil, muy cerca de Claro que actualmente ostenta un 21,8%. En los primeros lugares sigue Movistar y Entel, pero con participaciones más modestas que hace una década: 24,3% y 32,3%, respectivamente.

El impulso del 5G

La tasa de portabilidad proyectada para 2021, es de un 12,5%, es decir, de todos los abonados a telefonía, ese porcentaje se cambiará de compañía durante este año. En 2017, tal dato se acercó al 20%. Y ahora, se prevé que la tecnología 5G impulse nuevamente una fuerte rotación de usuarios. A semanas del inicio de este nuevo servicio, las proyecciones de la autoridad van en esa línea: “Vamos a ver un mercado especialmente dinámico con el despliegue de 5G. Eso va a acentuar, sin lugar a dudas, la portabilidad entre compañías y la competencia en precio”, subraya el subsecretario Moreno. Agrega que: “Cada vez que entra una nueva tecnología, se está frente a un proceso de cambio y de portabilidad numérica importante”.

Hoy, si bien no se prevén modificaciones a la normativa, el foco está puesto en la cobertura, problemática que -explica la autoridad- quedó en evidencia durante la pandemia. En el primer semestre de 2020, los reclamos sobre la industria aumentaron un 58%, principalmente atribuidos a la calidad técnica y problemas del servicio, según el ranking elaborado por Subtel y el Sernac.

Ahora, eso se pretende subsanar con el despliegue de 5G: en la licitación se estableció justamente que el servicio debe abarcar al menos al 90% de los habitantes del país. “Eso nos ayudará a mejorar justamente uno de los elementos clave en el servicio de telecomunicaciones, la cobertura”, enfatiza Moreno.P

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.