“Errores de cálculo”, “se equivoca”, “perjudicará a los consumidores”: las empresas de gas en picada contra el estudio de mercado de la FNE

Abastible, Gasco, Lipigas y Metrogas

Abastible, Gasco, Lipigas y Metrogas reaccionaron negativamente a las conclusiones del estudio. Dicen que no aumentará la competencia en el sector.




A las grandes empresas del gas no les cayó nada bien el informe final del mercado del gas que publicó hoy la Fiscalía Nacional Económica (FNE), el cual identifica problemas de competencia en el sector y que, entre otras cosas, recomendó prohibir a Gasco, Abastible y Lipigas participar en el negocio de la distribución del gas licuado.

Hace tres meses, cuando salió el estudio preliminar, ya habían surgido algunos cuestionamientos, pero ahora las críticas contra el estudio fueron mucho más duras.

“El estudio contiene errores de metodología y cálculo relevantes y, además, incurre en una extrema simplificación del funcionamiento real del mercado del gas licuado que la compañía hizo ver en sus observaciones y que la Fiscalía no consideró”, dijo Abastible en una declaración pública.

Además, la compañía señaló que estos errores llevaron a que la FNE efectúe recomendaciones de modificaciones de la normativa aplicable que, a juicio de la empresa, perjudicarán a los consumidores finales en aspectos como la seguridad y la calidad de servicio.

Según la empresa controlada por Copec, esos aspectos “son muy valorados por ellos, según diversos estudios independientes, y que mantenían a la industria del gas licuado como unas de las categorías mejor evaluadas de todas las industrias hasta antes de la publicación del estudio preliminar de la FNE”.

Sobre los factores que influyen en el valor del gas licuado en Chile, la empresa reiteró que el recurso proviene mayoritariamente del exterior, y que “su valor depende directamente de las condiciones del mercado internacional y del tipo de cambio, factores de público conocimiento que generaron el aumento de precio a partir del segundo semestre del 2020″.

Finalmente, Abastible enfatizó su compromiso con la libre competencia y con la transparencia en la industria del gas licuado en el país, “como herramientas ineludibles para entregar las mejores condiciones a los consumidores”.

Lipigas

Desde Lipigas señalaron en otra declaración pública que están a favor de las iniciativas que aumenten la competencia y beneficien a los consumidores, pero estiman que las recomendaciones de la FNE van en el sentido contrario.

“La Fiscalía se equivoca en su análisis final e insiste en un diagnóstico errado que no soluciona el problema y que irá en directo perjuicio de los consumidores”, sostuvo.

Según la empresa, el estudio de la entidad fiscalizadora tiene “error en el diagnostico” y dice que la cifra de un 15% de sobreprecio es errada.

“En el caso de Lipigas, el error es aún mayor, ya que en su cálculo la Fiscalía solo incorpora una porción menor de los costos reales y no considera inversiones de la empresa que van en beneficio de los consumidores, como el desarrollo de terminales marítimos para garantizar la seguridad energética, la modernización de plantas de envasado, la inversión en flotas de camiones modernos que dan continuidad al suministro, el desarrollo de logística avanzada y la digitalización de procesos para mayor eficiencia, entre otros costos e inversiones”, señaló la empresa en el comunicado.

Lipigas

Para reforzar el punto anterior, la compañía alude a inversiones de más de $30 mil millones de pesos al año en el negocio de gas licuado, lo cual de acuerdo a la empresa, la FNE tampoco considera en su estudio. “El problema es que el diagnóstico errado de la FNE genera falsas expectativas de una rebaja de precio, el que en Chile depende del precio internacional del gas, y lleva a medidas que podrían dañar a las personas”, puntualizó Lipigas.

Recomendaciones de sacar a los mayoristas de la distribución minorista

Sobre la recomendación de la FNE de sacar a los mayoristas de la distribución minorista, Lipigas dijo que “perjudicará a los consumidores” y que, lejos de aumentar la competencia, la disminuirá, “sobre todo, si se saca a actores que pueden cobrar menos, porque son más eficientes.

“Como muestran los datos, los cilindros vendidos por distribución directa de Lipigas son más baratos que aquellos distribuidos actualmente por terceros minoristas y ofrecen una mejor calidad de servicio a los consumidores”, afirmó.

Algunas sociedades ligadas a directores de Lipigas han comprado acciones en el último tiempo.

A juicio de la compañía el mejor camino para cumplir los objetivos de la FNE sería mantener la distribución directa de las empresas de gas en convivencia con los distribuidores multimarca, “lo que les daría a las personas más opciones entre las cuales elegir”.

“Sabemos que el precio del gas ‒y el aumento en los precios en general‒ está afectando el bolsillo de las familias, lo que nos preocupa y nos ha llevado a desarrollar soluciones como un servicio sin delivery llamado LipiVecino, que permite ahorrar $3 mil por una carga de 15 kilos. Pero el verdadero problema de fondo es que el precio internacional del gas ha subido más del doble en los últimos 12 meses y a menos que se tomen medidas al respecto”, concluyó la empresa.

Metrogas

Por su parte, la empresa Metrogas reaccionó de manera similar a Abastible y Lipigas al estudio de la FNE.

En ese sentido, la compañía señaló que el informe “mantiene los errores económicos graves del informe preliminar parte de supuestos errados y no cumple con los estándares técnicos mínimos para ser utilizados, por lo cual sus resultados en algunos casos se sobreestiman o directamente son equivocados”.

De esa forma, de acuerdo a Metrogas, en el informe se refleja un desconocimiento de la regulación del gas natural. “Seguiremos demostrando en las instancias que correspondan la validez de nuestros argumentos”, indicó la compañía.

Adicionalmente, la empresa afirmó en su declaración que es la distribuidora, sin subsidio estatal, que compra el gas natural “más barato”, de acuerdo al mismo informe definitivo y que tiene los precios más bajos para los clientes, dijeron, según información de la CNE.

“Por lo anterior, no se entiende que la FNE haya realizado propuestas justamente contra el actor del mercado del gas natural que vende más barato a los consumidores”, concluyó Metrogas.

Gasco

En otra declaración pública, Gasco se sumó a las reacciones de las otras empresas de gas frente al estudio de la FNE.

“Como empresa lamentamos profundamente que no se hayan considerado los argumentos, estudios y observaciones entregadas por la empresa, y se sigan validando los errores e inexactitudes del informe preliminar”, señaló la compañía.

La empresa manifestó su apertura a estudiar en profundidad lo establecido por la FNE y así recoger sus antecedentes y propuestas definitivas para hacerse cargo de ellas, sin embargo “desde ya rechazamos que se sigan sosteniendo argumentos inexactos que llevan a conclusiones equivocadas y que podrían terminar perjudicando a los consumidores”.

Camión eléctrico y camiones a gas licuado de Gasco

Según Gasco, la FNE se equivocó en el cálculo de los márgenes y omite diversos costos relevantes ligados a la operación. Esto además de insistir en prohibir que las empresas mayoristas participen en el mercado minorista, “lo que puede terminar afectando la calidad, eficiencia y seguridad del servicio a los consumidores”, de acuerdo a la empresa.

“Esperamos que la discusión regulatoria en el futuro sobre el mercado del gas considere las opiniones y los datos de todos los actores e instituciones involucradas y, en especial, que pueda hacer una análisis objetivo de todos los antecedentes y realidades de este mercado, para no impulsar una legislación que vaya en perjuicio de los consumidores”, puntualizó la compañía.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.