Apple ficha a un exdirectivo de BMW para su proyecto de auto eléctrico

Ulrich Kranz, que tras su paso por BMW cofundó y dirigió la startup de vehículos eléctricos Canoo, trabajará en el bautizado como “proyecto Titán”.




La multinacional estadounidense Apple anunció este jueves la contratación del exdirectivo de BMW Ulrich Kranz, que se incorporará al equipo que trabaja en el desarrollo del primer vehículo eléctrico de la empresa de la manzana mordida.

Kranz, que tras su paso por BMW cofundó y dirigió la startup de vehículos eléctricos Canoo, trabajará en el bautizado como “proyecto Titán” bajo las órdenes de Doug Field, proveniente de Tesla. En BMW, Kranz también estuvo involucrado en la fabricación de coches eléctricos.

Además del auto eléctrico, en los últimos tiempos se ha especulado mucho con la posibilidad de que la empresa del iPhone también se lance de lleno al mercado de la automoción con su propio vehículo autónomo.

A principios de abril, el consejero delegado de Apple, Tim Cook, dio la señal más clara hasta la fecha sobre el interés de la compañía por los vehículos autónomos al apuntar que “un coche autónomo es un robot” y añadir: “Ya veremos lo que Apple hace” con los coches sin conductor.

Cook indicó durante su entrevista en el podcast “Sway” que “la conducción autónoma en sí misma” es, en su opinión, “una tecnología central” y consideró que “hay muchas cosas que se puede hacer” en este campo.

“Y ya veremos lo que hace Apple”, continuó Cook, quien al ser preguntado sobre si Apple está trabajando en el desarrollo de vehículos autónomos, explicó que la compañía investiga muchas cosas de forma interna y “muchas de ellas nunca ven la luz del día”, aunque también apostilló: “No estoy diciendo que esa no saldrá”.

Apple nunca ha informado oficialmente que esté trabajando en el desarrollo de vehículos de conducción autónoma aunque desde hace años periódicamente aparecen informaciones sobre el interés de la compañía en el sector.

En diciembre de 2020, Elon Musk, el consejero delegado de Tesla, el fabricante de vehículos eléctricos de lujo que tiene un ambicioso programa de conducción autónoma, mostró su extrañeza sobre las informaciones en torno a Apple y su interés en producir coches sin conductor.

Musk reveló que cuando las cosas se pusieron mal para Tesla ante las dificultades para producir el Model 3, intentó vender la compañía a Apple “por una décima parte de nuestro valor actual”, pero que Cook “se negó a aceptar una reunión” para discutir la oferta.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.