Avanzar colaborativamente

Decretan nuevo toque de queda en varias ciudades de Chile por las protestas (47133638)




En Chile vivimos una semana llena de impactos y reflexiones. Son muchos los sentimientos que se nos han pasado por la cabeza estos últimos días. El escenario de nuestro país cambió radicalmente en sólo una semana. Chile sufrió un estallido social acelerado por intensas manifestaciones masivas, que son una muestra innegable del gran descontento que ha venido arrastrando por años una sociedad que ha perdido su motivación y confianza en las instituciones y en quienes están en el poder frente a una profunda desigualdad. El mundo está cambiando a pasos acelerados, y lo vivido es una nueva señal de que debemos escuchar con mayor atención. No podemos quedar indiferentes.

Observando la situación país, creo que uno de los mayores descontentos es la profunda falta de consensos. La capacidad de diálogo y la construcción de soluciones y proyectos país es algo muy importante, que espero sepamos reconstruir. El poder escuchar opiniones diferentes y divergentes, con calma y respeto, para buscar acuerdos transversales, es una necesidad básica para convertirnos en un país desarrollado.

Hoy, todos debemos hacer un mea culpa y reflexionar sobre la situación actual, para que en base a eso, podamos tomar las medidas necesarias que nos permitan avanzar hacia un Chile mejor. Es algo que debe ser visto como responsabilidad nacional, que parte por llegar a acuerdos políticos muy necesarios. Digo esto porque hoy tenemos la oportunidad histórica de generar cambios de verdad. Cada uno de nosotros, los chilenos, debemos aprovechar estos días y horas para escuchar, analizar y definir cómo seguir aportando para construir sobre las metas ya alcanzadas.

Desde el mundo empresarial y emprendedor no podemos quedarnos fuera de este análisis. Tenemos un rol fundamental para avanzar hacia una sociedad más justa, moviendo la aguja de la economía a través de la generación de empleos de calidad, políticas sostenibles y aporte al desarrollo. Ya hemos visto cómo en otros países, las pymes juegan un papel importante en la innovación y generación de nuevos empleos.

Tenemos la responsabilidad de escuchar a nuestros equipos de trabajo y marcar la diferencia que se necesita para crear modelos de negocios más justos, colaborativos y de largo plazo. Fijar sueldos mínimos éticos es una buena señal, que invita a analizar e implementar otras posibles medidas, no solo económicas, que aporten a una mejor calidad de vida de los chilenos. Hay muchas otras iniciativas que son igual de válidas, como la flexibilidad laboral, capacitaciones, incentivos y generar una cultura de respeto entre todos los damos vida a las empresas.

En este sentido, debemos trabajar con convicción por poner en la agenda estas necesidades y para esto será fundamental trabajar en sintonía con todos los actores que formamos parte del ecosistema. Estos días, hemos visto una buena coordinación entre los emprendedores y organizaciones ligadas al emprendimiento, quienes se han entregado apoyo mutuo, buscado soluciones en conjunto y planteado unos a otros posibles caminos de mejora. Necesitamos seguir construyendo un Chile unido, que se desafía constantemente a alcanzar nuevas metas en favor del país como un todo.

Hay una extensa mayoría que comparte el diagnóstico y empatiza con la necesidad de un cambio de verdad. Por ende, si hay una real apertura a construir un Chile más justo y colaborativo con un proyecto país consensuado, estoy seguro de que lo lograremos. Como cada crisis es una oportunidad, ahora debemos avanzar seriamente hacia un país más sostenible y más justo.

Comenta