Banco Central mantiene tasa y reduce levemente sesgo expansivo

Banco Central prevé una menor caída de la economía este año ante desconfinamientos y medidas de apoyo a ingresos de hogares

En su reunión de mayo, la entidad destacó una mejora en el escenario de crecimiento. Además, señaló que el mayor aumento en las tasas de largo plazo se deben a factores internos. En el mercado explican que es en parte por los retiros de los fondos de pensiones.




El Banco Central decidió en su reunión de política monetaria de mayo mantener la Tasa de Política Monetaria (TPM) en su mínimo técnico de 0,5% y también las medidas no convencionales complementarias, aunque moderó levemente por segunda ocasión consecutiva el sesgo expansivo de su mensaje, por las mejores perspectivas para la economía.

En el comunicado dado a conocer esta tarde, el instituto emisor indicó que “las perspectivas de recuperación económica han mejorado, teniendo presentes los datos conocidos desde la publicación del último IPoM y los mayores estímulos a la demanda que se han agregado. Esto, unido a un mejor escenario global, reduce los riesgos a la baja y posiciona el desempeño de la economía en torno a la sensibilidad positiva analizada en el IPom de marzo. Aun así, la convergencia de la inflación a la meta en el horizonte de política sigue requiriendo que el estímulo monetario sea altamente expansivo. Con ello, la TPM se mantendrá en su mínimo de 0,5% por el tiempo necesario para que la recuperación de la economía termine de afianzarse”.

De esta forma, el BC hace un leve variación respecto al comunicado de la reunión de marzo, donde explícitamente hablaba de que la tasa de mantendría hasta que la economía se afiance, pero que eso “aún tomaría varios trimestres”. Esa visión ya había sido un ajuste respecto de los comunicados previos, donde se hablaba de mantener la TPM durante “gran parte del horizonte de política monetaria de dos años”.

Crecimiento

El Banco Central resaltó en el comunicado que el escenario económico está algo mejor que lo registrado cuando se realizó el último Informe de Política Monetaria (Ipom). “El Imacec de marzo anotó un crecimiento anual de 6,4% (-1,6% mes a mes desestacionalizado), cifra muy superior a lo previsto. Esto sugiere, en parte, una mejor adaptación de los agentes al contexto sanitario, lo que durante abril y mayo se debería reflejar en un impacto de las cuarentenas menor que el esperado”, afirmó el instituto emisor.

Por sectores, dijo que el comercio continuó con un buen desempeño, mientras que los servicios y la construcción “siguieron mostrando niveles de actividad por debajo de los vigentes previo a la pandemia”.

La institución también destacó que las perspectivas privadas para el PIB 2021 están sobre el 6%, con 6,2% en la mediana de la Encuesta de Expectativas Económicas. El propio instituto emisor mostró en el Ipom de marzo una visión más positiva, con una proyección de crecimiento de entre 6% y 7%.

En el sector financiero nacional, el BC subrayó que “la tasa soberana nominal a 10 años plazo ha mostrado un aumento del orden de 30 a 40 puntos base superior al observado en los mercados desarrollados desde comienzos de marzo, lo que se puede asociar a factores idiosincráticos”. La economista jefa de Banchile Inversiones, Carolina Grünwald, señaló que entre estos factores estarían, entre otros, las expectativas de alzas de TPM, los retiros de los fondos de pensiones y la decisión del Tribunal Constitucional de no acoger el requerimiento del gobierno sobre la materia. “El tercer retiro de fondos previsionales comenzó a internalizarse de manera anticipada, puesto que las tasas locales se mantuvieron al alza durante todo abril, con un incremento más marcado en los últimos días a raíz de la promulgación de la iniciativa”, señaló.

Respecto de la inflación, dijo que sigue moviéndose en torno a 3% anual y que en los últimos datos resaltan los aumentos de las gasolinas y de algunos alimentos. Destacó también un escenario de “alta demanda” y dificultades por el lado de la oferta. Con todo, las perspectivas a 2 años siguen en torno a 3% anual.

En relación a las medidas no convencionales, el BC informó que ya se ha utilizado el 75% del monto disponible de la FCIC3 (Facilidad de Crédito Condicional al Incremento de las Colocaciones). Mientras, “desde enero el programa de compra de activos ha ido reinvirtiendo los cupones a su vencimiento, política que se mantendrá hasta junio. A partir de esa fecha, el stock se irá reduciendo gradualmente acorde con el vencimiento de los activos en cartera”.

Tras el comunicado, desde BCI indicaron que “el comunicado del Banco Central da cuenta de un mejor escenario económico para Chile, con riesgos a la baja que se han reducido. Sin embargo, esperaría que el crecimiento se asiente antes de iniciar la normalización monetaria. Prevemos que eso sería hacia fin de año”.

En Santander dicen que, su juicio, el mensaje del BC “se traduce en una TPM inalterada durante este año, para luego iniciar las alzas a comienzos de 2022, una vez exista mayor certeza sobre una recuperación robusta. Sin embargo, dada las recientes inyecciones de liquidez y la posibilidad de nuevas medidas de apoyo a las familias, que podrían dar un fuerte impulso al consumo y poner presión sobre los precios, no descartamos la posibilidad de un inicio anticipado, hacia fines de este año”. Esto, en un escenario con una mejora sostenida de la situación sanitaria y menor incertidumbre en el mercado laboral.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.