Cae la satisfacción de usuarios de empresas sanitarias. Precio y sabor del agua, entre los aspectos mal evaluados

agua-potable

Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) publicó los resultados de la encuesta de percepción anual, que se realiza ininterrumpidamente desde 2008. Continuidad y presión del agua fueron evaluados positivamente.




Un nuevo descenso mostró el índice de satisfacción neta de los usuarios de empresas sanitarias, de acuerdo con la última Encuesta de Percepción dada a conocer por la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) y que se realiza ininterrupidamente desde el año 2008.

De acuerdo con los resultados del estudio, que corresponde a 2019, que fueron dados a conocer este martes, la satisfacción neta de los usuarios mostró una caída desde el 33,4% al 30,8% a nivel general. El resultado fue más bajo en la evaluación del servicio en relación con su precio, donde la calificación neta (porcentaje de satisfechos menos porcentaje de insatisfechos) baja del 30,8% a -0,3%, reflejando un mayor nivel de exigencia por parte de los usuarios.

“La medición -que se realiza desde el año 2008- arroja en la última versión una nota más baja en comparación con otros servicios básicos por debajo de las empresas de gas (61,6% de satisfacción neta) y telefonía celular (35,6%), y levemente por encima de las empresas eléctricas (25,2%) y de las proveedoras de internet (20,8%)”, informó la SISS.

Además, el 14,7% de los encuestados manifestó que el servicio de agua potable ha empeorado en en el último año, lo que es superior a la misma percepción en el sector eléctrico (12,3%), y de gas (1,5%).

“Frente a esto, 1 de cada 5 usuarios señalan que, si tuviera una alternativa, se cambiarían de empresa, mientras el 46% no se cambiaría de empresa aunque tuviese esa posibilidad”, agrega en su reporte de la SISS.

Calidad del agua

Otro ítem de medición fue la calidad del agua, que recibió una evaluación relativa positiva, de 6,9%, aunque con una mala evaluación del sabor (-7,5% neto) y de la pureza (-7,9%), y una buena nota en continuidad (61,1%) y presión (25,1%).

“Del total de personas que tuvo algún problema con su empresa sanitaria, la mayoría se debió -de acuerdo con los encuestados- a mala calidad del agua (percepción de exceso de sarro, olor, arena o turbiedad), seguidos se casos de obstrucción o rebalse de alcantarillados, cobro indebido y poca presión de agua. Frente a estos y otros aspectos de reclamos por problemas, el 56,3% de los encuestados evalúa mal la capacidad de respuesta de las empresas sanitarias. Las empresas con más casos de reclamos en estos ítemes son SMAPA (la empresa municipal de Maipú), ESSI (Pichidangui), Sembcorp (Santiago), Aguas Manquehue y Coopagua”, complementó la SISS en su reporte.

Las empresas mejor evaluadas en satisfacción general fueron Aguas Patagonia Aysén (58%), Aguas Cordillera (55,8%), Aguas del Altiplano en la concesión de Tarapacá (53%) y Aguas Décima (47,8%). Las peor evaluadas fueron ESSSI, que abastece Pichidangui (-82,8%), Melipilla Norte (-68,6%), Aguas Chañar (-33%), SEMBCORP Aguas Lampa (-25,4%) y COOPAGUA (-4,4%).

Comenta