El camino propio de Manfred Paulmann

Imagen MANFRED PAULMANN, SUSAN MORENO Y MAURICIO MAYER7413

El Hotel Nodo, ubicado en Providencia y que será el primero de la región en purificar el aire, es el gran proyecto en que trabajan el empresario Manfred Paulmann y su equipo. Se trata de una apuesta que busca ser un espacio para emprendedores, lejos de la hotelería tradicional.


EL Hotel Nodo, ubicado en calle Suecia, en Providencia, y hoy en plena construcción, es el gran proyecto en el que está embarcado el empresario Manfred Paulmann. En entrevista con PULSO Domingo, deja de lado su característico bajo perfil para comentar sus nuevos negocios. Cuenta con orgullo que Nodo será un hotel que no solo purificará el aire -cuya estructura equivale a 1,5 hectáreas de bosque en plena ciudad de Santiago-, sino también el primer paso para ampliarse en el negocio de los hoteles, replicar esta experiencia y, eventualmente, crecer dentro y fuera de Chile.

El empresario, primogénito del controlador de Cencosud, Horst Paulmann, y quien hace casi una década decidió emprender un camino en solitario, lejos de ese holding, ha consolidado sus negocios en Alpa, grupo de empresas donde también se encuentran los quioscos MaxiK, la cadena de restaurantes Caprioli, Inmobiliaria Suecia y Neuralis, una firma que brinda servicios para eventos de otras compañías y emprendedores, y cuyo crecimiento fue, precisamente, lo que los llevó a considerar la idea de levantar un hotel.

"Nos dimos cuenta con Neuralis, empresa con la que estamos enfocados principalmente a empresas, que hay una necesidad de hotelería. Mucha gente nos pedía hotel, así que decidimos integrar toda las unidades de negocio en una sola, respondiendo también a la innovación, que es algo muy importante en todo lo que hacemos", detalla Paulmann, ingeniero comercial de la U. de Chile y MBA en la École des Hautes Étutes Commerciales (París). En esta entrevista estuvo acompañado por los gerentes generales de Neuralis Cowork & Meeting Spaces, Susana Moreno (SM), y de Hotel Nodo, Mauricio Meyer (MM).

¿Cómo ha sido desarrollar este proyecto?

-Manfred Paulmann (MP): Hay un concepto importante en el retail, que es el famoso location, location, location. Para nosotros, esto tiene que ver con innovation, innovation, innovation. Hemos juntado un equipo multidisciplinario, de diferentes orígenes, para hacer algo que es replantearnos lo que es el servicio tanto de hotelería como de convention center, reuniones, co-work y dar todas las facilidades en una sola.

Hay un viejo dicho que me gusta, que es "para tener la experiencia hay que comenzar". Así que aquí estamos comenzando, pensando en, ojalá, hacer las cosas diferente, pero con una orientación hacia el cliente. La gran diferencia de esto es que todo será una sola cosa: los que estén acá, tanto huéspedes del hotel como clientes de Neuralis y Caprioli, se toman el hotel y puedan libremente transitar y ocupar todas las instalaciones. Esto está abierto a la comunidad y eso es importante. Queremos ser un referente. Con Hotel Nodo buscamos ofrecer un punto en el cual pasen muchas cosas tanto de tintes económicos como culturales y que seamos un referente. También queremos hacer charlas.

¿Cómo surgió la idea del sello más "verde" del hotel, que purifique el aire?

-MP: Hoy, con Airbnb y toda la oferta que existe, pensamos que teníamos que diferenciarnos y ofrecer algo que fuera diferente a lo que es tradicionalmente el mercado y pensamos que existe una buena oportunidad para esto.

En el grupo también está Caprioli. ¿Cómo va ese negocio?

-MP: En nuestra primera etapa estamos con un plan de crecimiento de dos locales al año, siempre en la Región Metropolitana, por ahora. Estamos hace seis años y ha habido una muy buena respuesta al concepto, que es común en Europa y Estados Unidos y fuimos los primeros que lo trajimos. Es un lugar donde puedes estar y en el cual tienes muchos otros servicios. Este lugar da la propuesta para los diferentes tiempos.

¿Y MaxiK?

-MP: Podría decirse que está más alejado, pero no lo está tanto. Hotelería y retail se catalogan como servicios y nosotros en las cosas que estamos nos definimos como fanáticos del servicio. Mucha de la cultura corporativa que tiene MaxiK lo tiene Caprioli, lo tiene el hotel... y estamos en una etapa en la cual tratamos de que todas las unidades de negocio se vayan potenciando. La idea es que pueda haber reuniones de directorio, de negocios o de innovación. La gran diferencia es que ahora todo estará en un solo gran espacio.

¿Hay planes para entrar en otro negocio?

-MP: Por ahora estamos en esto. Estamos tratando de hacer esto primero.

¿Sus negocios están solo enfocados dentro de Chile o también hay planes de expandirse hacia el exterior?

-MP: Estamos dentro de Chile, estamos muy contentos con todos los desafíos que tiene Chile y sentimos que es más que suficiente por ahora.

-MM: Siempre vamos a estar mirando, eso es una obligación, pero hoy creemos que Chile tiene las condiciones para seguir invirtiendo acá.

-MP: Sentimos que hay mucha oportunidad de seguir creciendo en Chile.

Volviendo al hotel. ¿Hay planes de seguir creciendo?

-MP: Lo primero es tener la experiencia con este hotel y obviamente la idea es seguir creciendo y replicar el concepto.

¿Hay metas?

-MP: No tenemos un plan tan específico. Vamos a ver cómo funciona este, pero siempre la idea es replicar todo lo que estamos haciendo. También tiene que ver con Neuralis, con Caprioli: el local en Nodo será el sexto Caprioli. Este restaurante está muy enfocado en el tipo de cliente que queremos tener, un cliente urbano, ciudadano, que tiene poco tiempo y que quiere comer muy rico y rápido y en un ambiente que fomente las relaciones sociales. De hecho, esa es una de las cosas que queremos hacer en este Nodo, que es ser una red social offline. Eso me gusta mucho como definición. No hay nada más árido que ser un emprendedor -yo he sido emprendedor muchas veces- y estar en una oficina solo y no ver más gente. Este es un espacio muy abierto, todas las oficinas son muy abiertas.

-MM: Cuando uno está en un viaje de negocios, no es que le encante estar siempre viajando. Entonces, estamos tratando de que eso sea lo más amistoso posible. Que me conozcan, que sepan mis gustos, sentirme como en casa... Esto, no solo en lo hotelero, sino que también en todo el edificio. Aquí siempre nos imaginamos que somos conserjes de un edificio y tus conserjes te conocen, conocen a tu familia, conocen tus gustos, se preocupan de ti, te tienen cariño y nosotros queremos hacer eso también.

-MP: Eso también tiene que ver con el perfil de las personas que seleccionamos y de los uniformes que tenemos. Salimos de todo lo tradicional de la hotelería.

¿Cómo está Neuralis?

-SM: Neuralis es una empresa que partió hace más de 15 años. Yo llevo 11 años en la compañía y, principalmente, nos dedicamos a arriendo de salones para eventos. Siempre estamos pensando en cómo diferenciarnos, buscando nuevos mobiliarios, tecnología. Ahora, empezamos a ver que con el espacio que tenemos en Santiago Centro podíamos unir todas las necesidades que tenía Neuralis en el transcurso del tiempo, con alimentación, alojamiento y espacios. Conversando esto, obviamente estaba claro que era buena idea hacer un solo robusto edificio donde ofrecemos todo. Seguimos con nuestros espacios de sala y salones, que es muy nuestro ADN y también incorporando el co-work, que es una propuesta completamente distinta.

-MP: Neuralis principalmente está orientado a las empresas. Lo que nosotros ofrecemos es que en nuestro lugar tus reuniones van a ser mucho más productivas, o sea el output de tus reuniones va a ser mejor que en cualquier otro lugar por el servicio que tenemos, atención y por la tecnología.

¿Cómo seguirán creciendo en ese segmento?

-SM: Neuralis va con el hotel, pero también es independiente. Nosotros nos movemos independientes. Nuestra apuesta es un lugar donde te vas a poder inspirar.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.