Carmen Reinhart es nombrada economista jefa del Banco Mundial

La experta en crisis y deuda asumirá el cargo a partir del próximo 15 de julio.




La economía global atraviesa un momentos históricamente complejo, por el efecto del confinamiento con el que se intenta frenar la propagación del coronavirus, marco en el que el Banco Mundial decidió reclutar a una experta en crisis y deuda como su economista jefa.

Carmen Reinhart, académica de la Universidad de Harvard y coautora, junto a Kennet Rogoff, del libro de 2009 “Esta vez es diferente: ocho siglos de locura financiera”, donde ahondan en la historia de incumplimientos del gobierno, recesiones y corridas bancarias, asumirá el cargo a partir del próximo 15 de junio.

“Carmen ha dedicado su carrera a comprender y superar las crisis financieras en las economías avanzadas y en desarrollo, con el fin de lograr un crecimiento y un nivel de vida más alto”, recalcó David Malpass, presidente del Banco Mundial, en el comunicado donde informa la determinación.

“Su liderazgo de pensamiento durante este período sin precedentes será invaluable para el Grupo del Banco y nuestros clientes”, indicó Malpass en referencia a quien también califica como la economista mujer más citada a nivel mundial. “Estoy muy contento de darle la bienvenida a Carmen al Grupo del Banco Mundial a medida que impulsamos nuestros esfuerzos para restablecer el crecimiento y enfrentar las urgentes crisis de deuda y recesión que enfrentan muchos de nuestros países ”, agregó.

Reinhart tiene un extenso trabajo en el que ahonda en un análisis macroeconómico de Asia y América Latina, incluyendo a nuestro país, al cual sigue con especial atención por su investigación de la crisis de 1982-1983.

En la última de las entrevista que ha ofrecido a Pulso, el 4 de marzo de 2020, ya reconocía con claridad la debacle económica que se avecinaba, señalando que "esto es lo más parecido que hemos tenido a la crisis de los años 30”, antes de que los datos demostraran que ese paralelo era el más acertado.

“Dado que esto es un shock que afecta a la mayoría de los países del mundo, incluso a los que no tienen coronavirus, no es el fin del mundo, pero creo que las perspectivas de crecimiento no van a volver a los niveles que veíamos desde 2015”, señaló en ese diálogo.

Comenta