Coautor de “Un colosal fallo del sentido común”, Larry McDonald: “En 2008 el subprime fue de hipotecas, ahora será de deuda emergente”


El Best Seller del New York Times “Un colosal fallo del sentido común”, fue publicado a mediados de 2009 siendo el primer libro dedicado a la crisis financiera. Larry McDonald comenzó a escribirlo en julio de 2008, cuando convenció a Patrick Robinson, periodista de dicho medio, de la urgencia de avanzar en el proyecto. “Se viene un colapso y será en los próximos meses”, le señaló, anticipando la quiebra de Lehman Brothers.

En entrevista con PULSO, McDonald, ahora dedicado a la consultora de análisis de riesgo The Bear Traps Report, ahonda en cómo la falta de sentido común ha persistido. Asegura que las prolongadas bajas tasas de interés de la Fed impulsaron la deuda denominada en dólares de los mercados emergentes, lugar donde se está gestando la próxima crisis.

¿Qué condujo a la falta de sentido común que distingue en la crisis financiera?

-Todo comenzó con los banqueros centrales y los reguladores. Entre 2002 y 2004 mantuvieron la tasa de interés en 1%, hasta 2006 la subieron muy lentamente y lo que pasó es que gano fuerza la bestia y la serpiente de los mercados, esos que toman riesgos. Soy un convencido de que si la Fed hubiera subido más la tasa y más rápido no hubiera ocurrido la crisis.

¿Se asumieron esas responsabilidades?

-No se suele hablar mucho al respecto. En 2008 no se culpó a los bancos centrales, tuvieron un paso libre. Pero en la siguiente crisis tendrán toda la culpa.

Las tasas siguen muy bajas actualmente. ¿Ahí es donde se gesta esa siguiente crisis?

-Sí. Debido a que se han mantenido bajas las tasas de interés, cercanas a cero por mucho tiempo, el nivel de deuda denominada en dólares en el mundo es altísimo.

Hoy el riesgo de crisis está en la deuda como en 2008 estuvo en las hipotecas, no sólo en la deuda soberana sino que también en los bonos corporativos.
Cuando Ben Bernanke y Janet Yellen mantenían la tasa cerca de cero por cerca de seis años, Turquía, por ejemplo, fue capaz de acumular una deuda por encima de los US$500.000 millones, pública y privada. Pasó algo similar en China y Argentina.

Los banqueros centrales han creado una crisis en los mercados emergentes, que será más apreciada a la de 1998, que la de 2008.

¿Por qué cómo la de 1998?

-Van a haber defaults soberanos, de gobiernos. En 2008 el subprime fue de hipotecas, ahora será de deuda emergente, la que generará una crisis en los próximos seis o doce meses.

Hay cierto consenso respecto a que la política monetaria laza ayudó a la recuperación…

-Se trata de cuánto tiempo dejas las tasas bajas. Bernanke puede argumentar eso para 2008, 2009, 2010, 2011 y quizá 2012, pero no subieron las tasas hasta 2015 en diciembre y luego no la volvieron a subir hasta diciembre de 2016, es decir, en siete años subieron dos veces la tasa. Bernanke puede decir lo que quiera, él está tratando de cuidar su legado, pero lo que dice es muy falso, porque de hecho en 2014 nos dijeron que subirían la tasa

¿Son igual de responsables los otros grandes bancos centrales?

-Todos contribuyen, pero es el dólar la divisa global. La mayor de parte de la deuda que está generando problemas está denominada en dólares.

¿Por qué los riesgos se concentran en los emergentes?

– El sistema bancario de China tiene una deuda de US$44 billones (millón de millones), eso es tres veces Estados Unidos. En el año el mercado chino ha caído 30%, el de Brasil 30%, el de Turquía 50% y la mayor parte del crecimiento mundial viene de los mercados emergentes, los desarrollados no crecen tan rápido.

Además, se está dejando subir al dólar, mientras monedas como la argentina van en caída libre y sube el petróleo. Se le está quitando todo el oxígeno a la economía.

Hace poco en Wall Street todos decían que los mercados emergentes eran el lugar seguro, que iban a salvar la economía mundial y daban clases sobre eso. Pero ahora ves a la misma gente diciendo que lo mejor es estar en los países desarrollados. Es algo horrible.

¿China tiene la habilidad de responder a una crisis como lo hizo la vez anterior?

-China ha hecho tres o cuatro grandes planes de estímulo y cada vez han durado menos. Lo hicieron en 2008, 2011, 2015 y están haciendo uno en este momento.

Pero estos planes los están llenado de más deuda, más apalancamiento y crea un subidón de azúcar.

Si miras los mercados, cada vez que hay este tipo de alivios los precios bajan, por lo tanto, los estímulos de China ahora tienen un retorno disminuido.

Además, hay que tener presente que si EEUU aplica aranceles a US$200.000 millones de importaciones chinas, sin entender sus niveles de endeudamiento, lo que hacen es restar los beneficios de los estímulos.

Seguir leyendo