Comisión de Economía del Senado da portazo a indicación que prohíbe descuentos asociados a un determinado medio de pago

27 DE MARZO DE 2020/VALPARAISO Vista de las pantallas con senadores realizando teletrabajo, durante la sesion especial del Senado. FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

La indicación impulsada por el diputado Karim Bianchi, que resultó aprobada por la Cámara Baja, luego de haber sido rechazada en dos oportunidades, busca, en concreto, que todas las ofertas que haga una empresa puedan ser pagadas con cualquier instrumento financiero.




Este martes se retomará la discusión del proyecto de Ley de Protección al Consumidor y con él, la polémica indicación visada por la Cámara de Diputados que tiene como fin limitar las ofertas con un medio específico de pago.

La indicación impulsada por el diputado Karim Bianchi, que resultó aprobada por la Cámara Baja, luego de haber sido rechazada en dos oportunidades, busca, en concreto, que todas las ofertas que haga una empresa puedan ser pagadas con cualquier instrumento financiero.

Pero la realidad es que la indicación, que ya ha sido objeto de cuestionamientos por parte de la Organización de Consumidores y Usuarios (Odecu) está en el ojo del huracán y a punto de ser suprimida dentro del proyecto de ley.

Esto, porque la mayoría de los senadores de la Comisión de Economía del Senado -salvo Álvaro Elizalde (PS)- se mostraron contrarios a avanzar en esta dirección e incluso cuestionaron en duros términos el propósito de la indicación y si finalmente va en beneficio de los consumidores.

De hecho, el punto de inflexión de la discusión legislativa que llevó a la indicación a estar en la cuerda floja, tuvo lugar el viernes pasado en la sesión de la Comisión de Economía del Senado cuando el senador Felipe Harboe (PPD) dijo abiertamente que lo que hace esta iniciativa “es que beneficia directamente a algunos bancos y a algunos que no tienen retail”.

Bajo esta lógica, sostuvo que “yo prefiero que la gente pobre que por el modelo lamentablemente se tiene que endeudar” se le dé esa posibilidad de adquirir un determinado producto a un precio especial “a que, por una indicación, que va a beneficiar a dos bancos, esa gente finalmente quede fuera”.

La senadora Ximena Rincón, por su parte, subió más el tono en la discusión y dijo que “me cuesta entender ¿por qué esta indicación pone trabas al retail financiero y no a los bancos?, ¿por qué a unos sí y a otros no? Esto perjudica a los consumidores y beneficiamos de pasada a los bancos. Ese es el efecto final y no me gusta”, indicó.

Pero Rincón no cerró la puerta del todo y dijo que, si esta indicación se abriera a limitar también las ofertas a otros actores financieros. “Yo estaría dispuesta a conversar”.

Los senadores Durana y Galilea, en tanto, se mantuvieron en la misma línea de sus pares. Elizalde, en tanto, fue el único en apoyar la iniciativa de Bianchi y en la oportunidad, de hecho, esgrimió los argumentos de Rincón y Harboe, argumentando que finalmente “aquí el punto no es quien se beneficia o perjudica con este cambio, lo importante es si la nueva regulación tiene más sentido y es menos discriminatoria que la actual”.

Pese a todo, el punto quedó por revisarse en la sesión de mañana, donde dedicarán finalmente si es conveniente o no avanzar en esta indicación tal como se presenta, o si se amplía el espectro a otras instituciones financieras. En todo caso, será hasta la próxima semana cuando se dilucide en votación lo que pasará con la polémica indicación.

Comenta