Comisión de Hacienda aprobó modificaciones al impuesto verde

Comisión de Hacienda - impuesto verde

FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

En estos momentos, los diputados están votando el articulado que crea la Defensoría del Contribuyente, cuyo primer artículo fue ampliamente apoyado.




La Comisión de Hacienda está aprobando hoy hasta total despacho el proyecto de Reforma Tributaria, de modo que pueda ser vista y votada por la sala de la Cámara de Diputados esta semana. Y en primer lugar de hoy, los diputados dedicaron la primera parte de la jornada al articulado que modifica el gravamen sobre las emisiones de CO2 y material particulado, más conocido como impuestos verdes.

En general se aprobaron casi todas las modificaciones incluidas por el gobierno la semana pasada, estableciendo algunas diferencias con el proyecto actual como por ejemplo, que se gravaran las emisiones que se generan y no la capacidad instalada; que empezará a regir en 2025 para permitir que las empresas puedan cambiar su tecnología; que podrán compensar las emisiones con la reducción de similar contaminante en otro lugar.

"En este impuesto se aplica el principio de gradualidad para promover la inversión. El objetivo es establecer un impuesto de forma tal que debiese dar un incentivo a las fuentes gravadas para reducir las emisiones y, que al final no paguen impuestos.

Por eso se da ese espacio de tiempo", explicó el subsecretario de Medio Ambiente Felipe Riesco.

Asimismo manifestó que con este nuevo articulado se propone una fórmula más eficiente que gravará el 95 de emisiones CO2, y un 84% de las de material particulado.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín indicó que los sectores más afectados por este impuesto serán "la siderurgia, el cementero y el minero por fundiciones. Aquí nadie se favorece sino que se amplía el espectro, aquí no hay nadie a quien se le reduce el impuesto. El objetivo principal no es de recaudación, sino que de colocar los incentivos para que las empresas puedan ahorrar en emisiones o emitir menos".

No obstante el amplio apoyo, algunos normas se rechazaron como aquella que señalaba que la emisión de contaminantes se mediría por "fuente o establecimiento", por lo que quedará para los próximos trámites dirimir cómo se calculará el gravamen.

Además, se aprobó –previa votación de admisibilidad- una propuesta de los diputados Pepe Auth y Marcelo Schilling (PS) en el sentido de limitar las compensaciones que pueda realizar una empresa a "la comuna o zonas aledañas", para que el impacto positivo lo perciba la misma comunidad.

Hubo otros temas bien debatidos como si se podría sugerir un tipo de compensación como invertir en mantener un bosque nativo en vez de aceptar cualquier medida como el autocultivo en una zona con sequía, que fue el alegato del diputado Giorgio Jackson (FA). También expresó su preocupación por el bajo costo (US$5) de la emisión de tonelada carbono y por la extensión del plazo para comenzar con el impuesto de 2020 a 2025 (lo que formó parte del acuerdo con la DC).

Comenta