Congreso despacha a ley el Presupuesto 2022 que considera fuerte reducción del gasto público

La iniciativa fue aprobada por 79 votos a favor y 3 en contra y, tal como entró al Parlamento, implicará una reducción del gasto de 22,5%.




Por 79 votos a favor y 3 en contra, y en una corta sesión, la sala de la Cámara de Diputados dio este lunes el visto bueno a le Ley de Presupuesto 2022 en el último día de plazo para su tramitación. La iniciativa considera una importante reducción del gasto público para el próximo año. Desde Hacienda y la Dipres valoraron la aprobación del proyecto.

“Hemos terminado el despacho del Presupuesto 2022. Hemos tenido una muy buena discusión en el Congreso. Llegamos a un acuerdo en el Senado hace dos semanas, y ahora en la Cámara de Diputados hemos podido despacharlo en tiempo récord. Este es un Presupuesto muy importante para el país, porque normaliza la política fiscal, y eso nos permite tener una política fiscal sustentable y sostenible hacia delante y reactivar la economía. Es un presupuesto que, además, aumenta la inversión pública, deja fondos importantes para apoyar a las pymes y el empleo, así como fondos para enfrentar la pandemia”, dijo el ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda.

La Directora de Presupuestos, Cristina Torres, destacó por su parte que “el retiro del estímulo fiscal y la sostenibilidad de las finanzas públicas son centrales. El presupuesto contempla la normalización de las cuentas fiscales, retornando a los niveles de gasto de tendencia, tras el estímulo extraordinario y transitorio producto de la pandemia. Junto con retomar la convergencia fiscal, se dejan espacios de flexibilidad relevantes y, además, se logran recuperar ahorros inyectado recursos a los Fondos Soberanos”.

La recién aprobada iniciativa mantuvo el marco propuesto por el Ejecutivo a fines de septiembre cuando anunció el proyecto, que consideró un crecimiento del gasto público de 3,7%, respecto a la Ley Aprobada para el presente año, alcanzando los $60,698 billones, equivalentes a US$82.135 millones, retirando el impulso fiscal extraordinario. Esto, ya que, respecto de la estimación de ejecución proyectada para este año, el gasto público se reduce en 22,5%, correspondiente a una baja de $17,577 billones (US$23.785 millones), ubicándose en 23,8 puntos del PIB.

De esta manera, indican las autoridades que el Presupuesto 2022 permitirá transitar hacia una normalización del gasto, retoma la senda de convergencia de la política fiscal y, al mismo tiempo, inicia la recomposición de ahorros del país.

Hubo 10 puntos que permitieron destrabar la negociación del Presupuesto para el próximo año. Migraciones, gobiernos regionales, per cápita de salud, listas de espera, nuevas unidades en vivienda, fortalecimiento a programas para el apoyo laboral femenino, programa de apoyo a colaboradores del sector cultura, apoyo especial a la educación rural y un aumento de recursos de la glosa republicana, son los cambios que hubo que introducir para que la iniciativa avanzara en su tramitación en el Senado.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.