Conversatorios HUB: Cómo lograr ser una empresa sostenible

Mediciones constantes a todo nivel, un propósito claro y contundente y sobre todo consecuencia, son algunos de los aspectos más importantes para las invitadas al programa.


Ver video del programa

Un nuevo encuentro de Conversaciones HUB, tuvo como eje cómo ser una empresa sostenible, y para ahondar en el tema se contó con la presencia de Josefa Monge, presidente ejecutiva de Sistema B; Jeannette von Wolfersdorff, economista especializada en transparencia y sostenibilidad y Sarah Coupland, associate partner en McKinsey & Company.

Las panelistas abordaron el concepto de una empresa sostenible, capaz de generar los recursos teniendo el mínimo impacto, ligado principalmente a cómo se elabora una meta y qué temas involucran, los plazos establecidos y mediciones. “Una empresa sostenible debe ser capaz de generar la rentabilidad esperada, cuidando los recursos, y por otro lado, impactar mínimamente de manera negativa en las personas o hacer un impacto muy positivo en las personas que la rodean, trabajadores, clientes, comunidades”, señaló Monge.

Por su parte, Von Wolfersdorff agregó que ser sostenible debe ser premiado por el estado y por el mercado, de esta manera se asegura un reconocimiento y continuidad en la acción, “debemos tener reglas para ello”, enfatiza. Coupland agrega que el ser sostenible más que un destino, debe ser un camino, aunque sostiene que es sumamente díficil, aunque ya hay algunas empresas muy avanzadas en distintos aspectos ESG.

Los castigos del mercado

Sobre las empresas que tienen la sostenibilidad como eje, las invitadas se refirieron a los impactos en cuanto a la rentabilidad. “Cuando las empresas internalizan sus externalidades, se castigan su parte financiera, cuando hacen debida diligencia en derechos humanos o bien cuando incorporan la cadena de suministro, y un gran etcétera, porque nos faltan reglas en política pública para que realmente la rentabilidad financiera de corto plazo se alinea con ser sostenible y cree valor...Cuando realmente el corto plazo en lo financiero esté alineado con lo medioambiental, lo social y con asuntos de gobernanza”, afirmó Von Wolfersdorff.

Además, la economista enfatizó que faltan las normativas homogéneas, regulaciones donde realmente se pueda medir y hacer las proyecciones con índices ESG.

En este sentido Monge señala la importancia del propósito al interior de las empresas “que no sea un slogan, que sea consistente con todo lo que la compañía hacer y con el cómo lo hace y debe resonar en los trabajadores y comunidades”. De esta manera, se crea identidad y compromiso. La presidenta de Empresas B Chile, se refirió a lo que reveló la pandemia, “ya que nos mostró una cara que las empresas no conocían. Yo siento que se amplió el ámbito de cuidado, muy especialmente hacia los trabajadores y comunidades, porque las empresas, los servicios esenciales, por ejemplo, tenían que ir a buscar a los trabajadores a su casa. A través del zoom vimos cómo vivían los trabajadores, vimos cómo eran sus viviendas, vimos cuán cerca o lejos vivían de las plantas, de los lugares de trabajo. Entonces yo creo que en ese sentido súmale la salud mental por cuidarnos a todos del covid. Yo siento que la empresa tuvo una visión que antes no tenía y amplió su ámbito de cuidado y eso se ha mantenido”.

A propósito de los acuerdos globales sobre cambio climático, específicamente, sobre la meta del Acuerdo de París, Coupland, afirmó que para llegar a una meta mas cercana ( no la ambiciosa de reducir en 1.5º) “pensar en cómo podemos cambiar esa ruta 1.7º C es un reto que se puede lograr, pero hay que impulsarlo más agresivamente desde el interior de las empresas. Hemos visto que este impacto ha sido mucho más agresivo en la producción agrícola, donde es determinante porque es la comida para varias poblaciones del mundo. Yo creo que la idea es cambiar la mentalidad, hacia cómo puedo maximizar el valor para mi negocio dentro de este concepto de sostenibilidad y ser parte de algo más grande, abrir puertas para renovar y ser parte de la solución, renovando el portafolio de negocios, haciéndolos más verdes“, dijo Cloupland.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La empresa italiana 3D WASP, diseñó una casa experimental autosuficiente y sostenible que además incluye paneles solares y sistemas de recolección de lluvia para regar.