Decreto del Minvu despeja diferencias con Contraloría y da mayor certeza al sector inmobiliario

Imagen-Cristian-Monckeberg-10

Cristián Monckeberg, ministro de Vivienda.

Nueva norma introduce cambios a la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, con lo que busca dar más certeza a los permisos de edificación.




Hoy se cierra un capítulo que contrapuso por largo tiempo al Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) y Contraloría. Esto, con la publicación en el Diario Oficial de un Decreto Supremo que modifica la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones (OGUC) y pone fin a un flanco de incertidumbre en el sector inmobiliario en lo relativo a los permisos de edificación, debido a invalidaciones o cuestionamientos del organismo que lidera Jorge Bermúdez a estas autorizaciones.

Para dejar todo atrás, el Minvu y Contraloría iniciaron un trabajo conjunto hace un año, buscando consensuar una normativa que despeje estas dudas. De ese trabajo surgió el decreto que se publica hoy.

"Con esto se cierra un capítulo importante. Esto es una buena señal y ahora las direcciones de obras (DOM) van a poder empezar a trabajar con mayor tranquilidad y claridad al momento de otorgar los permisos de edificación de acuerdo con sus planos reguladores", sostuvo el ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg.

El secretario de Estado agregó que el decreto es una señal fuerte en certeza jurídica, tanto para los vecinos como para los que desarrollan proyectos. "También es una señal que las ciudades se pueden planificar y desarrollar de manera sustentable, porque los incentivos no son cualquiera, sino que están bien señalados", indicó.

Los ejes

El decreto introduce tres cambios a la OGUC. El primero, según explican desde el Ministerio, que dada la situación de vulnerabilidad en que se encontraban los permisos de edificación y la influencia que estaba teniendo en la actividad de la construcción, se establece que los permisos de edificación y las demás aprobaciones y autorizaciones que otorguen los DOM estarán amparados por una presunción de legalidad y de imperio, lo que permitirá a los distintos actores del ámbito de la construcción tener la certeza necesaria que, una vez otorgado el permiso de edificación, éste no podrá ser cuestionado; a menos que la justicia o la administración determinen su invalidación.

El segundo punto tiene relación con los DOM, que aplican las normas urbanísticas que elabora el Ministerio de Vivienda y Urbanismo. En este aspecto, se establece que estas entidades serán colaboradores del Ministerio en la elaboración de dichas normas, evitando las dudas que puedan surgir en su aplicación.

"Creemos que esto es fundamental, ya que disposiciones técnicas y complejas como lo son las urbanísticas, deben ser elaboradas en un proceso participativo con quienes las aplican. El Minvu no desea trabajar la elaboración de las normas desde una posición de jerarquía sino en una posición colaborativa", sostuvieron desde el Ministerio.

Otro eje que comenzará a regir con el nuevo decreto, es el concepto de ciudad y ciudadano. "Con la modificación, se podrán exigir condiciones de arborización y vegetación, iluminación externa y aceras y bandejones. A esto se le suma que en zonas de conservación histórica podrán establecerse las características arquitectónicas de los proyectos a realizarse o la forma de agrupamiento de los edificios", acotó el Minvu.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.