Efectos del alza del dólar en las arcas fiscales y para los consumidores

Según expertos y empresarios, los efectos de la fuerte apreciación de la divisa estadounidense por la guerra comercial son múltiples, más o menos favorables según el sector de que se trate. ¿La coincidencia? Que la incertidumbre no es buena para nadie.




Oportunidades, desafíos y amenazas. Ese es el abanico de efectos que deja en la economía nacional la agudización de la guerra comercial entre China y EEUU, lejana a cualquier posibilidad de decisión, pero cercana en impacto, sobre todo desde la perspectiva de la apreciación del dólar, que cerró ayer en $709. Para las arcas fiscales, los expertos señalan el riesgo de menores ingresos y mayor déficit; para el bolsillo, aumento en las bencinas y los productos indexados a dólar, en el marco de una economía desacelerada y con un consumo que se mantiene débil. Para la agricultura, un balance positivo por mayores retornos, aunque inquietud por la volatilidad de la divisa. Todo, una clara evidencia de que Chile no es ni será inmune a lo que siga ocurriendo entre las dos más grandes economías mundiales.

Agricultura: Contentos, pero preocupados

La primera definición del sector es que el aumento de los retornos por producto es positivo. Sin embargo, sobre las causas del incremento, la evaluación cambia. Según el presidente de la SNA Ricardo Ariztía, "es indudable que el equilibrio es una situación más sana en el largo plazo", opinión que es compartida por el presidente de Fedefruta, Jorge Valenzuela, quien afirma que "el origen del alza y la incertidumbre es una muy mala noticia porque la guerra comercial distorsiona el mercado", afirma, aludiendo, por ejemplo, a los US$16.000 millones que destinó el gobierno de EEUU para la compra de productos agrícolas a modo de compensar la menor exportación hacia el mercado asiático. En esa línea, Ronald Bown, presidente de Asoex complementa que el hecho de que EEUU deba vender sus productos -que ya no destina a China- "puede hacer que se nos cierre el mercado europeo o el latinoamericano", mientras que en términos de cotización de dólar, "un nivel de $650 como el que hemos estado manteniendo durante largo tiempo pareciera ser razonable".

Dólar más caro no logra compensar bajo cobre

De acuerdo a la actualización de las finanzas públicas de marzo, los supuestos para 2019 proyectaban un precio del cobre de US$3,00 la libra y un tipo de cambio de $656, ambos como promedio anual. Sin embargo, a la fecha, tanto el cobre como el dólar están fuera de esos rangos: el metal rojo promedia US$2,83 la libra, y la divisa en $669, lo que impacta en las arcas fiscales puesto que cada centavo menos en el promedio, significan US$60 millones menos de recaudación, compensado parcialmente porque se reciben más pesos por cada dólar. Pero, ¿es suficiente? Según Patricio Rojas, de Rojas & Asociados, "el tipo de cambio nunca va a compensar la baja de precio de cobre actual. Para que pudiera netearse, la divisa debería saltar en torno a $780", lo que tampoco sería bueno "por el efecto en crecimiento e inflación", dice. Cecilia Cifuentes de la U. de Los Andes, agrega que hay que considerar que los costos de Codelco se pagan en dólares, así como también los costos de la energía. Sobre un posible aumento en el déficit fiscal, coinciden en que es posible, pero que es pronto para proyectar.

Bencinas, el primer impacto del alza del tipo de cambio

El primer impacto y más directo del alza del dólar recae en las bencinas, "que a raíz del Mepco, el traspaso a precios es lento, pero prolongado, por lo tanto es muy probable que veamos varias semanas de aumentos en los precios de los combustibles", explicó Sergio Tricio, gerente general de Ruvix. En línea con lo anterior, y si la apreciación de la moneda se prolonga en el tiempo, "se puede transmitir a los precios del transporte como los pasajes", agregó. Para el economista de Euroamérica, Luis Felipe Alarcón, el impacto en los combustibles podría ser algo más difuso, "dado que simultáneamente los precios internacionales de los combustibles han caído, lo que incluso más que compensaría el mayor tipo de cambio". El precio de los vehículos también se vería afectados por el alza del dólar, de cara a la renovación de modelos. Con todo, la debilidad en las ventas, haría que no toda el alza se traspase a precio, agregó Alarcón.

Baja en precios de pasajes y paquetes turísticos mitigan efecto

Otro de los sectores que acusa el golpe de inmediato son los pasajes aéreos y paquetes turísticos, siendo las ventas de septiembre las que podrían verse más afectadas si el dólar se mantiene en $700, dijo Tricio. Aunque las empresas del rubro afirman que el efecto no es tan directo. Dirk Zandee, country manager región andina de Despegar.com, indicó que "dada la baja en las tarifas que se ha dado en el último tiempo, independiente del alza del dólar, no vemos que pueda influir, porque se están dando precios que nunca antes habíamos visto". Aunque eventualmente podría darse el reemplazo de destinos similares a menor costo, como Colombia en vez de Punta Cana. En la misma línea opina Piedad Vial, Jefa de comunicaciones de Cocha, quien agregó que "cuando una persona toma la decisión de viajar lo hace, independiente del cambio del dólar. Para viajar uno se prepara, estudia el destino y compra con anticipación para encontrar la mejor oferta en vuelos, hoteles y paquetes".

Retail podría no traspasar toda el alza debido a bajo consumo

Los productos importados, como bienes durables y tecnología, se ven influidos por el factor dólar, aunque el traspaso a los consumidores no será inmediato y probablemente tampoco completo. Esto, porque los productos disponibles para la venta fueron adquiridos a un dólar bajo, por lo que de ver un efecto "lo vamos a ver hacia adelante, en lo que hoy se pretende importar", explicó Bernardita Silva, gerenta de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio. Además, el bajo dinamismo que atraviesa el consumo serviría como mitigación para que el retail no traspase toda el alza, aunque a costa de sus márgenes, agregó. En el segmento e-commerce, momentáneamente sería más conveniente comprar en sitios locales, que tienen productos a dólar antiguo, "pero si se mantiene la tendencia actual en tipo de cambio, en unos meses los precios locales en pesos se ajustan según la variación del dólar en las categorías importadas", indicó George Lever, gerente de Estudios de la Cámara de Comercio de Santiago.

Comenta