El coronavirus eleva presión sobre el mercado laboral y el desempleo en el Gran Santiago se dispara a nivel más alto en 35 años

Desempleo

La desocupación en el Gran Santiago se disparó a 15,6% y se explica por una caída del empleo total de 15,5% sumado a una disminución de la fuerza de trabajo de 7,5%.




Sin precedentes en los últimos 35 años. La desocupación en el Gran Santiago se dispara a 15,6% en marzo según los datos entregados por el Centro de Microdatos de la Universidad de Chile.

De hecho la cifra, se sitúa muy sobre el 9,5% promedio de los últimos 20 años y se inscribe como el registro más alto desde junio de 1985 cuando se ubicó en 15,7%. Además, se enlinea con lo anticipado por los expertos, respecto a eventuales tasas de desempleo cercanas al 18%.

La muestra se hizo en 1.762 hogares lo que representa un universo de 5.618 personas.

Ministra Zaldívar anticipa que la tasa de desempleo llegó a los dos dígitos y que ya hay más de un millón de chilenos desocupados
OIT prevé que países americanos serán los más afectados por la pérdida de empleos
Muchos estadounidenses conservan su empleo pero con menos sueldo
Trabajadores que redujeron su jornada suben 43% en dos semanas

El sondeo fue realizado entre el 16 de abril y el 17 de mayo, justo cuando se empezaron a sentir de lleno los efectos económicos del Covid-19 que lleva instalado en el país desde marzo pasado. El alza en la tasa, según explica la actual Directora Ejecutiva del centro, Lorena Flores se debió a una caída del empleo total de 15,5% sumado a una disminución de la fuerza de trabajo de 7,5%.

La cifra actual de desempleo equivale a 469.284 personas desocupadas, es decir, 1,6 veces más que hace doce meses. Según el análisis de Microdatos, del total de desocupados un 94,6% corresponde a cesantes, o sea personas que han trabajado anteriormente con remuneración. En el mismo período, el empleo asalariado disminuyó 12,3%, mientras el empleo independiente se redujo en 24,9%.

Actividades más golpeadas

Tal como lo venían adelantando las cifras de despidos por necesidades de la empresa, y la gran adhesión de trabajadores a la Ley de Protección al Empleo, las actividades más económicas más golpeadas fueron comercio cuya tasa de cesantía alcanzó un 23,3%, le siguen construcción con 22,0%, servicios comunales y sociales (16,0%), transporte, comunicaciones y servicios de utilidad pública (13,0%), servicios de Gobierno y financieros (12,9%) y servicios personales y de los hogares (9,8%). En tanto, la industria manufacturera presentó un alza leve de 1,4%.

La tasa de ocupación laboral se contrajo 9,3 puntos porcentuales en doce meses al ubicarse en 47,8%. Esto, según señala Flores “se debe a la disminución de 9,1% en la tasa de ocupación femenina y de 9,3% en la masculina". La participación laboral también registró una contracción (5,1pp en doce meses) y se ubicó en 56,7%.

Comenta