El índice de precios de los alimentos sube en junio por primera vez en lo que va del año

Según el Programa Mundial de Alimentos de la ONU, hay suficiente comida para que nadie pase hambre en el mundo.

En medio de la continua incertidumbre del mercado, los precios de los aceites vegetales, el azúcar y los productos lácteos repuntaron hasta alcanzar máximos de varios meses tras los descensos pronunciados de mayo.




Los precios mundiales de los alimentos se incrementaron en junio, lo que supone la primera subida en lo que va de año después de las bruscas caídas provocadas por la pandemia de COVID-19, según comunicó el jueves la agencia alimentaria de las Naciones Unidas.

El precio de los alimentos elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), que mide los cambios mensuales de una cesta de cereales, semillas oleaginosas, productos lácteos, carne y azúcar, se situó de media en 93,2 puntos el mes pasado, un 2,4% más que en mayo.

La FAO dijo que había reformulado todos sus índices, cambiando el período base, que ahora es 2014-16 en lugar de 2002-04. “Ante los cambios en los patrones comerciales, es imperativo actualizar el período base para asegurar que la cesta ponderada siga siendo relevante”, dijo la organización.

En medio de la continua incertidumbre del mercado, los precios de los aceites vegetales, el azúcar y los productos lácteos repuntaron hasta alcanzar máximos de varios meses tras los descensos pronunciados de mayo, mientras que en los índices de los cereales y la carne, la mayoría de los precios permanecieron bajo una presión descendente.

El índice de precios de los aceites vegetales subió un 11,3% en junio, invirtiendo cuatro meses consecutivos de caídas. El repunte se debió principalmente el encarecimiento del aceite de palma, que se elevó gracias a la recuperación de la demanda mundial de importaciones y a la preocupación por posibles problemas de producción ante la escasez de mano de obra migrante vinculada al brote de coronavirus.

El índice de azúcar subió un 10,6% intermensual, impulsado en parte por informaciones sobre cuellos de botella en los puertos brasileños debido a las medidas introducidas para contener la propagación del virus, dijo la FAO.

El índice de lácteos subió un 4,0%, pero todos sus componentes se mantuvieron por debajo de donde estaban antes de que la pandemia se propagara por todo el planeta.

El índice de precios de los cereales cayó un 0,6% desde mayo, provocado por la intensificación de la presión sobre los precios del trigo el mes pasdo, en parte debido a la mejora de las perspectivas de producción en varios de los principales países exportadores, especialmente en la región del mar Negro.

El índice de precios de la carne también bajó un 0,6% en junio, y las cotizaciones de las carnes de aves de corral y de bovino disminuyeron debido al aumento de la disponibilidad en la exportación en las principales regiones productoras.

La FAO también revisó al alza su previsión para la temporada de cereales de 2020 en unos 9,3 millones de toneladas, previendo una producción mundial de casi 2.790 millones de toneladas, un incremento del 3,0% respecto a la cosecha récord de 2019.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.