El plan de Enel X para alcanzar la carbono neutralidad

Avanzar hacia la carbono neutralidad es un objetivo transversal que une a organismos internacionales, gobiernos, empresas y por cierto a las personas, todos unidos con el propósito de combatir el cambio climático y así alcanzar el desarrollo sostenible cero emisión para el 2050.




¿Qué significa ser un país carbono neutral? Que el total de las emisiones netas suman cero. Es decir, se necesita tanto del apoyo para reducir la creación de partículas contaminantes, a la vez de crear planes de compensación para que el impacto ambiental de la industria sea cero. Para lograrlo, se necesita una combinación de factores que incluye el uso de energías renovables y además, el uso eficiente de los recursos existentes. Enel X es una de las organizaciones que está desarrollando “soluciones y productos eficientes e innovadores para hacer de las ciudades, las empresas y las viviendas, entornos más sustentables”, cuenta Claudio Candia, Head of Business to Business de la compañía.

-¿Qué tipo de soluciones son las que ofrece actualmente Enel X?

Enel X tiene cuatro líneas de negocios: el hogar, las ciudades, la movilidad y la industria. Y en cada una de ellas su foco está en el desarrollo de soluciones y productos eficientes e innovadores que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas y generar un entorno mucho más sustentable. Y la gracia de cubrir un espectro tan alto es la sinergia que se genera a la hora de crear soluciones.

Por ejemplo, para el hogar contamos con una gran cantidad de soluciones de aire acondicionado que regulan la temperatura tanto para cuando hace frío como cuando hace calor. También contamos con soluciones fotovoltaicas para generar electricidad, mantenimiento de piscinas, etc.

Si pasamos a las empresas y las industrias, cambiamos la escala del servicio. En vez de calefaccionar una casa ahora necesitas hacerlo con un edificio entero y allí entran las centrales de climatización, de agua caliente y las bombas de calor, que son mucho más eficientes para lograr su cometido. Y pueden ser utilizadas en edificios comerciales, hospitales y departamentos con plataformas digitales de monitoreo y gestión.

Y finalmente cuando nos extendemos a la ciudad, ofrecemos también sistemas sustentables como iluminación inteligente, soluciones para edificios públicos eficientes y por supuesto la electromovilidad, de la cual hemos sido impulsores desde el primer día para lograr ciudades más inteligentes.

-¿De qué manera la Ley de Eficiencia Energética acelera el camino hacia la carbono neutralidad?

Esta ley implica un uso más racional y eficiente de la energía, es decir, hacer más con lo mismo o hacer lo mismo con menos energía. Y eso a la larga apunta a una reducción de emisiones. Junto con esto hay una ruta muy clara respecto a la carbono neutralidad, donde al año 2030 ya no deberían existir las termoeléctricas, por ejemplo. Enel, como parte de su estrategia de descarbonización, cerró el año pasado dos centrales. Y lo que se ve a nivel del entorno, del mercado, de la otra industria, de las empresas, es un alto compromiso en avanzar rápidamente hacia la carbono neutralidad. Y todo lo que implica la ley y los factores que están definidos ahí apuntan específicamente a colocar los incentivos, reglamentos y normativas adecuadas para poder acelerar este proceso, principalmente en el ámbito de la electromovilidad, de las grandes empresas y de la vivienda.

-Lograr ser una organización más energéticamente eficiente implica gastos de implementación iniciales. ¿A la larga, estos gastos se recuperan?

Las políticas de implementación de eficiencia energética, se traducen en un menor costo desde el punto de vista operacional de las empresas y eso termina siendo un beneficio directo. Enel X cuenta con modelos de negocio donde los clientes no requieren inversión propia para el desarrollo de proyectos. Ya tenemos muchos ejemplos efectivos, como el proyecto que desarrollamos en conjunto con la Agencia de Sostenibilidad Energética, y que consistió en el recambio y actualización de centrales en hospitales, y la relación es que, por cada cien millones de pesos invertidos, se logran 100 millones de ahorro al año. La ley le va a permitir a las empresas tener un diagnóstico de su consumo energético y tener claridad respecto de dónde deben implementar medidas que les permitan hacer un uso más eficiente.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.