El vuelo de los hermanos Fischer, que ahora buscan controlar Sun International

CLAUDIO FISCHER - HUMBERTO FISCHER - HERMANOS - EMPRESARIOS - AQUACHILE - AQUA CHILE - CASINOS - DREAMS - POSANDO - COPESA

Claudio Fischer, piloto igual que su padre, comunicó esta semana la decisión de cerrar One Airlines, una inversión personal que lo acercaba a su mayor atracción, la aviación. Sin embargo, junto con su hermano Humberto, ahora emprende otro vuelo: tomar el control de la cadena de casinos Sun International.




Piloto hace décadas, esta semana el empresario coyhaiquino Claudio Fischer Llop tuvo que comunicar una difícil y dolorosa decisión: el cierre de One Airlines, una inversión personal que mantuvo por años, pese a que los resultados financieros nunca fueron los mejores. Su atracción por los aviones partió desde que era niño, y por eso guardaba la esperanza que la aerolínea -su menor inversión, pero a la que le tenía más cariño- revirtiera la situación.

Sin embargo, el negocio no logró despegar y la pandemia fue el golpe final de un largo proceso de dificultades económicas.

Su gran fascinación, más allá de los negocios, es volar. Por eso, hace muchos años relanzó Aerocord, la compañía aérea que su padre, también piloto, fundó en 1966 para permitir la conectividad entre lugares poco accesibles en el sur del país, transportando pasajeros y carga.

Hoy, la mayoría de sus inversiones las tiene junto con hermano mayor, Humberto Fischer, con quien formó uno de los mayores grupos empresariales sureños. A mediados de los 80, crearon Salmones Pacífico Sur en Puerto Montt, un rubro poco común en esa época. Sin embargo, su asociación partió varios años antes, a fines de la década del 70 cuando instalaron en Coyhaique locales de videojuegos que poco a poco fueron expandiendo en el sur. Esa sería su primera incursión en el mundo del entretenimiento. Desde entonces, han construido un grupo empresarial relevante y diversificado. Quienes los conocen lo definen como grandes emprendedores y que se complementan bien en los negocios.

Aunque, públicamente, Claudio ha reconocido que como todo emprendimiento los inicios fueron difíciles, sin los suficientes recursos, el negocio con salmones dio frutos. A fines de la década del 90 se fusionaron con AquaChile, controlada por Víctor Hugo Puchi. La historia entre ambas familias marcó un hito cuando en 2018 anunciaron un acuerdo con Agrosuper, que lanzó una oferta para quedarse con la compañía. Esto significó la salida de Claudio de un negocio al que junto a su hermano se dedicaron por años, y al que le deben gran parte de su éxito empresarial.

De todos los negocios en los que han incursionado, Humberto -de profesión veterinario- fue quien se concentró en la salmonicultura y Claudio, en el área inmobiliaria. Cada uno tiene definida el área que tiene a cargo. En el 2000 debutaron nuevamente en el área del entretenimiento -tras sus inicios con las salas de videojuegos- e incursionaron en el mundo de los casinos.

En busca de Sun

Hoy, Claudio es el presidente del operador de casinos y hoteles Sun Dreams -Humberto es director-, sociedad que en el país tiene casinos en Iquique, Mostazal -donde tienen su buque insignia Sun Monticello- Temuco, Valdivia, Puerto Varas, Coyhaique y Punta Arenas. Según la memoria 2019, la compañía suma 8.180 máquinas de azar, 725 habitaciones y 383 mesas de juego, los que convierten a Sun Dreams en el segundo mayor operador del país.

Esta semana el apellido Fischer volvió a los encabezados tras conocerse que la sociedad Nueva Inversiones Pacífico Sur (IPS) -holding bajo el que los hermanos agrupan sus inversiones- ofreció al directorio de Sun International, con sede en Johannesburgo, adquirir el 50,1% del total de acciones del operador sudafricano de hoteles y casinos por un precio de 22 rands por acción, lo que implica que los Fischer deben desembolsar más de US$70 millones. Esta empresa mantiene el 65% de Sun Dreams a través de su filial Sun Latam desde 2016, año en que tomaron el control. El 35% restante está en manos de IPS. Claudio y Humberto Fischer tienen el 50% de propiedad cada uno en IPS.

Sin embargo, Value Capital Partners (VCP), que tiene el 20% de Sun International, se opuso debido a que, en su visión, subvalora significativamente a la compañía. Cual sea el resultado, Claudio Fischer emprende un nuevo vuelo.

Comenta