En forma transversal, los diputados proponen congelar las cuentas de servicios básicos

25 DE MARZO DE 2020/VALPARAISO Vista general de la sesion especial de la Camara de Diputados. FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

Plantean que mientras dure el período de catástrofe no se corte el suministro de agua, luz, gas y telefonía. Luego se repactaría la deuda , sin intereses ni multas, en 12 meses.




Por unanimidad, la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados respaldó un proyecto para congelar el pago de las cuentas de servicios básicos e impedir el corte del suministro mientras dure el estado de excepción.

El miércoles durante la mañana, la instancia comenzó a analizar una moción presentada por la diputada Joanna Pérez (DC), pero al cabo de un rato encontraron que existían cinco proyectos de similar contenido provenientes de parlamentarios de todos los sectores políticos. Por ello decidieron refundirlos todos y consensuar un nuevo cuerpo legal, que fue apoyado por todos los integrantes de la instancia durante la tarde.

De esta forma, el proyecto señala que durante el período en que esté en vigencia el estado de catástrofe, “las empresas proveedoras de servicios básicos domiciliarios no podrán cortar ni suspender la prestación ni continuidad de los mismos en base a la existencia de mora en el pago de los usuarios”.

Se comprendió entre los servicios básicos domiciliarios las prestaciones de agua potable, alcantarillado, energía eléctrica, gas por cañería y sistema de telecomunicaciones y telefonía.

Pasado el período de catástrofe, se procederá a cobrar la deuda sin mora ni intereses. Pero se podrá pagar hasta en 12 cuotas.

También se previó una sanción entre 1.000 y 2.000 UTM para las empresas que no cumplan la legislación, es decir multas equivalentes entre $50 millones y $100 millones al valor de la Unidad Tributaria Mensual (UTM) de hoy.

“Todos consensuamos una indicación para refundir los 6 proyectos señalando que mientras dure el estado de catástrofe no se puede cortar el suministro de servicios básicos por no pago. Pero se entiende que quienes quieran pagar, lo pueden hacer”, explicó el diputado Jaime Naranjo (PS), quien presidió la Comisión.

En la sesión se escuchó al ministro de Energía, Juan Carlos Jobet. No concurrió ninguna empresa proveedora afectada.

“Como era una cuestión urgente de legislar nos pareció pertinente escuchar a las autoridades, y vino el ministro de Energía y el superintendente de Servicios Sanitarios, quienes estaban preocupados porque pensaban que los proyectos apuntaban a eliminar la deuda. Pero no era así. Ninguna empresa se contactó con la comisión”, acotó Naranjo.

Autoridad

“Este proyecto recoge el espíritu de lo que el Ministerio de Energía y el gobierno han planteado: apoyar a las familias afectadas por esta crisis y asegurar la continuidad de los servicios básicos”, indicó el ministro Jobet, como una muestra de apoyo a la iniciativa de los diputados.

La autoridad sostuvo que durante la discusión en la instancia especializada se logró un consenso amplio con todos los sectores: “Tenemos un proyecto razonable, bien encaminado. De todas maneras, durante las etapas siguientes se deberán ver particularidades de otros sectores de servicios básicos, ya que otros ministros no pudieron presentar sus puntos presencialmente, dada la premura de la discusión”.

El secretario de Estado comentó que el proyecto apunta en la misma línea que el gobierno ha impulsado con las empresas de su sector. “Nuestra preocupación es que quienes eventualmente tengan problemas de pago puedan tener soluciones y que nadie se quede sin suministro de energía”, manifestó. No obstante el ministro hizo hincapié en que es esencial analizar en las siguientes instancias de discusión legislativa “cómo se resguarda garantizar la cadena de pagos”.

Votación

Si bien los diputados esperaban que el proyecto fuera analizado y votado este miércoles en la sesión de sala, no lograron su objetivo. “Teníamos la voluntad de sacarlo lo más rápido posible, pero lo más probable es que se vea el viernes en Sala. Hubo un apoyo transversal a esta iniciativa para reprogramar las cuentas, porque esto no es un llamado a que las personas no paguen”, sostuvo la diputada Pérez.

Si la Cámara lo aprobara el viernes, el proyecto podría verse la próxima semana en el Senado, ya que este estamento decidió suspender la semana distrital para seguir analizando la serie de proyectos de ley ligados con la emergencia sanitaria.

No obstante en esta cámara, los senadores de oposición Yasna Provoste (DC), Alejandro Guillier, Carlos Bianchi, Jorge Pizarro (DC) y Alejandro Navarro presentaron un proyecto de similar característica. Su iniciativa propone suspender el cobro de los servicios básicos agua potable, luz y gas, y generar un Plan de Apoyo a la Familia Chilena.

Plantean un esquema de pago al cabo de los tres meses que dure el estado de catástrofe para los sectores más vulnerables. Que el 50% de la deuda lo asuma el cliente final, cancelando el monto adeudado sin intereses ni cargos adicionales en cuotas entre 12 a 24 meses. Un 25% lo asuma el Estado a través de un subsidio, y el otro 25% lo asuman las empresas.

“La idea es privilegiar a los más vulnerables, por lo que todo aquel que pueda pagar el 100% de su cuenta estará colaborando con los demás para que ellos paguen menos del 50% señalado” indicaron los senadores al presentar el proyecto. “No podemos agregar más incertidumbre a las familias. Los anuncios de las empresas eléctricas son insuficientes. Le hemos solicitado al gobierno que establezca un mecanismo para garantizar un alivio a las familias del 70% más vulnerable y proceda a repactar el cobro”, acotó Provoste.

El diputado Naranjo precisó que esperan que el Senado resuelva y siga adelante con el proyecto de la Cámara porque estaría más avanzado legislativamente.

Comenta