Enel recurre a la justicia para evitar uso abusivo de la Ley de servicios básicos a clientes de alto consumo

FILE PHOTO: The logo of Italian multinational energy company Enel is seen at the Milan headquarters, Italy, February 5, 2020. REUTERS/Flavio Lo Scalzo/File Photo




Enel Distribución decidió recurrir a la justicia y presentó un escrito ante la Corte de Apelaciones de Santiago, para evitar un uso abusivo de la Ley de servicios básicos a clientes a alto consumo.

La empresa presentó un recurso de reclamación en contra de la decisión de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles que le instruyó reponer el suministro eléctrico a clientes morosos de alto consumo que, hasta la fecha, no han regularizado su cuenta ya sea a través de la solicitud de convenios establecidos en la Ley de Servicios Básicos o a través de otras facilidades de pago que la empresa tiene a disposición de sus clientes.

“La idea de los legisladores que dio origen a esta ley fue ir en ayuda de las familias más vulnerables del país que, a consecuencia de los impactos económicos derivados de la pandemia, estaban impedidas de cumplir con sus compromisos de pago de sus servicios básicos. Así, además de darles la posibilidad de aplazar y prorratear el pago de sus deudas, la ley los eximió del derecho de las empresas prestadoras a cortar el suministro. Pero en la práctica se evidenció que no sólo los hogares más vulnerables se acogieron a los beneficios de la ley, sino también los de más altos consumos”, sostuvo la empresa en un comunicado.

La compañía explicó además que entre el 5 y el 22 de mayo del año en curso, cuando aún no existía la Ley de Servicios Básicos, enviaron cartas de cobranza advirtiendo sobre un eventual corte a 1.951 clientes de alto consumo eléctrico. Así, la empresa afirma que en esa oportunidad se detallaron todas las alternativas de pago y que “el 62% de los clientes que recibieron esa carta pagaron sus cuentas, dejando en evidencia que la mayoría de los clientes de alto consumo sí tenía capacidad de pago. A quienes no lo hicieron, después de cinco días hábiles se les suspendió el suministro eléctrico por no pago”.

Sin embargo, Enel señaló que a través de un oficio, la Superintendencia de Electricidad y Combustible instruyó la reposición del suministro eléctrico a los clientes de alto consumo cuyo suministro había sido interrumpido por no pago. Estos 97 clientes tienen una deuda total de $267 millones de pesos, lo que equivale al monto adeudado por 2.160 clientes cuyo consumo promedio es de 250 kWh al mes (que tienen una deuda promedio de $125.000).

Dando cumplimiento a lo instruido por la SEC, Enel Distribución ha gestionado la reposición del suministro eléctrico a los clientes indicados, y al mismo tiempo presentó el recurso de reclamación a la justicia. El escrito de la empresa “alega que el oficio vulnera además el principio de proporcionalidad y de igualdad ante las cargas públicas, junto con ocasionar graves perjuicios a Enel Distribución que, desde antes de la promulgación de estas leyes de servicios básicos, ya había comenzado de propia iniciativa un plan de ayuda a los hogares vulnerables de la Región Metropolitana”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.