Estudio de Conadecus revela deficiencias en el etiquetado de carne envasada de cerdo

carne cerdo

"Todas las muestras de carnes de cerdo, presentaron notorias diferencias entre la información nutricional de su etiquetado y los resultados de las cantidades de nutrientes determinadas por laboratorio", señala el estudio.


La Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus) junto a la consultora Arista Social, realizaron el estudio: "Análisis de Carne de Cerdo: Calidad Nutricional e Información al Consumidor", en donde tomaron 15 muestras de diferentes cortes de carne de cerdo (Pulpa, Chuleta y Costillar), realizando un análisis de laboratorio para verificar el etiquetado nutricional y determinar la posible presencia de ractopamina, medicamento utilizado en la producción de cerdos en el extranjero.

En esta línea, los resultados del estudio arrojaron que todas las carnes envasadas de cerdo analizadas presentaron alguna deficiencia en el etiquetado. "Las principales diferencias están en las grasas, calorías y sodio. Todas las muestras de carnes de cerdo, presentaron notorias diferencias entre la información nutricional de su etiquetado y los resultados de las cantidades de nutrientes determinadas por laboratorio", afirmó Conadecus.

Además, las carnes de cerdos marinadas por ser alimentos procesados deberían contener el logo de "Alto en Sodio" o "Alto en Grasas Suturadas", según corresponda y no lo están haciendo. Respecto a la presencia de ractopamina, esta no fue detectada en las muestras analizadas.

Ximena Romo, bioquímica, doctora en Biología Molecular y directora de Proyectos de Arista Social, expresó que "es importante seleccionar el corte adecuado ya que existe una gran diferencia en la cantidad de grasa que contienen; mientras que la pulpa analizada tenía un 6% de grasa, la chuleta tenía 11% y el costillar presenta el mayor valor con 20%. Para que los consumidores puedan escoger la carne de cerdo más saludable, es importante que las empresas productoras y comercializadoras sean más rigurosas con la información que están entregando al consumidor en sus etiquetas".

Por su parte, el presidente de Conadecus, Hernán Calderón, señaló que "a los consumidores les recomendamos revisar atentamente la información presente en los productos envasados, verificando si tienen sellos ALTO EN y evitar los productos con sellos".

En tanto, a través de un comunicado, Super Cerdo (Agrosuper) expresó que "nuestros productos se caracterizan por ser elaborados bajo los más altos estándares de calidad e inocuidad, cumpliendo siempre con la normativa vigente y los parámetros establecidos en el Reglamento Sanitario de los Alimentos de nuestro país, lo que nos permite comercializarlos en Chile y en los mercados más exigentes a nivel internacional".

En 2018, la producción nacional de carne de cerdo alcanzó 534 mil toneladas de las cuales se consumieron 314 mil toneladas, lo que equivale a un 21% del consumo total de carnes, con un per cápita de 16,6 kg por persona anual, y ocupando un tercer lugar después del pollo (43%) y el vacuno (30%). Los principales países de origen de las importaciones fueron EEUU (44%), Brasil (36%), Canadá (8%) y la UE (11%), según consigna Conadecus.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.