Firma de capital de riesgo hace millonaria inversión en el Manchester City y club alcanza valor inédito para una entidad deportiva

Manchester City's Span(20931490)

Silver Lake adquirió una participación de 10% en el conjunto en el que milita Claudio Bravo.


La firma de capital riesgo Silver Lake, basada en Silicon Valley (EE UU) ha tomado una participación del 10% en el equipo de fútbol británico Manchester City por US$ 500 millones, en una operación adelantada por el diario británico FInancial Times y ocnfirmada a primera hora de la mañana. La operación inyectará capital nuevo en City Football Group (CFG), entidad que controla el equipo campeón de la Premier League.

De acuerdo con la información, CFG usará los fondos para crecer mediante adquirir más equipos: ya tiene un equipo en China, negocia la compra de otro en India y tiene participaciones en varios países, incluido el Girona, de la Segunda División española. También prevé construir un estadio en Nueva York.

La compra valora CFG en 4.500 millones de euros, récord para una entidad deportiva. Este año la compra por parte de un fundador de Alibaba de una participación en el equipo de béisbol Brooklyn Nets ha valorado la franquicia en 2.100 millones. El otro equipo de Manchester, el United, capitaliza en Bolsa unos 2.500.

CFG seguirá estando férreamente controlada por el jeque Mansour bin Zayed Al Nahyan, que adquirió la franquicia en 2008 y desde entonces ha gastado centenares de millones en fichajes de jugadores para convertir el City en un aspirante a todos los títulos: en las últimas ocho temporadas ha ganado cuatro veces la Premier League. Hasta el momento solo había ganado en 1937 y 1967.

Mansour bin Zayed tendrá el 77% de CFG, después de que en 2015 el grupo China Media Capital comprase el 13% del capital, en una operación que valoró el grupo en 2.700 millones. CFG ingresó 624 millones de euros el año pasado, y ha encadenado cinco ejercicios en rentabilidad.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".