Fiscalizadores del SII rechazan creación de la Defensoría del Contribuyente

apaba

Volvieron a cuestionar la recaudación proyectada por Hacienda para los impuestos digitales. Aseguran que no serán los US$100 millones previstos.




Dos son los puntos que cuestiona la Asociación de Fiscalizadores del Servicio de Impuestos Internos (SII) en las indicaciones al proyecto tributario presentadas por el gobierno para dar cuenta del protocolo acordado con la DC. "Tenemos grandes dudas con la Defensoría del Contribuyente (Dedecon), y con los impuestos digitales", indicó Juan Apablaza, presidente de la Asociación de Fiscalizadores del SII.

Expresó sus reparos sobre la recaudación del impuesto digital que llegará a 19% para plataformas digitales como Netflix, Spotify, Google Drive, etc. "Hay un estudio de la Cepal que señala que los países que han aplicado este impuesto han recaudado entre US$20 millones a US$30 millones anuales, y no los US$100 millones que señala el gobierno. El Informe Financiero (IF) es desprolijo, carece de objetividad y no avanza en recaudación. Además nos preocupa que ese impuesto se cobrará al consumidor como IVA, y no a las empresas", explicó Apablaza.

El otro foco de preocupación, añadió es la nueva norma para el Dedecon que consideraron lesiva para el SII: "Esta defensoría ni siquiera resiste análisis porque estaría limitando la acción fiscalizadora del Servicio. Esperábamos algo parecido a lo que tiene México, pero acá se hizo una copia, y mala".

Señaló que una Defensoría debe ofrecer asesoría a los pequeños contribuyentes, y representarlos dentro del SII en algunos reclamos, y en las causas en tribunales. Sin embargo, sostuvo que la indicación le otorga a la Dedecon facultades para revisar materias de competencia del SII como realizar recomendaciones públicas no vinculantes, realizar educación fiscal. "El SII pierde autonomía cuando hay otro organismo que puede opinar en las mismas materias. Vemos que se le están asignando funciones propias de directores regional y del nacional, como si fuera un organismo superintendente del SII. Su dependencia de Hacienda no es técnica, sino política. Eso no ocurre en ninguna administración tributaria del mundo", puntualizó al manifestar que incluso la norma abre la puerta para traspasar personal y no para contratar una nueva planta.

Comenta