FMI mejora por tercera vez en el año su proyección para el crecimiento del PIB de Chile en 2021

El Gran Santiago completo permanece en cuarentena desde el 15 de mayo pasado.

El organismo ofrece un panorama más optimista de la economía mundial en su conjunto, aunque destaca que la recuperación en América Latina se dará a distintas velocidades.




En la entrega anterior del World Economic Outlook (WEO), en octubre de 2020, el FMI estaba anticipando un un crecimiento de 4,5% para el presente ejercicio. Pero iniciado el año, el FMI ha mejorado constantemente sus perspectivas para el país. En la actualización de la institución, liderada por Kristalina Georgieva, de enero lo subió a 5,5%, en febrero a 6% y en la jornada de hoy hasta 6,2%.

La previsión del organismo multilateral, que también mejoró su estimación respecto a la caída de 2020 hasta -5,8%, queda dentro del margen que contemplado el Banco Central, que apunta a un avance de entre 6% y 7%. Además, se impone fácilmente al incremento que esperan la OCDE de 6% y el Banco Mundial de 5,5%.

Con estas nuevas estimaciones del FMI, nuestro país será además el primero en América Latina en volver a niveles precrisis sanitaria, lo que podría suceder a finales de este mismo año.

El dato de crecimiento de Chile pone además al país en el top 20 de las economías que más van a crecer durante el presente ejercicio, ranking liderado por países con una economía que ha sido mucho más volátil, como Libia, del cual se espera un crecimiento de 131%, luego de caer 60% en 2020, o Macao, donde se espera un alza de 61% tras el derrumbe de 56% el año pasado. Entre las economías de mayor tamaño, India liderará con un alza de 12,5%, seguida de China, con 8,4% y Estados Unidos con un 6,4%.

Esta fotografía más optimista, se da en el marco de mejoras generalizadas para la economía global, para la cual actualmente proyecta una expansión de 6%, frente a la previsión de 5,5% presentada a principios de año.

Mejora generalizada

“Incluso con una gran incertidumbre sobre la trayectoria de la pandemia, una salida a esta crisis económica y de salud es cada vez más visible”, señala en el reporte Gita Gopinath, economista jefa del FMI, quien además destaca que “la adaptación a la vida pandémica ha permitido que la economía mundial funcione bien a pesar de la moderada movilidad general, lo que ha provocado un repunte más fuerte de lo previsto, en promedio, en todas las regiones”-

En efecto, el organismo mejora la previsión para las economías desarrolladas, en 0,8 pp hasta 5,1%, y para las economías emergentes, en 0,4 hasta 6,7%. Allí, destaca la expansión de 6,4% que se anticipa para Estados Unidos y que implica un aumento de 1,3 puntos porcentuales, lo que califica como la mejora más sustantiva en el reporte.

“Entre las economías avanzadas, se espera que Estados Unidos supere su nivel de PIB anterior a COVID este año, mientras que muchos otros en el grupo volverán a sus niveles anteriores a COVID solo en 2022″, destacan en el WEO.

Se suma a este motor el gigante asiático, para el cual se espera un crecimiento de 8,4%. “Entre las economías de mercados emergentes y en desarrollo, China ya había volvió al PIB anterior a COVID en 2020, mientras que no se espera que muchos otros lo hagan hasta bien entrado el 2023″, indican.

Recuperación a múltiples velocidades en la región

En este contexto, la previsión para América Latina aumenta de 4,1% a 4,6% para este año. Sin embargo, el análisis sobre la región no suena particularmente alentador, con el FMI calificando su recuperación como “leve” y destacando que se dará a “distintas velocidades” en los distintos países del vecindario.

“El crecimiento superó las expectativas en algunos grandes países exportadores de la región”, por ejemplo, Argentina, Brasil, Perú, consignan en el informe que para esta última nación anticipa un crecimiento de 8,5%, con lo que lidera la región. Sin embargo, el Fondo también señalas que “las perspectivas a más largo plazo siguen dependiendo de la trayectoria de la pandemia”.

La falta de entusiasmo en el porvenir regional también obedece al desarrollo del proceso de inmunización colectiva contra el coronavirus. En esta área, para el FMI Chile, junto a Costa Rica y México, son una excepción, dado que en la mayor parte del vecindario “los países no han obtenido suficientes vacunas para cubrir a sus poblaciones”.

En ese contexto, el FMI decidió no aplicar alzas muy relevantes para el año 2022. En el caso de la región se apuesta por un crecimiento 3,1%, frente al 3,2% pronosticado en enero, mientras que para Chile se apunta a un avance del PIB de 3,8% en lugar del 3,7% presentado en febrero.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.