Fórmula escogida por el gobierno para congelar tarifas de luz inquieta al sector eléctrico

Piñera Alza Electricidad

El Presidente de la Republica, Sebastian Piñera, junto al Ministro de Energía, Juan Carlos Jobet y el Ministro de Interior Andres Chadwick, firma el Proyecto de Ley de Estabilización de Tarifas Eléctricas, que permitirá anular las recientes alzas en el...

La iniciativa ingresará como proyecto único al Senado. Allí se detalla que serán las empresas las que deberán asumir el costo financiero del mecanismo de estabilización, lo que preocupa a empresas más pequeñas y con menos caja.




Uno de los primeros proyectos de ley que envió el gobierno, como parte de su paquete de medidas sociales en medio de las protestas masivas, fue el que congela las tarifas de la luz, que también permitirá frenar la reciente alza de 9,2% en las boletas.

La iniciativa, que entró con discusión inmediata al Senado, considera una fórmula en la que las empresas generadoras dejarán de percibir el monto asociado a estas alzas, el que será devuelto en futuros procesos tarifarios a contar de 2021, a modo de mecanismo de estabilización.

Esto supone la creación de una cuenta por cobrar de unos US$900 millones, que serán devueltos una vez que entren en vigencia los contratos más baratos asociados a energías renovables.

El problema para la industria, es que no todas las generadoras cuentan con la caja suficiente como para aguantar estos (al menos) dos años en que no percibirán los recursos asociados a las alzas. Diversas fuentes sostuvieron que los más afectados no serán las grandes generadoras como Enel, AES Gener, Engie o Colbún; sino otras de menor tamaño, como Cerro Dominador, Mainstream, AME y Latin American Power (LAP).

Esta no es la única preocupación del sector generación, ya que dentro del proyecto que se ingresó ayer se establece que el costo financiero será asumido por las empresas y sin percibir intereses. Al respecto, el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, sostuvo "es el esfuerzo que le hemos pedido a las empresas que hagan y que han comprometido para sumarse a la solución de las alzas que han afectado el bolsillo de las familias de nuestro país. Hay que considerar que lo que dejen de cobrar se devolverá en el tiempo".

Según explicó una fuente de sector, la fórmula que propuso el gobierno es que los montos que hoy están en dólares se congelarán en UF (pesos), al dólar de la fecha del último Precio Nudo Promedio (PNP), que define en un 70% la tarifa. Así, cuando las empresas comiencen a recibir el dinero no cobrado en este periodo, se devolverá a su equivalente en UF del momento en que se haga efectivo este pago, por lo que lo que el riesgo por la variación del dólar en estos dos años deberá ser asumida por los privados.

Otra inquietud que tiene la industria por el proyecto es un eventual un riesgo de expropiación para ellas. Ello pues, según expertos, se les está obligando a las generadoras a asumir costos que no tenían considerados. Por ende, las empresas tienen que estar de acuerdo con el cambio, sino, esto podría terminar en tribunales.

Otro punto que generó ruido es si el proyecto de ley obliga a modificar los contratos entre generadoras y distribuidoras. Al respecto, el ministro Jobet descartó este punto y aclaró que "el proyecto establece que respecto de cada contrato el ajuste se aplicará hasta cubrir su saldo no recaudado y que la Comisión Nacional de Energía (CNE) calculará las diferencias de facturación que se produzcan entre el precio establecido en el decreto semestral respectivo y el precio que se hubiera aplicado de conformidad a las condiciones de cada contrato".

Desde la industria

El presidente ejecutivo de la Asociación de Generadoras de Chile, Claudio Seebach, señaló que comparten el objetivo de estabilizar el precio de la luz de las familias chilenas, por lo que como gremio esperan ser parte de la solución a ese problema. Asimismo, hizo un llamado a que todos los actores estén conscientes y comprometidos de que se trata de un proyecto "que, dada la premura con que se presentó, requerirá una amplia disposición al diálogo y la búsqueda de consensos para su perfeccionamiento".

En tanto, la socia fundadora de EnerConnex Consultores, Ana Lía Rojas, fue más crítica. Según su visión, la estabilización solo debería aplicarse para los consumidores residenciales y comerciales pequeños, que son los más afectados con las alzas.

"Al aplicar a todo el universo de regulados, se extiende el crédito a más agentes consumidores que no necesariamente sufren el alza como la padece el resto de la ciudadanía, ya que tienen otros mecanismos financieros, o poder de negociación, incluso pudiendo transformarse en clientes libres", aseguró.

Comenta