Gobierno opta por subir en 6 puntos cotización previsional: 3% a cuenta individual y 3% a reparto

Imagen PIÑERA 6

El Presidente Piñera propuso que la cotización adicional aumente a 6% con cargo al empleador. La idea es que la mitad de esa cotización vaya a un fondo de ahorro colectivo para las personas que tengan pensiones menores de $708.000, donde hombres recibirán al mes un aporte de $56.600 y mujeres $70.800.




El gobierno tomó la ofensiva en pensiones. En momentos en que la oposición aún no le presenta los acuerdos que adoptaron para la reforma previsional (lo que podría ocurrir hoy), el presidente Sebastián Piñera anoche salió en cadena nacional a anunciar las indicaciones cambios al sistema que propondrán.

La propuesta concede varios aspectos que la oposición demandaba. Por ejemplo, la cotización adicional con cargo al empleador ahora será de 6%, en comparación al 5% que tenía considerado antes el gobierno. Nada de este aporte podrá ser administrado por las AFP, algo que también pedían desde la otra vereda política. Lo que el mandatario no entregó completamente fue la capitalización individual. De total, 3 puntos irá a una cuenta individual de cada trabajador, pero no será administrado por las AFP, como ocurre con el 10% de cotización actual, sino por una entidad pública autónoma. La mitad restante también será administrado por la institución pública, pero será destinado para un fondo de ahorro colectivo solidario, que beneficiará a personas que ya tienen pensión autofinanciada o aporte del Pilar Solidario, a los pensionados actuales y futuros, en mayor medida a las mujeres y la clase media.

Así, los actuales pensionados que reciben menos de UF 25 ($708.000), apenas se apruebe la reforma recibirán un alza de 2 UF ($56.600 mensuales) en el caso de los hombres, y 2,5 UF ($70.800) para las mujeres. Eso sí, deberán contar con un mínimo de cotizaciones: 8 años en el caso de mujeres y 12 para los hombres. Serán 500.000 hombres pensionados beneficiados con un incremento de 20% promedio en su pensión, y en el caso de las mujeres, el aumento promedio de 32% de sus pensiones llegará a 350.000 pensionadas. Esto significaría que del total de pensionados que hay actualmente en el país, alrededor de un 30% se vería beneficiado.

Adicionalmente, los futuros pensionados recibirán estos mismos incrementos en sus pensiones, siempre y cuando completen un número mínimo de cotizaciones que será establecido. Pero además, recibirán un aporte adicional, donde el monto irá creciendo con el número de años cotizados, para incentivar que las personas coticen.

Con este telón de fondo, ayer el Presidente prometió dos cosas: que ningún pensionado quedará por debajo de la línea de pobreza, y que las pensiones de aquellos que hayan cotizado por 30 años o más, estarán siempre por encima del monto actual del salario mínimo ($300.000), expresado en UF. Los adultos mayores con dependencia severa también recibirán un incremento adicional de sus pensiones.

"La reforma al Pilar Solidario que ya implementamos, unida a esta nueva reforma que estamos proponiendo, benefician a más de 2 millones de pensionados chilenos, lo que representa más del 85% del total de pensionados de nuestro país, que van a recibir incrementos en sus pensiones superiores a $ 55 mil mensuales. Ambas reformas tienen un costo muy significativo, y van a exigir un gran aporte y un tremendo esfuerzo del Estado, y tenemos que enfrentar con responsabilidad las finanzas públicas", dijo ayer el Presidente Piñera.

Aporte estatal

De los 6 puntos de cotización adicional, 3 puntos serán de aporte patronal a la cuenta individual, 2,8 pp para el ahorro colectivo y el 0,2 restante para el seguro de dependencia. La gradualidad para ese 2,8 pp será de 0,4 punto por año.

Por este motivo, y para que las pensiones puedan empezar a subir de inmediato, será el Estado el que aportará inicialmente los recursos que se necesiten para el Fondo de Ahorro. Trascendió que podría tener un costo inicial de unos US$1.000 millones.

Regulación a las AFP

Una de las novedades que anunció ayer el Presidente Piñera en la regulación a la industria, es que las AFP van a tener que devolver a los afiliados las comisiones que les han cobrado cuando los fondos hayan tenido una rentabilidad real negativa durante un año calendario.

Si se aprueba esta propuesta, las AFP no podrán cobrar comisiones por inversiones en fondos mutuos nacionales, y se restringirá el cobro de otras comisiones por servicios de inversión. Además, deberán pagar las cuotas mortuorias de aquellos afiliados fallecidos que no puedan cubrir este gasto.

El proyecto del gobierno también considera temas que ya había incorporado el Ejecutivo en las iniciativas anteriores, como incorporar más competencia en la industria permitiendo que sociedades sin fines de lucro puedan competir con las AFP por el 10% de cotización que existe actualmente, pero también se va a permitir que los afiliados puedan participar en la creación de nuevas administradoras mediante cooperativas.

Comenta