IoT para mejorar la calidad de vida de millones de pacientes

hospital_02-820x500




De acuerdo a la consultora internacional IDC, hacia el 2020 el 80% de las interacciones del servicio al consumidor en la industria de la salud estarán basadas en IoT y otros servicios de analítica.

Es fácil advertir los múltiples beneficios que el desarrollo tecnológico está proporcionando a millones de pacientes en todo el mundo y cómo herramientas basadas en Inteligencia Artificial, Big Data e Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) toman protagonismo. De hecho, diversos especialistas hablan de este mundo como el IoMT (Internet de las Cosas Médicas), haciendo referencia a la capacidad que tienen los dispositivos médicos de conectarse a WiFi y comunicarse con las otras máquinas, almacenando datos en la nube facilitando su análisis.

Prueba de este avance es la asociación entre el University College London Hospital (UCLH), uno de los más importantes del Reino Unido con la organización nacional de ciencia de datos (Instituto Alan Turing), para utilizar la inteligencia artificial en el desarrollo de tareas que normalmente son realizadas por enfermeras y médicos.

Del mismo modo, en el hospital escocés General Caithness de NHS Highland se están supervisando las camas médicas con tecnología IoT, resguardando la información necesaria para su mantenimiento periódico, con el fin de asegurar la eficiencia en su uso, además de la seguridad y comodidad de los pacientes que la utilizan.

Y a través de nuestro grupo América Móvil, ya tenemos en operación al menos cinco soluciones basadas en IoMT, entre las que destacan el Monitoreo Remoto de Pacientes, que permite hacer el seguimiento de enfermedades crónicas degenerativas como insuficiencia cardiaca, diabetes, entre otras y, al mismo tiempo minimiza las visitas al hospital mediante un control continuo del paciente por un médico especializado vía remota.

Otra solución es el Expediente Clínico Electrónico (ECE) que permite realizar consultas de primer nivel de atención médica, incluyendo atención y programación de citas, historial clínico del paciente, farmacia, imagenología, laboratorio y receta electrónica. En tanto, el Sistema de información hospitalaria (HIS), gestiona información de las distintas áreas de atención de un hospital permitiendo tener una visión integral del paciente desde diferentes especialidades. Cuenta con los módulos de historial clínico, urgencias, hospitalización, quirófanos, entre otros.

Imagenología (RIS/PACS), es otra solución que proporciona la gestión y el acceso seguro a todo el registro de imágenes del paciente y se integra con sistemas de terceros a través del VNA (Vendor Neutral Archive). Por último, el Control de abastecimiento de medicamentos y receta electrónica, es un servicio de información en la nube que coordina el ciclo de abasto de medicamentos, permite nuevos modelos de administración de inventarios e integra una Receta Electrónica Portable con validez normativa y legal equivalente al papel.

Todo esto refleja nuestra convicción en que las instituciones de salud - ya sean públicas o privadas- continuarán enfrentando un gigantesco proceso de transformación digital. La tecnología para continuar apalancando este proceso está disponible y al alcance del ecosistema de salud. Solo es necesario que las organizaciones busquen un socio tecnológico capaz de guiarlos para adoptar una solución adecuada que les permita continuar ampliando su portafolio de servicios con el objeto de mejorar la salud y el bienestar de todos.

Comenta