Isapres avanzan hacia el fin a las preexistencias y abren ventana para la libre movilidad

El gremio notificó a la Superintendencia de Salud su decisión. La ventana de tiempo se abrió hoy y estará disponible hasta fin de mes. La movilidad o ingreso de cotizantes de Fonasa estará sujeta a las condiciones de cada aseguradora.




Las isapres de Chile acordaron avanzar en la libre movilidad de sus afiliados y, a través de un oficio, el gremio notificó a la Superintendencia de Salud sobre el inicio del proceso.

El año pasado la isapre Banmédica había dado el puntapié inicial. Este medio dio a conocer que abriría una ventana de tiempo para recibir a nuevos afiliados con preexistencias, pero ahora, todas las isapres que integran la Asociación (Banmédica, Consalud, Colmena, CruzBlanca y Vida Tres) se plegaron a la iniciativa.

La ventana de tiempo para hacer el cambio se abrió desde hoy y hasta fin de mes. Para aquello, el cotizante deberá acreditar al menos 3 años de vigencia continua en su isapre actual, donde la persona o alguna de sus cargas con enfermedades o condiciones de salud preexistentes no hayan recibido o requerido tratamiento o atenciones de salud ni licencias médicas por dichas enfermedades durante los últimos tres años.

Si bien este es el único requisito que las isapres acordaron que habría que cumplir, cada una podrá establecer o no condiciones adicionales.

Por ejemplo, Banmédica, que fue la primera en dar el paso, estableció que recibiría a los afiliados con preexistencias declaradas, independientemente de si pertenecían a otras isapres o si eran de Fonasa, lo mismo hizo VidaTres. En el caso de Colmena, Consalud, CruzBlanca en tanto, se determinó que la libre movilidad solo sería entre isapres.

En la práctica, esto se traduce en que los afiliados podrán cambiarse aunque tengan preexistencias, eso sí “conforme a ciertas condiciones comunes”, precisa el presidente de la Asociación Gonzalo Simon. “Con esta iniciativa las isapres están dando un primer paso hacia la libre movilidad de sus afiliados, al facilitar el cambio de Isapre de personas que han declarado alguna enfermedad preexistente”, agrega.

El avance de las isapres se suma también a los espacios que poco a poco ha ido abriendo la Superintendencia de Salud en estas materias.

Algo de eso se vio en abril, cuando se puso término a la discriminación por sexo, y en julio pasado, cuando se concretó la eliminación de la preexistencia en isapres para enfermedades y condiciones desarrolladas antes del nacimiento, como el Síndrome de Down.

A esto se le sumaría la idea de avanzar en la creación de un fondo de compensación de riesgo interisapres, tal como anunció el superintendente de salud, Patricio Fernández, en entrevista con La Tercera, en octubre del año pasado.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.