Jonás de Miguel, interventor de Suez en Essal: "Caducar la concesión no beneficiaría a nadie"

Imagen-jonas_de_miguel_iam1_OK

A pocos días de la entrega de los descargos a la Siss, la compañía revela los detalles de su revisión interna a los procesos de Essal.




Este martes 24, Essal deberá entregar los descargos a la Superintendencia de Servicios Sanitarios, ante los expedientes sancionatorios abiertos por esa entidad regulatoria, tras la crisis que tuvo a Osorno sin agua por 11 días. Previo a ello, fue la propia controladora de Essal y Aguas Andinas, Suez, la que envió una delegación de expertos a Chile, encabezada por el ingeniero industrial Jonás de Miguel.

Se trata de un experto con más de 20 años de experiencia en el desarrollo de infraestructuras ambientales, en temas de agua y saneamiento. Entre los cargos que ha desempeñado destaca el de director corporativo en Aguas Andinas.

En entrevista con PULSO adelanta los resultados de la visita realizada a Chile, los pasos que seguirán para fortalecer la operación de Essal y se posiciona frente al riesgo de perder la concesión.

¿Por qué se definió enviar una delegación de expertos a Chile a revisar las instalaciones de Essal?

-A raíz del incidente sucedido en julio, el equipo de Essal ha estado volcado en la gestión de la emergencia y la post emergencia, estudiando toda la conjunción de causas que permitieron que esto sucediera y gestionando sus consecuencias.

A nosotros, desde Suez, nos corresponde ayudar, con una mirada externa y de largo plazo, a evaluar la situación operativa de Essal e identificar las áreas de mejora para conseguir que alcance un nivel operativo excelente.

¿Quién vino a Chile? ¿Cuál es su perfil?

-En todas las operaciones que tenemos en Chile y en el mundo, nuestra principal dedicación es siempre la comunidad que abastecemos con agua y los servicios de tratamiento. Por ello, visitaron las instalaciones los expertos responsables de dos grandes sistemas de abastecimiento de España y Colombia, junto con el director de operaciones de Suez en Latinoamérica.

Los tres tienen un perfil de larga experiencia en el área de operaciones y manejan sistemas de abastecimiento muy grandes y complejos que, además, operan con un nivel de excelencia muy alto.

¿Cuál es la evaluación de la calidad de servicio que ofrece Essal?

-Durante los 15 años de concesión, la calidad de servicio que ha venido ofreciendo Essal ha sido buena. Si nos fijamos incluso en los datos que ofrece la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), en algunas áreas está por encima del promedio del sector en Chile, que conviene recordar es el mejor de toda América latina. Pero un incidente como el ocurrido en julio es lamentable y doloroso, por eso Suez ha puesto a sus mejores expertos en el mundo para hacer de Essal una de las mejores sanitarias de Chile.

¿Cuáles fueron los hallazgos que detectaron?

-Detectamos oportunidades de mejora principalmente en tres áreas: digitalización y sensórica; en sistemas de garantía de suministro, y en mejorar la seguridad pasiva de algunas instalaciones concretas.

También, y en línea con nuestra preocupación permanente por nuestros clientes, estamos definiendo un plan de capacitación del personal en competencias técnicas, pero principalmente en habilidades de gestión de emergencias. El objetivo es crear una cultura de riesgo industrial que junto con los sistemas digitales reduzcan la posibilidad de errores humanos.

Por último, queremos dar prioridad a un problema histórico en la zona y que principalmente requiere el concurso del Estado, las aguas lluvia. Hay que ofrecer una solución al problema de las interferencias de las aguas lluvia en el alcantarillado. Aunque no son competencia de Essal, la compañía se ha visto obligada a invertir en exceso en esta área por la falta de una solución eficaz para las aguas lluvia.

¿Creen que la operación de Essal es viable?

-En Suez no tenemos duda alguna, es una sanitaria viable y si aprovecha este episodio para movilizar los recursos necesarios, puede llegar a ser una de las mejores del país.

¿Por qué se produjo la situación de Osorno?

-Como le digo, nosotros nos hemos centrado en evaluar el estado general de las instalaciones y los procesos para evitar este tipo de riesgos en el futuro. Como grupo, nuestra preocupación es ser parte de la solución y asegurar, como lo hemos hecho siempre, el abastecimiento de agua y prevenir que esto no vuelva a suceder.

¿Es 100% responsabilidad de la empresa?

-Cuando una situación así ocurre nunca es por una sola causa, sino por la conjunción de varios factores.

¿Por qué se llegó a esto?

-No sé cómo se llegó en este caso concreto, pero sí puedo decirle que éste es el tema principal de las sanitarias de los países más avanzados. Una vez alcanzado un nivel de servicio excelente, el foco es la gestión de los riesgos, que van en aumento por diferentes causas, como cambio climático, desastres naturales, terrorismo, simples accidentes e incluso sabotajes, como el que se investiga en Puerto Octay.

La población espera un servicio continuo y de calidad, y no tolera incidencias. A eso van dedicadas las inversiones en los países más avanzados y Chile no puede ser una excepción. Habrá que incorporar estas actuaciones en los planes de desarrollo para dotar de redundancia y/o fuentes alternativas de suministro los sistemas de abastecimiento y dejar los camiones aljibe en el pasado.

¿Hay una decisión de vigilar más de cerca la operación de Essal?

-Hay una decisión de prestar todo el apoyo que Essal requiera para que recupere su prestigio como operador. Somos conscientes de que lo sucedido fue un golpe al posicionamiento de la compañía, pero esperamos que, con nuestros planes de mitigación, la comunidad perciba las ventajas de contar con Suez, un grupo de clase mundial, que pone a disposición de todas sus operadoras todos los recursos técnicos y humanos.

¿Cuáles serán los próximos pasos que dará la compañía?

-En estos momentos estamos redactando, con los equipos de Essal, los planes de acción en cada una de las áreas. Essal será quien los trabajará con la Superintendencia antes de darlos por definitivos.

¿En qué plazo esperan ver resultados concretos?

-Cada uno de los planes de acción se está estructurando teniendo en cuenta la variable temporal, identificando acciones que pueden acometerse de inmediato, aquellas que requieren de un plazo mayor y por último aquellas que van a requerir del concurso de otros agentes o administraciones como las relacionadas con aguas lluvia.

¿Qué pasará con todo este trabajo si finalmente pierden la concesión?

-No puedo contestarle a esa pregunta. Es un escenario que no debería ocurrir, entre otros motivos, porque la caducidad de la concesión no beneficiaría a nadie.

Comenta