José Manuel Manzano, de Banco Santander: “El apoyo a la educación toma múltiples formas, y la educación financiera es una de ellas”

Para el gerente División Banca Empresas e Instituciones de Banco Santander, "el acceso a una buena educación es uno de los motores para el desarrollo de las personas, las instituciones y los países".




Una serie de iniciativas ha impulsado Banco Santander en materia de educación. Además del desarrollo de plataformas y programas educativos, la entidad entregó más de 400 becas tanto a alumnos y docentes, lo que da cuenta de su compromiso por esta área.

José Manuel Manzano, gerente División Banca Empresas e Instituciones de Banco Santander, explica por qué es importante invertir en proyectos de apoyo educacionales y otras iniciativas similares.

¿Cuáles son las principales desafíos que Santander ve y quiere abordar para la educación superior?

Nuestro interés es ayudar a perfeccionar los estudios, tanto de los alumnos de pregrado como para los docentes. Es por eso que uno de los programas que históricamente hemos impulsado son las becas de movilidad internacional a universitarios e investigadores, para que puedan adquirir experiencia en instituciones de educación superior del extranjero.

Desde los inicios de este programa en Chile hace casi 20 años hemos apoyado a más de 4.500 beneficiarios, la mayoría de los cuales nunca antes había salido del país. Solo durante 2019 se entregaron más de 400 becas, cuyas postulaciones aumentaron 28% respecto del año anterior, lo que demuestra el gran interés de la comunidad universitaria para poder acceder a estas becas.

¿De qué forma el contexto económico actual influye en los tipos de proyectos que Santander tiene con respecto al apoyo a la Educación Superior?

Banco Santander sigue comprometido con la educación y en este contexto fue un desafío entregar apoyo a todos los estudiantes e investigadores, por eso transformamos nuestra propuesta de valor otorgando becas de manera online y apoyando a la conectividad de los alumnos de universidades chilenas.

No se puede dejar de reconocer el impacto que ha generado el COVID en las economías de Chile y el mundo, pero Santander mantiene su apoyo en la educación en todas las geografías que está presente, ya que estamos seguros que a pesar de coyunturas, invertir en educación es otra manera de ayudar al progreso de las personas.

¿Por qué es importante invertir en proyectos de apoyo y otras iniciativas en este segmento?

El acceso a una buena educación es uno de los motores para el desarrollo de las personas, las instituciones y los países. Como decía, esta convicción se ha expresado por cerca de 20 años como forma concreta de ayudar al progreso de las personas.

¿El apoyo a la educación superior debe ir de la mano de la educación financiera a los alumnos?

El apoyo a la educación toma múltiples formas, y la educación financiera es una de ellas. Tenemos muchas acciones en este campo, como el portal Sanodelucas, a lo que se une el que desde 2016 con el Centro de Políticas Públicas de la Pontificia Universidad Católica hemos desarrollado el Programa Educación Financiera en la Escuela, cuyo objetivo es generar información que contribuya a la elaboración de políticas públicas que impulsen estos contenidos.

Además, en este contexto, tenemos muchas otras iniciativas, que incluyen cursos de educación financiera para apoderados, niños y adultos de todo el país, de manera de contribuir con contenidos que les permitan tomar decisiones financieras más informadas.

Por muchos años Santander ha apoyado la comunidad Universia, ¿cuál es la evaluación de ese proyecto y cómo ha evolucionado?

Universia es la mayor red de cooperación universitaria del mundo, con 1.300 instituciones de educación superior adscritas, 60 de las cuales son de Chile.

Sus ejes estratégicos a nivel global son ser un punto de encuentro para los directivos de las instituciones de educación superior; impulsar la transformación digital universitaria; apoyar el empleo y empleabilidad de los alumnos y ser una fuente de orientación académica y vocacional.

La evaluación que tenemos es muy positiva: en Chile, solo en 2020 y considerando el impacto generado por el COVID, se han realizado conversatorios virtuales con más de 30 instituciones de educación superior y hemos contado con la participación de 140 directivos. Otro ejemplo es la realización de webinars, con la asistencia de 600 directivos representando a 58 entidades.

A ello se suma el apoyo a la transformación digital, la que se materializa a través de Metared, iniciativa colaborativa conformada por una red de responsables de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) de Universidades Iberoamericanas, tanto públicas como privadas, con el objetivo de compartir mejores prácticas, casos de éxito y realizar desarrollos tecnológicos colaborativos.

¿De qué forma Santander apoya a la innovación y el emprendimiento dentro del ámbito de la Educación Superior?

El apoyo al emprendimiento es otra forma que tiene Banco Santander de contribuir a la sociedad y a la economía. Para ello contamos con SantanderX.com, plataforma global donde jóvenes emprendedores pueden conectarse entre ellos y con los principales actores del ecosistema del emprendimiento: universidades, empresas, docentes, mentores y otros emprendedores, para desarrollar proyectos a nivel internacional. También tienen acceso a una red que les informa sobre eventos, convocatorias, noticias, y otros contenidos de interés.

En Chile, hay 18 instituciones de educación superior adheridas a Santander X. En 2020, 11 de ellas han desarrollado iniciativas de emprendimiento universitario en esta plataforma en alianza con Santander, activando casi 20 convocatorias y recibiendo alrededor de 2.000 postulaciones de innovaciones de alto impacto social.

También está el programa de Santander Chile Ideas X, que premia las mejores iniciativas generadas por alumnos de diferentes casas de estudio chilenas. Este año postularon 143 proyectos a través de la plataforma Santanderx.com, con equipos conformados entre dos y cuatro estudiantes de 34 Universidades. Todos los inscritos accedieron directamente a la formación online de Ideas X, mediante cápsulas digitales de emprendimiento, y posteriormente se eligieron las 43 mejores iniciativas. En la etapa siguiente, cada equipo debió presentar su idea en un pitch, donde quedaron como finalistas 23 proyectos. Finalmente, se premiaron a las 10 mejores propuestas, a las cuales se les asignó un fondo que se utilizará para trabajar en el desarrollo de la idea, además de contar con un programa de seguimiento y acompañamiento por parte del Banco durante tres meses.

¿Cuentan con apoyo a emprendedores de base científico-tecnológica?

Esa importante dimensión la abordamos a través de BRAIN CHILE, el cual busca acelerar emprendimientos de base científico-tecnológica originados en instituciones de educación superior nacional e internacional, donde participan estudiantes de pregrado y posgrado, investigadores y académicos. El programa es impulsado por el Centro de Innovación UC Anacleto Angelini, la Escuela de Ingeniería y la Dirección de Transferencia y Desarrollo de la Universidad Católica, en conjunto con Banco Santander. En las cinco ediciones realizadas han participado más de 1.500 personas provenientes de cerca de 100 instituciones de educación superior, tanto de Chile como del extranjero, y 55 proyectos han recibido el apoyo.

En esta sexta versión postularon 337 proyectos, de los cuales 35 fueron elegidos para la primera etapa, para que posteriormente 12 de ellos presenten sus prototipos en la final, incluyendo proyectos focalizados en las áreas de salud, acuicultura, agricultura, energía y construcción.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.