La disputa entre Concha y Toro e Inapi por diseño y marca Clos de Pirque

clos

La viña decidió recurrir al máximo tribunal, precisando que la sentencia incurre en infracciones legales.




A fines de enero, Concha y Toro llegó a la justicia. El 21 de ese mes, la viña presentó un recurso de casación para la Corte Suprema en contra de una sentencia del Tribunal de Propiedad Industrial (TPI), por medio de la cual se confirmó el fallo de primera instancia que, en líneas generales, rechazó la inscripción de toda una actualización del diseño tras la marca de Clos de Pirque.

Según se lee en la acción judicial, el 16 de marzo de 2018 se publicó en el Diario Oficial una solicitud correspondiente a la marca Clos de Pirque para distinguir vinos, asociada a un diseño.

Tras ello, el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi) invocó causales de irregistrabilidad, por cuanto el termino Clos sería una mención tradicional de la Comunidad Económica Europea y coincidente, además, con varias de las menciones complementarias de calidad para vinos tanto para esa parte del mundo, como para Chile. A ello, añadían que Pirque es una zona vitivinícola, por lo que no podría registrarse.

El 21 de agosto de 2018, Inapi ratificó lo planteado, rechazando el registro en una sentencia de primera instancia.

Concha y Toro apeló, y el 27 de noviembre de 2018, el TPI ratificó la resolución. "Que el rechazo se funda en que el signo solicitado es indicativo de uso general en el comercio para designar cierta clase de productos, no presenta carácter distintivo (...) y la marca solicitada puede inducir a error o confusión", señaló esta última sentencia. Sin perjuicio de ello, hubo un voto en contra del ministro Andrés Álvarez, quien precisó que la marca Clos de Pirque ya está registrada como marca comercial, desde hace bastantes años, siendo ampliamente conocida.

Así, la viña decidió recurrir al máximo tribunal, precisando que la sentencia incurre en infracciones legales. Entre los argumentos se lee que el sentenciador en su análisis no comprendió que la protección marcaría que se pide no es sobre Clos de Pirque o algún elemento gráfico puntual, sino que sobre todo un conjunto marcario. Además, reafirmó que la marca en sí ya está registrada, y lo que se solicitó ahora era una extensión de la familia de marcas Clos de Pirque asociada a un diseño distintivo. Con todo, la compañía pidió a la Suprema invalidar el fallo y permitir su inscripción.

Comenta