Líderes empresariales de Perú lamentan cierre de Paris y ven que otras compañías podrían caer

Comercio minorista reduce su ritmo de contracción, pero ahora las ventas de supermercados caen

Expresan tristeza por la decisión de Cencosud, lo que quizás podría ser la punta del iceberg en este tipo de medidas en el país vecino. Proyectan que en tres o cuatro meses empezarán a verse otras empresas cerrar la cortina en ese país.




Si el cierre de la cadena de tiendas Johnson fue una completa sorpresa para el mercado local esta semana, en Perú lo fue el “no va más” de la retailer Paris. Ambas compañías son manejadas por el holding Cencosud, controlado por el empresario de origen alemán, Horst Paulmann.

Desde su arribo en Perú en 2007, Cencosud nunca pudo hacer frente a la competencia que le significaron Falabella y Ripley en el sector de tiendas por departamento en el país vecino, quienes le tenían una década de ventaja en ese mercado y casi el triple de tamaño en número de locaciones.

La bajada de cortina de las 11 tiendas de Paris en ese país hará que las operaciones del holding de Paulmann se concentren más en fortalecer su participación de mercado en el área de supermercados, donde opera marcas como Wong y Metro.

Desde el sector empresarial peruano lamentaron esta noticia, dado que están acostumbrados a recibir año a año nuevas inversiones procedentes de Chile.

María Isabel León, presidenta de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), expresa que “para quienes somos empresarios y sabemos lo que significa apostar por llevar adelante un emprendimiento, siempre es lamentable el cierre de operaciones de cualquier proyecto. No solo por el proyecto en sí mismo, sino también por la cantidad de trabajadores que pierden sus puestos de trabajo”.

Añade que las razones puntuales del cierre de Paris “ya las anunció la empresa: no alcanzaron los resultados esperados. En el Perú hay varios operadores de retail y seguramente la competencia ha sido fuerte”.

Las mujeres están teniendo un peso importante en el empresariado peruano. Así como León preside la Confiep, que es como la equivalente a la CPC chilena, Elena Conterno es la presidenta de la Asociación Empresarial IPAE, un símil de Icare en Chile.

Conterno señala que la decisión de Paris genera tristeza, pues se trata de una inversión importante que no resultó, a lo que se suma que hay una alternativa menos para los compradores. No obstante, dice comprender que la coyuntura sanitaria ha generado problemas muy serios para el sector comercio, lo que se refleja en esta decisión.

“Estamos apenados de que haya una opción menos para los consumidores peruanos, y que una inversión que se hizo no haya dado los resultados esperados para mantenerse. Perú tiene un marco normativo y una cultura empresarial a favor de la inversión extranjera y siempre es bueno que haya competencia. Entendemos que esta coyuntura está siendo difícil para todos, en particular para el comercio del tipo de Paris”, comenta Conterno.

Otras firmas en riesgo

Tras estar a cargo de Credicorp Capital desde los inicios de la compañía, a fines de 2018 Christian Laub renunció a la gerencia general para iniciar un camino propio en el mundo empresarial. El ejecutivo, que también presidió por años la Bolsa de Valores de Lima, hoy por hoy es director de distintas empresas, como Graña y Montero, lo que congenia con su propia firma financiera, Misti Capital.

El peruano conoce el paño chileno de sobra. En su tiempo en Credicorp Capital, constantemente viajaba a la operación que la firma tiene en Chile y estrechó lazos con el sector empresarial local.

Sobre el cierre de Paris, dice que “es una sorpresa, porque es una empresa emblemática y no menor. Hay una competencia donde a Falabella, Ripley y Oeschle les va bien, incluyendo sus negocios financieros. Creo que Paris no alcanzó sus metas y se suma el Covid-19 que fue muy duro”.

Con su trayectoria en finanzas corporativas a cuestas, Laub advierte que “en Perú todavía no hemos visto empresas emblemáticas en reales problemas, como ha pasado en Chile con Latam Airlines, Johnson o Enjoy, pero adelanto que van a venir una serie de quiebras, reestructuraciones, absorciones y fusiones muy importantes”. Explica que “por ahora muchas empresas han sobrevivido por las ayudas de liquidez que han proveído los gobiernos a los sistemas financieros, pero en tres o cuatro meses más vamos a ver realmente cuáles viven y cuáles quedarán en el camino”.

¿Qué grupos chilenos en Perú podrían seguir los pasos de Paris? El ex Credicorp Capital explica que las nacionales que operan en el sector agroexportador -como Hortifrut- han tenido un muy buen año, que las mineras tuvieron un bajón, pero que ya están operando al ciento por ciento. Por lo tanto, cree que “grupos como Derco o Gildemeister deben estar pasando por una situación difícil al no poder vender prácticamente ningún auto. Hay que ver qué apoyo tendrán de sus fabricantes asociados”.

Comenta