Los argumentos del más optimista y pesimista para el crecimiento 2020 de Chile

Vistas Santiago

La Encuesta de Expectativas Económicas del Banco Central ajustó a la baja su proyección de crecimiento para 2020 a 3%. Mientras en el mercado ya se habla de 2,9%. En los extremos de las estimaciones se sitúa Capital Economics (3,5%) y JPMorgan (2,3%).




Quinn Markwith de Capital Economics: "El crecimiento minero ayudará a proporcionar un fuerte impulso"

Para 2020 su visión de crecimiento para Chile figura entre las más optimistas con 3,5%, ¿qué está detrás de esa previsión?

-Estamos anticipando que la reciente recuperación que se ha observado en los últimos datos de la minería seguirá adelante hasta el próximo año. Detrás de esto hay, principalmente, una expectativa de que el crecimiento minero ayudará a proporcionar un fuerte impulso para el crecimiento el próximo año, ya que la producción continúa menos inhibida, a la vez que se beneficia de efectos más favorables.

¿Además de la minería qué factores favorecerían al crecimiento de Chile?

-También esperamos que la debilidad del consumo privado comience a recuperarse para el próximo año. La confianza del consumidor es muy baja y vemos que se comience a fortalecer gradualmente gracias a una mejora en el mercado laboral, que esperamos continúe. Por otra parte, si bien la política fiscal no se está aflojando drásticamente, al menos proporcionará un modesto impulso a la recuperación.

¿La rebaja de tasas de interés juega un rol en esta previsión?

-Por supuesto. El consumo también está recibiendo un impulso de la reciente relajación de la política monetaria. Esto, teniendo presente que también estamos viendo más margen para nuevas reducciones de la tasa de interés en el corto plazo.

La incertidumbre por la guerra comercial y la desaceleración global han impactado con fuerza a Chile, ¿no ve un riesgo ahí?

-El escenario externo es, por supuesto, el mayor riesgo que enfrenta Chile. Sin embargo, dado que esperamos que el precio del cobre se recupere el próximo año, debido a factores del lado de la oferta, esto ayudará a compensar los riesgos en cuestión.

El cobre ahora está en US$2,56 la libra. ¿Hasta dónde podría llegar en el próximo ejercicio?

-Esperamos que los precios del cobre aumenten a US$3,1 la libra para fines de 2020. Ese avance permitirá que el peso chileno se fortalezca frente al dólar y también favorecerá a la recuperación que anticipamos en el consumo.

Diego Pereira de JPMorgan: "Los riesgos externos siguen siendo importantes"

La economía chilena mostró señales de recuperación en el Imacec de agosto. Sin embargo, las perspectivas para el año se mantienen en torno a 2,5%. ¿Cuál es su visión al respecto?

-Esperamos que el crecimiento cierre el año en 2,4%. El dato de agosto fue interesante, con expansión del Imacec no minero del 0,9% contra el mes anterior. Sin embargo, si miramos detenidamente los últimos tres meses, la velocidad del crecimiento sigue muy por debajo de su potencial, al 2,8%. Lo positivo es la recuperación de la producción minera.

Para el próximo año, el consenso del mercado se ubica en 3% mientras que su visión figura entre las más pesimistas con 2,3%.¿Qué está detrás de esa previsión?

-Los riesgos externos siguen siendo importantes, con desaceleración económica esperada en Estados Unidos y China. Para el primero el crecimiento disminuiría de 2,2% este año a 1,7%. En cuanto a los riesgos, nuestros modelos sugieren una probabilidad de recesión de 44% en un año. Mientras que para China proyectamos un crecimiento del PIB de 5,8% para 2020, cuatro décimas menor que este año. En lo referido a términos de intercambio, variable clave en lo relacionado al crecimiento en Chile, nuestra proyección para el precio el cobre es de US$2,167 la libra para el tercer trimestre de 2020, lo cual representa una reducción cercana al 15% con respecto a los niveles actuales.

¿No ve efectos de la política monetaria en la economía?

-El Banco Central de Chile ha sido proactivo en reducir la tasa de política monetaria. Pero hay razones para pensar que la demanda real va a tardar más tiempo en reaccionar a menores tasas, y que la efectividad de la política monetaria va a ser menor en el presente ciclo que en ciclos anteriores. Lo anterior se produce en un contexto global en el que de por sí la efectividad de la política monetaria está cuestionada. Por el lado fiscal, los lineamientos del presupuesto 2020 no sugieren una política fiscal contracíclica.

Comenta