María José Zaldívar, ministra del Trabajo: "Tengo prioridades en este minuto: pensiones y el ingreso mínimo garantizado"

Imagen MARIA JOSE ZALDIVAR11395

Tener dos proyectos en el top de las prioridades significará que otras iniciativas como la flexibilidad laboral, quedarían para una segunda etapa, admite la autoridad. En reforma previsional Ya está negociando con la oposición cuáles serán los seguros sociales y su cotización. una alternativa que dice estar evaluando "seriamente", es el seguro de longevidad que propone la DC.




De todas las medidas que anunció el Presidente Sebastián Piñera en la agenda social, las cuatro primeras fueron de pensiones. Así de clara es la flamante ministra del Trabajo, María José Zaldívar, al momento de explicar dónde pondrá el foco de su gestión en estos primeros meses.

"Tengo prioridades en este minuto: pensiones y el ingreso mínimo garantizado. En el fondo, es la agenda social que fijó el Presidente Piñera", detalla.

Asumió hace menos de una semana, pero la reforma previsional no es nueva para la ministra ya que como ex subsecretaria de Previsión Social es una de las personas que mejor la conoce, pues fue quien asistió en representación del gobierno a todas las comisiones donde se discutió el proyecto, recibiendo incluso las felicitaciones de los diputados de oposición por registrar un 100% de asistencia.

Pero darle prioridad a la agenda social también tiene un costo en lo inmediato: cualquier otra iniciativa quedaría para una segunda etapa.

¿Y flexibilidad laboral?

-Mi prioridad es la agenda social que el Presidente Piñera nos fijó. Pasada esta primera etapa, que yo espero que sea corta porque buscaré que las mayores pensiones se empiecen a pagar lo más pronto posible, seguiremos avanzando con otros proyectos que impacten positivamente a los trabajadores.

¿El proyecto de 40 horas de las diputadas comunistas Camila Vallejo y Karol Cariola no es una prioridad?

-Por supuesto que lo es, porque es un proyecto que está y del que hay que hacerse cargo, pero lo primero es esta agenda social.

¿Presentarán indicaciones al proyecto de 40 horas?

-Nosotros tenemos disposición a oír y construir en todos los ámbitos un acuerdo que nos permita avanzar. En el tema de las 40 horas hay algo bien concreto: las personas quieren tener una mejor calidad de vida, y quieren que vaya de la mano de mayores ingresos. Nosotros estamos trabajando con un grupo de expertos...

¿Va a seguir con la mesa técnica transversal de la misma forma en que se gestó, o la van a reformular?

-No lo sé, primero tengo que conversar con ellos.

¿Cuál será la estrategia para lograr un acercamiento con la oposición en todos los proyectos que lleva la cartera?

-Aquí el que crea que tiene la verdad absoluta, el que crea que su postura es perfecta y que no tiene que recoger nada, ni oír nada, ni abrirse a nada, siento que después de estas dos semanas no ha entendido lo que ha pasado. Este es un cuestionamiento para todos, y es histórico.

¿Qué evaluación hace a dos semanas de que empezara la crisis social que vive el país?

-Han sido dos semanas que nos han hecho a todos reflexionar profundamente. Ha sido un período en el cual todos hemos hecho un alto a la cotidianeidad para hacer una reflexión y ver el país en el que estamos, entender más profundamente qué está ocurriendo, ver de qué manera hemos sido parte del problema, y de qué manera podemos ser parte de la solución (...). En el fondo, también hay una cosa que ha sido súper bonita: de alguna manera había un convencimiento de que este era un país muy individualista, pero siento que hemos logrado darnos cuenta de que somos una gran comunidad, y que hay una serie de temas que como sociedad en su conjunto tenemos que asumir para avanzar.

¿Cuáles serán sus primeras definiciones para avanzar?

-El Presidente nos ha dado definiciones súper claras. Lo que se está buscando es que la calidad de vida de las personas mejore, y que las medidas tengan un impacto profundo en las personas. Para poder conseguir esto, es necesario, por ejemplo, mejorar las pensiones. Lo he dicho en miles de oportunidades: las pensiones en nuestro país no son buenas, y si nosotros queremos tener una sociedad que sea mucho más igualitaria y más justa, es importante que reconozcamos esto y podamos proponer mejoras a los ingresos y a la seguridad social.

¿Cree que después de estas dos semanas los partidos de oposición tengan más disposición a dialogar?

-Al menos, mi experiencia, es que han estado súper disponibles para conversar. Pero no solo tenemos que hablar con los partidos políticos, también uno tiene que abrirse a hablar con otras personas y actores (...). Lo que nosotros estamos haciendo, y creo que ha sido el gran llamado, es que tenemos que sentarnos a oírnos.

El viernes pasado estaban listas las indicaciones de la reforma previsional, pero no ingresaron formalmente. ¿Están evaluando cambios adicionales?

-Estamos trabajando con la oposición. La agenda social que estableció el Presidente contempla cinco medidas súper concretas, que son el resultado de oír lo que las personas estaban solicitando y cuáles son realmente sus necesidades: aumentar los beneficios del Pilar Solidario; hacerlo más rápido; entregar una mayor pensión para las personas mayores; aumentar los recursos para potenciar a la clase media; y por cierto, generar por parte del empresariado una responsabilidad frente al futuro previsional de sus trabajadores, pero ya no solo pensando en cada uno como un individuo, sino que también pensando en este aporte de los empleadores a un fondo solidario. En eso hemos estado trabajando y hemos hablado con la oposición.

Pero la oposición pide al menos dos puntos de cotización para solidaridad, y lo que ustedes están proponiendo es un punto. ¿Están abiertos a aumentarla?

-Aquí es bien importante ir equilibrando los distintos proyectos. Hoy día tenemos una situación en la que todos nos demandamos a nosotros mismos un mayor esfuerzo para mejorar la situación actual, y el Presidente así lo ha señalado, y por eso lo que tenemos que buscar es de qué manera podemos aumentar o perfeccionar lo que ya hemos puesto sobre la mesa, pero siempre con el objetivo de que las personas vayan a percibir mejoras en sus pensiones lo antes posible, y de una manera significativa. Es por eso que nosotros sí estamos todavía conversando y negociando con la oposición.

¿Entonces no está descartado que del 5% de cotización adicional, el 3% vaya a la cuenta individual y un 2% a solidaridad?

-Lo que nos gustaría es que las pensiones de los futuros y actuales pensionados sean lo más altas posible. Es muy relevante que los actuales pensionados puedan ver mejoras sustantivas pronto, y estamos trabajando para poder encontrar el mejor mecanismo para llegar a eso. Pero también creo que es importante entender que el tema de pensiones está relacionado con el mundo del trabajo.

Justamente el mercado laboral es uno de los factores que explican las bajas pensiones en muchos casos. ¿El proyecto de flexibilidad laboral podría mejorar las pensiones, o habría que hacer un cambio mayor?

-Aquí me quiero referir a las palabras del presidente de la CPC, Alfonso Swett cuando dijo que teníamos todos, no solo los empresarios, aunque lo dice por él y me parece súper positivo que tengan esa actitud, que hay que meterse la mano grande al bolsillo para hacerse cargo de este problema (…). A lo mejor vamos a poder tener resultados que hasta hace un tiempo pensábamos que no eran posibles, y que ahora sí van a poder ser posibles porque todos nos pusimos en la misma sintonía.

¿Pero qué tanto se mete la mano al bolsillo el Estado? El ex presidente del Banco Central José De Gregorio, comentó que la propuesta del gobierno en pensiones es muy insuficiente, apenas el 0,4% del PIB, y que un piso razonable sería entre el 1% y el 1,5% del PIB.

-Cuando uno ve los temas de forma aislada, se ven árboles, pero no el bosque completo. Las medidas de la agenda social que anunció el Presidente, van mucho más alá que ese pedacito que dice relación con las pensiones.

¿Qué gradualidad están pensando para el 0,8% de cotización en seguros sociales que iría en un proyecto separado?

-La misma gradualidad que se plantea en la reforma previsional para la cotización adicional del 4,2% (8 años).

En la DC, un seguro que gusta mucho es el de longevidad propuesto por Guillermo Larraín. ¿Lo están evaluando?

-Sí, es uno de los temas que hemos estado evaluando seriamente.

¿Y el de rentabilidad para retiro programado?

-Es otro de los seguros sobre la mesa, pero también hay otras opciones para mejorar las pensiones.

¿El seguro de medicamentos se ingresará en la reforma previsional?

-Estamos todavía en plena negociación.

Una de las mayores peticiones que ha hecho la oposición es separar la reforma previsional. ¿Eso está totalmente descartado, o es conversable?

-Algunos nos han pedido eso, pero otros nos han solicitado que no se separe el proyecto. Es importante entender bien qué significaría separar el proyecto. Significa que hay que presentar uno nuevo que contenga solamente los aspectos ligados, por ejemplo, al Pilar Solidario, y eso implica que tendríamos que botar un año entero de trabajo que ya llevamos de tramitación (…). Si nuestro objetivo es empezar a pagar mayores pensiones el 1 de enero, ¿cómo vamos a hacer esa vuelta que nos puede salir muchísimo más larga? Además, si nosotros separamos el proyecto podría aprobarse solamente lo que dice relación con el Pilar Solidario y clase media, ¿pero cómo haces solidaridad sin tocar la cotización? No existiría el 4% de cotización adicional, ni el tema de regulación a las AFP, por ejemplo.

Ya va un año desde que ingresó el proyecto al Congreso. ¿Cómo va a ser posible pagar pensiones el 1 de enero si solo quedan dos meses para que termine el año, y la tramitación aún no pasa la primera etapa?

Nuestra intención, y lo que el Presidente ha pedido, es que las pensiones se comiencen a pagar lo antes posible, pero para eso tenemos que tener la ley aprobada. Estamos en negociaciones con la oposición justamente para tratar de cumplir con este objetivo.

Comenta