Masisa anota pérdidas en 2020 por efectos no recurrentes, pero logra aumentar sus ingresos

masisa

Con un 42,8% de aumento en ingresos, la empresa cerró un año marcado por nuestras estrategias financieras y reestructuraciones.




Masisa, empresa dedicada al desarrollo de soluciones para muebles, espacios interiores y molduras, informó esta semana sus estados financieros a diciembre de 2020.

En unos últimos año marcados por resoluciones de deudas y la venta de filiales en algunos países de Latinoamérica, la compañía reportó una importante pérdida atribuible a sus controladores, de US$160,4 millones.

Si bien en 2019 también tuvieron pérdidas, estas habían sido menores llegando a los US$127 millones.

En su análisis razonado, la compañía explica las pérdidas de 2020 como “consecuencia de efectos no recurrentes en el resultado no operacional, principalmente asociados a la reestructuración financiera y el reverso de activos por impuestos diferidos de Venezuela debido a su baja recuperabilidad”.

Además, en el documento se señala que también afectaron las consecuencias de la reestructuración financiera que la compañía implementó, sumado a lo que significó el coronavirus para la industria y “el efecto negativo en los impuestos diferidos”.

Estos últimos años, para la empresa chilena, han estado marcados por ventas de plantas industriales, como por ejemplo en México, donde dos de las tres plantas fueron vendidas en 2019 y también por reestructuraciones financieras, que buscan de alguna manera reducir la deuda que tienen presente.

En contraposición, sus ingresos se vieron favorecidos respecto de lo que se reportó el 2019, con un aumento del 42,8%. Esto se traduce en que los ingresos por actividades ordinarias fueron de US$ 574,2 millones, eso evidencia un “aumento de US$172,2 millones respecto del mismo periodo del año anterior” agregó la compañía en su reporte.

El coronavirus afectó de gran manera a la economía mundial y por lo mismo muchas empresas vieron afectadas sus ventas, así mismo sucedió con Masisa. Sin embargo, la compañía de maderas logró hacer crecer el número de ventas en el cuarto trimestre del 2020 anotando un aumento de 29,4% respecto de los primeros tres meses de ese año y un 36,4% respecto del segundo trimestre.

En otros saldos positivos para la compañía, se puede encontrar el EBITDA, índice que aumento un 15,5% respecto del año anterior alcanzando los US$30,6 milllones.

El gerente general de Masisa, Alejandro Carrillo destacó que “confirmamos el cambio de tendencia en nuestros resultados con una importante mejora en los últimos dos trimestres, fruto de nuestra nueva estrategia corporativa y la recuperación de la demanda en nuestros mercados. Vemos que esta tendencia se ha mantenido en los primeros meses de 2021, por lo que estamos optimistas para los próximos meses”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.