Ministro del Trabajo y Previsión Social mete presión al INE: "Es evidente que la forma en cómo mide la creación de empleo no representa la realidad"

Imagen NICOLAS MONCKEBERG34343

Mario Téllez / La Tercera

Nicolás Monckeberg también se refirió a la reforma laboral y sostuvo que aún no está definido si presentarán el proyecto sobre cambios a la indemnización por años de servicio. Al mismo tiempo, y sobre la reforma previsional, indicó que el gobierno hará todo lo posible para que sea ley este año.




A casi un año de haber asumido como ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg hace una buena evaluación: "El sello de nuestro primer año ha sido poner en marcha nuestro país. Dimos un giro en 180 grados en la calidad del empleo que se crea en Chile".

Este 2019 la agenda legislativa estará cargada a temas de trabajo. A los proyectos sobre Reforma Previsional, acceso universal a sala cuna, estatuto laboral del estudiante y teletrabajo, se sumarán los referentes a la reforma laboral, o como ha sido denominada desde el gobierno, "Modernización Laboral".

Por lo mismo, durante el fin de semana pasado Monckeberg junto a un grupo de parlamentarios (Andrés Allamand, Carolina Goic, Juan Pablo Letelier, Juan Antonio Coloma y Ricardo Lagos Weber) viajó a Estados Unidos para participar de un taller sobre adaptabilidad e inclusión laboral, teletrabajo, transformación digital y empleos del futuro en Nueva York y Washington DC, organizado por el BID y el Ministerio del Trabajo. En la oportunidad, y con la presencia de académicos de primer nivel y empresas como IBM, Microsoft, Apple, Oracle, Cisco y Facebook debatieron respecto a los desafíos que implica la modernización laboral.

El gobierno se ha colocado una meta de crear 600 mil empleos de calidad. Dada la presión que está viviendo el mercado laboral, ¿cree que sea posible?

-Cuando nos ponemos una meta alta en materia de empleos, lo que buscamos es que esta sea nuestra prioridad hasta el último día de gobierno. No todos los gobiernos se imponen metas en materia de empleo, nosotros nos pusimos una meta alta la que estoy seguro que la vamos a superar.

No vamos a transar en que los empleos que nos quitan el sueño son empleos de calidad con estabilidad y protección de seguridad social.

En este sentido, ¿cómo ve las mejoras que está haciendo el INE en sus encuestas tras reconocer la subestimación de los datos de empleo?

-Es fundamental que el INE saque adelante cuanto antes los cambios que ha anunciado en su metodología de la encuesta de empleo, porque es evidente que la forma de cómo el INE está midiendo la creación de empleo se ha ido quedando rezagada y no representa la realidad de lo que está ocurriendo en Chile.

Pero este es un tema que se está debatiendo hace años. ¿Cree que estos cambios debieron haberse hecho antes?

-Definitivamente sí, los cambios debieron haberse hecho antes, En general las adaptaciones metodológicas de las encuestas no deben ser reactivas, sino que deben anticiparse.

Pero también destaco, simultáneamente, la gran calidad de los datos administrativos con que contamos en la Superintendencia de Pensiones y del Seguro de Cesantía que demuestran con claridad todos los cambios en el mercado laboral, y que son los que han permitido comprobar que no sólo ha mejorado la calidad de empleo, donde la mayoría son con contrato, sino que se han superado los 170.000 empleos al año (2018).

¿Cómo este desencaje entre los datos del INE y los administrativos afectan las políticas públicas y la credibilidad de las estadísticas en el país?

-Es muy importante entender que este desajuste es reconocido por el INE, que se está haciendo cargo de ello, y tal como lo han dicho están en proceso de hacer los ajustes y correcciones.

En Chile tenemos instituciones que son un ejemplo de seriedad y de confiabilidad con el Banco Central que fue el primero en señalar estas diferencias que estaba arrojando la encuesta de empleo del INE y la necesidad de su modernización. Esto habla de la forma responsable que se está actuando en este tema que sin duda es relevante.

Reforma laboral y previsional

¿Cuáles son los principales ejes de la reforma laboral que se presentará en marzo?

-Poner a nuestras instituciones y entidades fiscalizadoras, en tono con el mercado laboral del siglo XXI y no con los empleos del pasado, eso significa modernizar nuestra legislación laboral y nuestras instituciones, implica hacer cambios importantes en lograr jornadas de trabajo más compatibles con la vida personal de cada trabajador.

En un mercado laboral moderno tenemos que avanzar mucho en inclusión, porque las rigideces del mercado dejan fuera a muchos compatriotas que quieren trabajar y no encuentran su espacio.

¿Cómo se dividirá en proyectos?

-El que sea un proyecto o más de uno responde estrictamente a una razón de técnica legislativa. Es evidente que un proyecto de modernización laboral abarca muchas materias, por lo que es razonable que en vez de tramitar conjuntamente todas las iniciativas, se pueda ir avanzando paralelamente en cada una de ellas.

Los cambios a la reforma laboral de Bachelet sin duda son los temas más complejos, ¿cómo pretenden abordar grupos negociadores y reemplazo en huelga?

-La gente nos pide certezas, no ambigüedades, ya que éstas son las que debilitan el empleo. El margen respecto a grupos negociadores es lo que ha establecido en forma categórica el Tribunal Constitucional, la Corte Suprema y el propio Código del Trabajo, vigente hoy y tenemos que respetar esas disposiciones.

En cuanto al reemplazo interno en caso de huelga, más allá del camino o mecanismo, lo que creemos y sostenemos, así como el derecho a huelga es un derecho de los trabajadores, que hay que reconocerlo y respetarlo, el derecho a trabajar de aquellos que no son parte de esta negociación colectiva también debe respetarse.

¿Habrá cambios en los procesos de descuelgue en casos de huelga y en la última oferta?

Es uno de los aspectos, entre otros. Vamos a despejar las incertidumbres, las faltas de certezas, las ambigüedades que dejaron algunas normas y que han sido por lo demás, compartidas por distintos dirigentes sindicales.

Los cambios en indemnización por años de servicio no son parte del programa de gobierno, finalmente ¿serán parte de algún proyecto?

-Este es el único tema que no está definido (...) Lo estamos evaluando, hemos escuchado a distintos actores y no hemos tomado, con el Presidente, aún una decisión definitiva si incorporarlo ahora en el proyecto.

Respecto a las propuestas de la mesa técnica, es el único punto en que no hemos tomado una decisión. La propuesta de la mesa técnica fue que la indemnización fuera a todo evento (renuncia o despido) con el mismo tope de 11 años, pero con el pago de medio mes por año.

Y en cuanto a la reforma previsional, ¿cree que es posible lograr acuerdos con la oposición?

-En las últimas semanas he tenido reuniones con los partidos de la oposición, con parlamentarios, con centros de estudio de distintas tendencias políticas y me quedo con la convicción de que más allá de las diferencias, que legítimamente existen sobre los cambios en nuestro sistema de pensiones, en una amplia mayoría veo una decisión de avanzar en esta reforma. Si alguien cree que están las cosas para usar las pensiones para hacer un gallito político gobierno-oposición, está profundamente equivocado.

La administración del 4% y un aumento mayor a la cotización obligatoria son las principales demandas de la oposición. ¿Están dispuestos a ceder?

- Sin duda vamos a evaluar todas las propuestas, porque creemos que nuestro proyecto sí puede mejorar y estamos dispuestos a que este debate sea para persuadir y dejarse persuadir, porque lo que tenemos claro es que vamos a sacar adelante la reforma previsional. Yo me la voy a jugar para que esta reforma sea ley este año.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La entrenadora Amanda Caprito, experta en vida saludable, explicó en un medio de Estados Unidos, cuáles son los principales motivos por los que se fracasa a la hora de emprender un plan de reducción de peso