Paro nacional de Codelco: gobierno insiste en el diálogo y oposición acusa nueva improvisación

Luego de que los 26 sindicatos que se sumaron a la movilización descartaran reunirse con el Ejecutivo, los partidos del oficialismo sostienen que se debe respetar el derecho sindical, pero que a la vez se cree un plan que satisfaga la crisis medioambiental y las dudas de los trabajadores.




Para este miércoles, y ad portas del inicio del paro de trabajadores de la División Ventanas de Codelco, el Ministerio de Energía tenía fijada una convocatoria con la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC). ¿El objetivo? Elaborar en conjunto un nuevo proyecto de ley que garantice que Codelco realice el proceso de las fundiciones de la estatal, asegure la fundición de los minerales de los pequeños y medianos productores de la Empresa Nacional de Minería (Enami) y elimine la obligación legal de Codelco de hacer el tratamiento de los productos únicamente en la fundición Ventanas.

El tema es que las relaciones entre el Ejecutivo y los sindicatos de la estatal no son las mejores después de que 26 sindicatos de Codelco se sumaran a la movilización y descartan reunirse el miércoles con el gobierno. Ya el sábado lo habían adelantado: tras juntarse la FTC, el ministro secretario general de la Presidencia (Segpres), Giorgio Jackson, y la ministra de Minería, Marcela Hernando, el presidente de la organización, Amador Pantoja aseguró tener una ruta trazada: “No nos gustaría estar en esta posición, pero no nos siguen escuchando”.

En ese sentido, desde La Moneda el monitoreo del primer día del paro será a nivel interno, en donde están involucrados principalmente los ministerios de Minería, Medio Ambiente, Segpres, pero también Trabajo. Desde esa cartera reconocen estar atentos a lo que vaya a ocurrir hoy. La postura, aseguran, sigue siendo la misma que transmitieron el lunes, en donde el propio Presidente Gabriel Boric aseguró: “Vamos a seguir conversando con ellos (los trabajadores)”. Y aunque sea que estén en paro, agregó la ministra vocera de gobierno, Camila Vallejo.

Oficialismo

El diagnóstico de los partidos del oficialismo frente a esta situación es similar. Aunque el diputado de Convergencia Social por el distrito 6 -que abarca las comunas de Quintero y Puchuncaví-, Diego Ibáñez, dice que “los trabajadores están en su derecho a ejercer la libertad sindical. El gobierno ha sido claro en que ningún trabajador de planta ni indirecto va a quedar abandonado. En el Congreso vamos a empezar el próximo miércoles la reforma a la ley que permita fundir en otras dependencias de Codelco, que asegura que tampoco va a haber una privatización de concentrados y que va a seguir procesando la estatal, y desde la comisión de minería vamos a estar llanos de invitar a la ministra del Trabajo, al directorio de Codelco y generar el mejor diálogo para encontrar un acuerdo lo más rápido posible”.

El tema ya había sido abordado en el comité político ampliado del lunes, en donde se reconoció que el ejercicio del derecho sindical debía respetarse. “Este proceso va a ser con los trabajadores. Si están en paro o no, creo que lo que hay que hacer es seguir dialogando para buscar una salida y una transición justa, tanto para los trabajadores como para las familias de Quintero y Puchuncaví”, indica la presidenta de Revolución Democrática (RD), Margarita Portuguez.

Desde el PC, el presidente, Guillermo Teillier, sostiene que si bien los anuncios son claros en cuanto a que los trabajadores no perderán sus puestos, hay algo que no quedó claro: “Lo que me parece queda en duda entre los trabajadores, es la permanencia de Codelco como empresa estatal y el fortalecimiento de la capacidad de fundición y refinado con la instalación de una o más plantas modernas que cumplan con las normas internacionales. Es sobre esto que se necesitan las garantías del gobierno y de los directivos de Codelco. La pequeña y mediana empresa minera necesita también tener esta seguridad”.

En Socialismo Democrático, la presidenta Natalia Piergentili plantea que se debe “afinar el trabajo entre gobierno, empresa y trabajadores para converger en un plan que satisfaga la crisis medioambiental, pero también las legítimas dudas de los trabajadores, además de evaluar si habrá mermas económicas”.

Lo mismo sostiene Ricardo Lagos Weber, senador PPD por el distrito 6, quien asegura que los trabajadores tendrán la protección adecuada, pero que se deberá velar además por el apoyo para el desarrollo comunal. “Esta decisión presidencial lo que hace es colocar en el centro la salud de los niños y niñas. Codelco y el gobierno deben comenzar un diálogo con la comunidad y trabajadores, se deben entregar certezas”.

Las críticas de la oposición

Desde la otra vereda, en la oposición entienden el descontento de los trabajadores. “El día anterior al anuncio del cierre, la ministra de Minería había comprometido a los sindicatos de trabajadores que los 56 millones de dólares de inversión en tecnologías se iban a cumplir. Entonces, nuevamente tenemos una acción en donde hay un anuncio sin antes haber tenido la necesaria coordinación”, dice el presidente de RN y senador por la zona, Francisco Chahuán.

En ese sentido, el parlamentario asegura empatizar con los sindicatos: “Se sienten burlados y sorprendidos con la decisión, y lo que uno pide es que estos temas se los tomen en serio. Tomárselo en serio implica la reparación del daño ambiental por años y tomar todas las medidas para no afectar a los trabajadores, no desarraigar a las familias de Puchuncaví ni tampoco afectar a los trabajadores indirectos”, añade Chahuán.

La presidenta de Evópoli, Luz Poblete, coincide con este diagnóstico: “Nosotros valoramos el fondo, pero la forma en que se ha hecho parece improvisada, que no tuvo las conversaciones en profundidad con los distintos sindicatos como para poder tomar esta decisión que era inminente. Siempre un paro es delicado, pero se entiende en este contexto en que no hay un plan claro, que todavía hay pasos que faltan, y en ese sentido hay mucha incertidumbre”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.