Pesar en el mundo empresarial por muerte de José Said

El presidente de Quiñenco, Andrónico Luksic destacó "la profunda visión de futuro" del empresario. Mientras que desde la CPC, Juan Sutil manifestó su admiración. En la banca, en tanto, "se le recuerda con cariño", dice Mena.




“Un gran empresario”, “un ejemplo de trabajo”, “quedan muy pocos de su talla”. Estas son algunas de las frases que más se repiten dentro del empresariado tras conocerse el fallecimiento del socio y presidente de Parque Arauco y Scotiabank Chile, José Said.

Uno de los primeros en reaccionar al fallecimiento de Said, fue su par empresarial el presidente de Quiñenco, Andrónico Luksic, quien en conversación con Pulso reconoció que “él siempre tuvo una profunda visión de futuro y se mantuvo activo hasta el final”.

En este sentido, prosiguió destacando que “lo conocí durante muchos años y sé que también fue un gran hombre de familia, abuelo y padre muy cercano a los suyos”.

“Una enorme pérdida para Chile”, agregó.

Pero el reconocimiento al empresario no se quedó ahí. Desde la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), “se va un gran hombre y y un gran empresario, un ejemplo de trabajo, integridad, esfuerzo y creatividad”, dijo su presidente Juan Sutil.

Destacó del presidente de Parque Arauco que “se forjó de cero y que procuró durante toda su vida hacer empresa dentro de valores y principios admirables”.

Además sostuvo que Said siempre privilegió el bien de los suyos y del país y que su preocupación por la paz y el desarrollo Palestina siempre “fue un motivo de admiración” para su pares los empresarios.

Así, y además de extender sus condolencias a la familia del fundador de Parque Arauco, dijo que su partida “nos deja un hombre de los que quedan muy pocos de su talla, un ejemplo para las nuevas generaciones de emprendedores y empresarios”.

Desde la banca, donde Said jugó un rol muy activo, su presidente José Manuel Mena resaltó que “quizá la cualidad más destacable de Don José, porque así lo llamábamos, es que era muy afable. Siempre se le recordará con cariño”, dijo.

Según cuenta Mena, a sus 90 años, Said participaba activamente en todos sus directorios y era una persona muy vital, “de hecho se conectaba a todas las reuniones”, por eso, agrega “su muerte nos sorprendió a todos”.

Francisco Sardón, gerente general de Scotiabank dijo que “fue un hombre muy completo, un ejemplo de persona, y un gran apoyo para todos”.

Para el sector comercio, “el gran legado de Said fue que siendo migrante pudo forjar grandes negocios en este país, instalando en el Chile de los 80 este nuevo concepto de los centros comerciales”, señaló Manuel Melero, quien además agregó que el empresario “siempre fue reconocido por buenas prácticas”.

Por su parte, el ex gerente general de BBVA, Ignacio Lacasta, dijo que lo que más le impresionó de Said, era “su amor y respeto por la familia. Puedo decir que fue una gran experiencia trabajar a su lado”, comentó.

Comenta