Con precios un 30% más bajos, Argentina ofrece gas en Chile y ya tiene más de 10 interesados

Cinco contratos ya están firmados y otros 12 están en proceso de ser aceptados. Esto, en el marco de un acuerdo entre los países para importar el energético, doce años después de la crisis del gas.


Ayer se marcó un hito entre las relaciones de Chile con Argentina en el sector energético. En una ceremonia encabezada por el presidente de la República, Sebastián Piñera, la ministra de Energía, Susana Jiménez y el secretario de Energía de Argentina, Javier Iguacel; se reabrieron las válvulas de gasoducto GasAndes para importar gas natural desde el país vecino a Chile.

Esto, doce años después de la seria crisis que se produjo en Chile por los cortes de gas argentino, luego que ese país, que por años vendió el hidrocarburo a precios competitivos, cerrara la llave al comenzar a ponerse en riesgo el abastecimiento interno, dada la baja inversión en exploración y al congelamiento de tarifas. Pero todo eso quedó atrás. Actualmente, hay cinco contratos entre empresas argentinas con locales, con Colbún y Methanex como los principales compradores de gas proveniente del vecino país.

Sin embargo, la ministra Susana Jiménez precisó que en total hay otros cinco interesados y luego Iguacel agregó que a esos se le deben añadir siete más. Así, en total se cuentan unos 17 interesados, entre los que se encuentran Aprovisionadora Global de Energía (Agesa) y Innergy Soluciones Energéticas (Innergy).

Más competencia. La arremetida trasandina pone presión al hasta hace solo meses único importador de gas natural a gran escala en Chile: GNL Chile, que obtiene gas regasificado en el terminal ubicado en Quintero.

Entre sus principales clientes destacan Enel Generación y Metrogas. El nuevo oferente sorprendió al mercado con precios más bajos que los que ofrece GNL Chile. El gas argentino de Vaca Muerta cuesta a alrededor de US$6 el millón de BTU/día y el de Quintero, que se obtiene entre otros mercados de Trinidad y Tobago, tiene un precio de aproximadamente US$8,5 el millón de BTU/día. Esto es una diferencia de un 30%.

Sin embargo existen varias consideraciones, ya que en el caso del gas que vende GNL Chile, los contratos son por 30 años e ininterrumpidos. En relación al gas argentino son contratos que se prolongan por siete meses y culminan en abril. Esto, porque la demanda en el país vecino se incrementa en el invierno y el gas se hace insuficiente para venderle a Chile.

Fuentes de la industria aseguraron que el gas que se vende a corto plazo tiene un costo menor que los que tiene contratos a largo plazo, ya que hay mayor inestabilidad. Además indicaron que la operación con los argentinos no afectará en el negocio de GNL Chile, ya que estos tienen su capacidad total contratada. Es más, señalaron que podría ser positivo, porque complementa la oferta en periodos estacionales.

Matriz energética más limpia

Ayer, el presidente Piñera aseguró que el inicio de los enviós de gas argentino “nos va a permitir tener una matriz energética como la que queremos, más económica, más limpia y sustentable”.

En tanto, la ministra Jiménez manifestó que “es una gran oportunidad para ambos países. En particular para nosotros, porque es una fuente de energía competitiva que permitirá no solo acompañar a las energías renovables variables introduciendo mayor flexibilidad en nuestro sistema, sino que también puede ayudar en el plan de descarbonización a través de una generación de más baja emisiones”.

El mega yacimiento trasandino

El reinicio de los envíos de gas argentino hacia Chile, impensado hace unos años, se explica por la explotación comercial de Vaca Muerta, un gigantesco yacimiento del hidrocarburo ubicado en la zona sur de Argentina.

Aunque la abudancia de gas de Vaca Muerta era conocido hace años, la masificación del método shale de extracción -que permite extraer, mediante nuevas técnicas de bombeo, el gas adherido a la roca a mayor profundidad- fue clave para que Vaca Muerta comenzara a ser explotable comercialmente.

Además, dadas las enormes reservas de gas existentes, Argentina anunció que pronto dejará de comprar gas a Bolivia.

Seguir leyendo