Premio Impulsa 2019: identificando oportunidades

mujeres

Australia -a partir del Gender Equality Act 2012 - creó una Agencia gubernamental que obliga a todas las empresas del sector privado, que cuenten con más de 100 trabajadores, a reportar indicadores de género (composición fuerza de trabajo, gobiernos corporativos, diferencia de salario, acoso laboral y discriminación).




El año 2012 la entonces Superintendencia de Valores y Seguros, emitió la norma 341 sobre gobiernos corporativos bajo el diagnóstico de la necesidad de avanzar hacia una mayor información así cómo en buenas prácticas. En 2015 fue reemplazada por la 385, que compele a las sociedades abiertas a reportar, entre otras, del funcionamiento del directorio en materia de diversidad. Adicionalmente, ese mismo año, se emitió la norma 386 - que viene a sustituir la norma 30, sobre información que las emisoras de valores entregan al mercado- obligando a los emisores de valores de oferta pública a reportar sobre composición de hombres y mujeres en la organización (directores, gerentes, trabajadores) y brecha salarial.

Australia -a partir del Gender Equality Act 2012 - creó una Agencia gubernamental que obliga a todas las empresas del sector privado, que cuenten con más de 100 trabajadores, a reportar indicadores de género (composición fuerza de trabajo, gobiernos corporativos, diferencia de salario, acoso laboral y discriminación). Luego, usando esta data como línea base, la agencia australiana trabaja de forma colaborativa con empresas - generando estrategias y visibilizando buenas prácticas- para contribuir a mejorar su desempeño. Así, la experiencia internacional nos demuestra que no basta solamente con medir indicadores, es imprescindible identificar barreras, definir estrategias y, por, sobre todo, generar acountability con respecto a estos KPI. Hoy el gran desafío es lograr que los directorios se hagan las preguntas correctas en torno a estos temas, para lograr ser más competitivas (múltiples estudios así lo avalan) junto con responder a las demandas del siglo 21.

Buscando contribuir a lograrlo, este mes celebramos la cuarta versión del Premio Impulsa -alianza entre PwC Chile, Pulso y la Fundación ChileMujeres- iniciativa que busca visibilizar a empresas -por rubro y en base a la norma 386 de la CMF- que estén comprometidas con prácticas innovadoras y tengan indicadores que demuestren su compromiso por diversidad en su fuerza laboral, así como en la alta gerencia. Este año, queremos iniciar una conversación con respecto al rol de gobiernos corporativos en las empresas y de su regulador (CMF) para mejorar los indicadores evaluados este año, identificando oportunidades y desafíos. Creemos que, tal como dice Brian Tracy, "la clave del éxito está en enfocar nuestra mente en lo que queremos, no en lo que tememos".

Comenta