Quién es Zhong Shanshan, el nuevo mayor millonario chino que le quitó la corona a Jack Ma

Dejó el colegio a los 12 años, fue carpintero, albañil y hasta reportero. Lejos de figurar y posar para los medios de comunicación, Shanshan, o el rey del agua embotellada como también se le conoce, se esconde guardando un bajo perfil público.




Es, al menos curioso, que en un mundo dominado por las tecnológicas y en un país como China, donde la mayoría de los millonarios están asociados a empresas de esta índole, el empresario que esté en la cima del ranking de los más ricos de ese país venda agua en botella. La corona que antes ostentaba Jack Ma, el conocido presidente de Alibaba Group, ahora se encuentra en manos de Zhong Shanshan, fundador de la compañía de agua mineral Nongfu Spring y controlador de la Beijing Wantai Biological Pharmacy.

Así lo establece el ranking entregado por Hurun Report —y recogido por The Wall Street Journal—, firma de Shangai que estima los patrimonios de los principales magnates de la nación asiática. Según lo señalado en el diario estadounidense, el rey del agua embotellada ocupa el primer lugar del ranking de los más ricos de China, “con un patrimonio neto estimado de 550.000 millones de yuanes, o alrededor de US$ 85.000 millones”. Jack Ma, en tanto, se ubica cuarto con 360.000 millones de yuanes, o unos US$ 57.000 millones, antecedido por Colin Huang, fundador de Pinduoduo, que se posicionó tercero con 450.000 millones de yuanes (US$ 69.300 millones), y Pony Ma, fundador de Tencent Holdings, que es el segundo con 480.000 millones de yuanes (US$ 73.900 millones).

Un hombre reservado

Zhong Shanshan nació en diciembre de 1954 en la ciudad de Hangzhou. El empresario de 66 años sigue viviendo allí, a la orilla de un lago en un departamento del distrito Xhiu de la ciudad. La sede central de su compañía de agua Nongfu, está a solo siete minutos en auto según Business Insider. Sin embargo, la sede de su empresa farmacéutica se encuentra mucho más lejos, en Beijing.

Jack Ma y Mukesh Ambani, el exhombre más rico de Asia, son reconocidos por figurar frente a las cámaras y llevar un estilo de vida muy lujoso, con grandes gastos en bienes raíces por ejemplo. Shanshan es todo lo contrario. De bajo perfil, no se le ve en fiestas y tampoco le gusta ser el centro de atención de los medios de comunicación. Da muy pocas entrevistas, no está vinculado a ningún partido político y ha confesado públicamente que no se le da muy bien todo lo que tiene que ver con relacionarse con el público en general.

Con una vida simple y reservada, el líder de Nongfu aparece como un hombre muy ligado a su familia, distribuyendo su riqueza entre varias personas que forman parte de ella. Así, según datos de Bloomberg recogidos por Business Insider, la hermana mayor de su esposa, Lu Xiaowei, posee el 1,4% de acciones de la compañía, participación avaluada en US$ 432 millones, y otros dos hermanos de ella tienen acciones por US$ 428 millones cada uno. Asimismo, las hermanas del multimillonario, Zhong Xiaoxiao y Zhong Xuanxuan, tienen papeles que sumados valen US$ 642 millones. Por último, el hijo de “el lobo solitario” -otro apodo acuñado por la prensa china, ya que evita las reuniones que se dan entre los grupos de millonarios chinos-, Zhong Shu Zi, aparece como el director no ejecutivo de la empresa. De acuerdo a Business Insider, el China Daily informó que el empresario tiene otros dos hijos.

Según información entregada por los medios chinos y recogida por la revista Forbes, Shanshan se vio forzado a dejar el colegio a los 12 años por la “Revolución cultural” maoísta. A esa temprana edad consiguió trabajo en la construcción, luego de albañil, y finalmente, logró entrar a estudiar a la universidad en 1977, a la Zhejiang Radio & TV University, trabajando luego como periodista en un diario estatal llamado Zhejiang Daily. Pero dejó la carrera periodística en 1988 con la intención de entrar en el ámbito de los negocios.

Distintos proyectos lo llevaron a vender hongos, a trabajar como agente de ventas para una compañía de bebidas china, llamada Wahaha, y también estuvo comercializando suplementos para el cuidado de la salud. Casi 10 años después, en 1996, Zhong Shanshan logró fundar su compañía de agua embotellada, Nongfu Spring. Hoy, es la empresa de agua mineral más grande de China, con aproximadamente 4.500 distribuidores dentro de su país, según información de Forbes.

Ascenso en plena pandemia

En 1996, la marca de agua mineral embotellada Nongfu era solo de agua, y su principal enfoque era la calidad del producto, el sabor del agua. De esta manera, la compañía se centró en promover esa calidad y bienestar, algo que sería particularmente efectivo debido a que el agua de la llave en el gigante asiático no es bien vista por sus ciudadanos.

Con el tiempo, Shanshan, entendió que debía diversificarse. Es así como desde 2003 en adelante la compañía entró a competir en diferentes mercados de bebestibles. Primero partió con jugos, luego llegó a bebidas, yogurt, bebidas deportivas y bebidas a base de té.

Pero su mayor punto de despegue se produjo en plena pandemia, esto ya que en 2020 sus dos compañías entraron a la bolsa y la riqueza de Shanshan ascendió a US$ 70.000 millones en solo ese año, según Bloomberg.

Nongfu Spring entró a la bolsa de Hong kong en septiembre del 2020 y desde entonces y hasta el 29 de enero del 2021, The Wall Street Journal informaba que las acciones habían casi triplicado su valor, llegando a una valorización de US$ 85.000 millones

Por otra parte, la compañía Beijing Wantai Biological Pharmacy, empresa que fabrica kits de prueba de Covid-19, que ya había entrado a la bolsa en abril de 2020, fue adquirida por Shanshan y al 24 de septiembre del 2020 en un artículo publicado por el diario estadounidense, las acciones ya habían ganado más de un 2.000 % respecto de la oferta pública inicial de abril.

Todos estos son los factores por los que “el rey del agua embotellada” ha pasado a ser el rey de China. Su personalidad introvertida al parecer hace una buena mezcla con la constancia y trabajo duro que el empresario aplicó en su negocio y que ahora lo tienen a la cabeza en la carrera de los millones chinos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.