Remuneraciones muestran primera caída desde 2008 por aumento de fuerza laboral

Los inversionistas extranjeros han aumentado sus apuestas contra el peso chileno en el último mes.

Los inversionistas extranjeros han aumentado sus apuestas contra el peso chileno en el último mes.

El índice real retrocedió 0,1% en julio en 12 meses. Expertos señalaron que se debe a un mayor interés por encontrar empleo. Inmigrantes y automatización estarían también entre los factores.




Un estancamiento registró el Índice de Remuneraciones (IR) al mostrar un alza interanual de 2,6%, bajo la inflación en 12 meses (2,7%), lo que concluye en un decrecimiento en términos reales de 0,1%, su primera caída desde 2008, según lo señalado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

De acuerdo a los expertos este valor refleja la situación que vive el mercado laboral en el sentido de que la oferta de mano de obra es más alta que las vacantes abiertas.

Una de las causas detrás de este fenómeno sería la llegada de inmigrantes. De hecho, entre enero y junio se entregaron 188.638 visas laborales lo que implica un aumento de en torno al 72% respecto del mismo período de 2017. Es más el propio Informe de Política Monetaria (IPoM) señaló que el mercado laboral "mantiene cierto rezago respecto de la actividad y puede contener grados adicionales de holgura producto del flujo inmigratorio".

La académica de la U. de Los Andes, Cecilia Cifuentes, subraya que el estancamiento de las remuneraciones obedece a tres factores. "Primero que el mercado laboral actúa con rezago en relación al crecimiento económico, por lo que hay que esperar para ver como se refleja la evolución del Producto Interno Bruto (PIB) en el empleo y los salarios. Segundo es la inmigración y la automatización, en tercer lugar".

La economista sostiene que la inmigración está presionando la fuerza de trabajo, mientras que, la automatización está dando cuenta de un cambio estructural empezando a jugar un nuevo rol en el mercado laboral.

Asimismo, el economista de Clapes UC, Juan Bravo señaló que "hay bastante holgura en el mercado laboral aún y eso reduce el poder de negociación de los salarios. Los datos indican que las remuneraciones están estancadas, debido a que muchas personas se están incorporando al mercado laboral, los cuenta propia están buscando empleo asalariado, por lo tanto, el país debe crecer más para absorber esa mayor búsqueda", indica.

Explica que en esta baja del IR además influye la base de comparación debido a que el año pasado se aplicaron dos leyes, la de plantas municipales y de carrera docente que generaban nuevas asignaciones e incentivos, "por ejemplo en julio 2017 en enseñanza las remuneraciones crecían a 8,3% y ahora 0%, y en administración el año pasado aumentaban 8,4% y ahora 1,7%, entonces ese efecto se difuminó".

A su vez, el académico de la Facultad de Economía y Negocios de la U. Alberto Hurtado, Mauricio Tejada indicó que "lo que han crecido las remuneraciones alcanza sólo para compensar el poder adquisitivo, y eso no sorprende, porque los últimos datos indican que el empleo no ha crecido lo suficiente para absorber a todos los interesados en encontrar un trabajo, es decir hay mucha oferta y pocas vacantes", señala. Comenta que en algún momento estas variables se cruzarán y crecerán nuevamente los salarios, "si el crecimiento se mantiene robusto hacia fin de año, se podría absorber a los interesados en hallar empleo y desde ahí podrían crecer las remuneraciones. Pero, por ahora esta situación aún es débil".

Tanto Tejada como Bravo consideran que factores como migración y la automatización son procesos más estructurales cuyos efectos se verán en el largo plazo.

Por sectores

Si se revisan los 17 sectores detallados por el INE, ocho presentan variaciones reales negativas y tres están levemente por encima de la inflación, con un 2,9% de evolución: transporte y almacenamiento; servicios de administración y apoyo; y actividades artísticas y recreativas. De hecho, en los primeros siete meses del año el IR real acumula una baja de 0,7, con una remuneración ordinaria media por hora de $4.681, desglosada en $4.343 en el caso de las mujeres y de $4.973 en los hombres.

Comenta