Remuneraciones registran nula variación en junio y masa salarial se sigue desacelerando

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en enero-junio este indicador acumula un retroceso de 0,9%, mientras que en 12 meses los salarios reales avanzaron 0,1%.

El crecimiento económico del primer semestre tuvo el mejor desempeño desde 2012 cerrando con una expansión de 4,7%. Sin embargo, este repunte no se ha podido expandir al resto de las variables macroeconómicas. Una de esas variables es el índice de remuneraciones, el cual tuvo un nulo avance en junio. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en enero-junio este indicador acumula un retroceso de 0,9%,mientras que en 12 meses los salarios reales avanzaron tímidamente un 0,1%. En términos nominales, el índice registró un alza de 0,1% en el mes y de 2,7% en 12 meses.

¿Pero qué explica este escenario?

Felipe Alarcón, economista de Euroamerica señaló que uno de los factores que están detrás de este nulo avance de los salarios es la gran cantidad de migrantes presentes hoy en la fuerza de trabajo absorbiendo el alza de los salarios, ya que no son sólo trabajadores no calificados, sino que también los calificados. Según Alarcón esta misma situación se refleja en la tasa de desempleo.

Este estancamiento no se refleja sólo en las remuneraciones, sino que también en la masa salarial de los ocupados. Según cálculos de la Cámara Nacional de Comercio (CNC) en base a los datos del INE, registró un alza de 2,2% real en junio de 2018, lo que implica una baja de 0,8 puntos porcentuales respecto al mes previo (3,0%). Así, según el informe, el resultado continúa mostrando una tendencia negativa en el comportamiento de la masa salarial en los últimos 12 meses, influido en gran parte por el prácticamente nulo crecimiento de las remuneraciones reales, afectadas por una mayor presión inflacionaria este último mes, junto a un estancamiento en el crecimiento de los trabajadores ocupados.

Mientras, la masa salarial estimada de los asalariados (que perciben un salario por su trabajo y representan alrededor del 70% de los ocupados), creció en 2,3% anual en junio de 2018, también por debajo del resultado de mayo (2,5%). “El resultado muestra que pese al mayor crecimiento de los ocupados asalariados registrado en el sexto mes del año, el nulo crecimiento de las remuneraciones reales hizo que continuara desacelerándose el crecimiento de la masa salarial, resultando en una marcada tendencia negativa desde febrero a la fecha”, precisa el reporte.

La gerente de Estudios de la CNC, Bernardita Silva subrayó que “la masa salarial se relaciona directamente con el poder adquisitivo de los hogares, y está marcada desaceleración pone en riesgo el crecimiento del consumo privado”.

Expectativas

De acuerdo con la CNC, la actividad económica del país se ha robustecido en lo que va del año, con una alza promedio de 4,7% anual el primer semestre este año, siendo el mejor registro desde la primera mitad de 2012, no obstante, este crecimiento no está asegurado, ya que el comportamientos de algunos indicadores hacen ver que el crecimiento es más cíclico que tendencial.

“Las expectativas fueron muy altas y ahora están pasando la cuenta: la debilidad del mercado laboral, la desaceleración de la masa salarial real, los mayores niveles de deuda de los hogares, la pérdida de impulso de las confianzas y los efectos que está teniendo la guerra comercial en nuestra economía, hacen entrever que los desafíos son grandes”, dijo Silva.

Por ello, desde la CNC añaden que “se necesita recuperar el crecimiento de largo plazo, enfocándose en aumentar la productividad y hacer crecer la inversión, pero no solo de maquinarias y equipos, sino que aquella que construye, produce y da más y mejores empleos”.

Seguir leyendo