Retiro activo

El envejecimiento de la población podría impulsar este negocio, estiman los expertos.

Postergar la edad de jubilación es una tendencia creciente, ya sea por el bajo monto de las pensiones o por el deseo de seguir participando de la vida laboral y aportando desde la experiencia. Hemos evolucionado hacia un retiro activo, concepto que surge como respuesta para aquellos que pese a encontrarse en la llamada tercera edad, no quieren o no pueden permitirse una vida pasiva.




Los retos vinculados al proceso de envejecimiento que enfrenta Chile ponen presión sobre el sistema de salud, incrementando los desafíos fiscales y generando una mayor necesidad de integración social. El aumento en la esperanza de vida amenaza con reducir el valor de las pensiones de los futuros jubilados y aumentar el gasto público dirigido al financiamiento del pilar solidario.

Para compensar los efectos adversos del envejecimiento sobre la fuerza de trabajo y el crecimiento económico, es necesario -entre otros factores- prolongar la vida laboral y aumentar la actividad económica de las mujeres, según señalan I. Apella, T. Packard, C. Joubert y M. Zumaeta en el libro "Retos y oportunidades del envejecimiento en Chile" (2019).

Si bien Chile se encuentra entre los países con las tasas más bajas de participación laboral femenina, durante los últimos años se ha registrado una tendencia positiva en las tasas de participación económica, tanto en mujeres como en adultos mayores: La tasa de ocupación posterior a la edad legal de jubilación para mujeres (60 años) y hombres (65 años) es de 22,3% y 36,9% respectivamente (Casen, 2017). Por su parte los salarios de oferta recibidos por los trabajadores mayores de 65 años son - en promedio - equivalentes al 67% de lo que recibe el resto de la fuerza laboral (Ocde, 2017). El mayor punto de inflexión está en el número de horas trabajadas y el contrato laboral.

En este contexto, son prioritarias las iniciativas legales que promueven la incorporación de más mujeres al mercado laboral; las propuestas de modernización y flexibilización del Código del Trabajo; así como las que contribuyen a fomentar una mejor calidad de vida y generan instancias para la formación continua sin límites de edad, con facilidades de financiamiento y compatibilidad horaria. Las oportunidades de reconversión laboral son una herramienta fundamental para permanecer más tiempo en el mercado laboral y adaptarse a los procesos de automatización y transformación digital de la economía.

Postergar la edad de jubilación es una tendencia creciente, ya sea por el bajo monto de las pensiones o por el deseo de seguir participando de la vida laboral y aportando desde la experiencia. Hemos evolucionado hacia un retiro activo, concepto que surge como respuesta para aquellos que pese a encontrarse en la llamada tercera edad, no quieren o no pueden permitirse una vida pasiva.

Comenta