Transbank alista escenarios tras salida de Santander: tarifa de marcas de tarjetas de crédito será clave

El comercio celebró la decisión de Santander de poner fin al acuerdo con Transbank. Ahora la discusión es sobre la tasa de intercambio que fijarán las marcas internacionales: Mastercard y Visa.


La decisión de Santander de poner fin al histórico acuerdo de tarjetas de crédito con Transbank sigue generando revuelo. Al interior de los bancos se han analizado los escenarios posibles, que incluyen extremos como adoptar el camino del banco de capitales españoles. Sin embargo dicho punto no es el más probable, y cualquier decisión de las entidades accionistas de Transbank dependerá de las propuestas que presente la compañía.

Y eso pasa por redefinir su estrategia. Varios de los accionistas de la empresa indican que a partir de todo lo ocurrido su negocio ya no será la adquirencia y procesamiento de las transacciones, como hasta ahora, sino que probablemente tendrá que enfocarse en éste último punto. Es decir, su negocio sería el switch, y de la tarificación de ese servicio podría depender su futuro.

Pero aún no hay nada definido, todo sigue en estudio. La sociedad de apoyo al giro está a la espera de lo que ocurra con la decisión del TDLC que los obliga a construir una nueva tabla tarifaria, esto luego de la consulta realizada por Cruz Verde en 2016. A fines de septiembre la compañía reclamo a la Corte Suprema, algo que podría resolverse durante la primera parte de 2019.

Por eso, es que la Transbank está trabajando con diversos escenario, que incluyen las tasas de intercambio, qué bancos operarán con dicho modelo, la relación tasa de intercambio/merchant discount, condiciones de los nuevos contratos de operación para emisores que operen con tasa de intercambio y accedan a red de Transbank, y la eventual fijación de nuevo tarifado a comercios en concordancia con fallo TDLC.

¿Qué son las tasas de intercambio?

El precio que se le cobra a los comercios cuando una persona paga por un bien o servicio mediante un POS, puede ser fijado de dos formas distintas. La primera, que es la que ocurriría en Chile, es una tasa de intercambio fijada por un tercero, en este caso serían las marcas internacionales como Mastercard o VISA. La segunda opción, que ocurre en otros países, es que son los reguladores los que fijan esta tasa, tal como ha sucedido en el caso europeo.

El economista y director de Banco Bice, Bernardo Fontaine, señala que “importa que esa tasa sea competitiva, porque si tiene precios que dejan fuera de juego a los nuevos participantes, no habrá nuevos participantes”.

Asimismo, el economista agregó que “habrá que ver cómo se fija entre las partes una tasa de intercambio razonable, sino las autoridades de libre competencia tendrán que intervenir”.

El comercio celebró la decisión de Santander. El titular de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Manuel Melero, afirmó este jueves que una apertura en el mercado de pagos es bueno para la actividad, y que “es muy bienvenido y muy positivo” si todo esto se traduce en la reducción de las tasas de intercambio y en menores costos para el comercio, porque habrá mayor competencia en el mercado.

No obstante, una baja en las tasas de intercambio no necesariamente es lo que ocurrirá en la práctica. Al menos a eso apuntó este jueves el gerente general de Transbank, Alejandro Herrera, quien advirtió sobre la importancia que tienen estas tasas, las que podrían ser superiores a las que hoy están implícitas en el merchant discount, o comisión que Transbank cobra a los comercios, dijo el ejecutivo en conversación con T13 radio.

Por su parte, Javier Etcheberry, presidente ejecutivo de Multicaja, explica que “dependerá de lo que hagan Visa y Mastercard con las tasas de intercambio. Serán cuidadosos porque si las fijan muy bajas, los bancos pueden perder interés en emitir medios de pago, y si las fijan muy altas los comercios pueden negarse a recibir pagos con tarjetas”.

Con todo, se avizoran nuevos aires para Transbank. Sin ir más lejos, el gerente general de la sociedad de apoyo al giro, Alejandro Herrera, reconoció que la salida Santander abre la puerta a que más bancos hagan lo mismo y que, finalmente, haya una mayor competencia en el sector. “Los bancos van a poder ofrecer productos diferenciados. Eso desde el punto de vista teórico que va a desarrollar cada banco, particularmente para diferenciarse a otro y competir”, dijo Herrera.

Seguir leyendo